El Rey Proscrito

Esta película bien podría ser la secuela más seria y menos épica de Braveheart