Analizamos los motivos que rompieron Guns N’ Roses a mediados de los noventa. Hoy vuelven a tener la maquinaria a pleno rendimiento, pero hubo un tiempo en el que ni se hablaban.

Guns N’ Roses fueron la última gran banda del rock. Los Foo Fighters o Muse han intentado acercarse, sin éxito. No ha habido nada a ese nivel. Ni siquiera Oasis en su punto más álgido (Knebworth). Hoy los tipos más peligrosos del rock están de vuelta, con una gira mundial y mastodóntica que parece no tener fin. Podemos seguir disfrutando de su música y canciones, pero hubo un momento en el que esto no fue así. A mediados de los noventa Guns N’ Roses era un caos como grupo. Demasiadas cuestiones hacían la convivencia en la banda irrespirable. En el 97 Axl Rose se quedó solo al frente de la banda. Hasta 2015 nada volvió a ser lo mismo. Pero, ¿por qué rompieron Guns N’ Roses en los noventa?

Guns N' Roses

Drogas y adicciones

En Guns N’ Roses las drogas y el alcohol eran un miembro más del grupo. La música, los instrumentos, eran tan importantes como parecían serlo las adicciones de cada uno de ellos. Axl Rose se había mantenido relativamente lejos de ciertas sustancias, al menos a un nivel adictivo. ¿El resto? Un caos. Steven Adler fue echado del grupo en 1990 por sus adicciones a la heroína y cocaína. Y eso en un grupo en el que todos iban colocados, es reseñable. Slash asegura que en los primeros noventa solo dejaba la heroína cuando salía de gira, pero entonces se bebía hasta el agua de los floreros. ¿Duff McKagan? Alcohólico reconocido, capaz de beberse cuatro litros de vodka en un día. Izzy Stradlin dejó la banda en el 91 viendo la deriva de drogas y alcohol del grupo. Él se había limpiado.

¿Fue este un motivo para la ruptura de Guns N’ Roses? Puede ser, teniendo en cuenta las múltiples ocasiones en las que Axl Rose llamó la atención a sus compañeros, incluso en pleno concierto. Desde luego podemos incluirlo entre los motivos que ayudaron a llenar el vaso.

Diferencias musicales

Una de las cuestiones que siempre salen a la palestra cuando toca hablar de porqué rompieron Guns N’ Roses es esta. Axl Rose cogió el timón musical de la banda y fue girando el sonido hacia lo que él creía adecuado. Esto no siempre gustaba a sus compañeros. Slash, sin ir más lejos, aseguraba que Sweet Child O’Mine no le parecía una canción acorde para Guns N’ Roses. A posteriori discreparía en alguna más. El problema final llegó cuando a mediados de los noventa, con el grupo pensando en sacar un nuevo álbum, Slash le presentó unas demos a Axl que este rechazó sin piedad. Esto a Slash no debió hacerle mucha gracia. Posteriormente las lanzaría como el ‘It’s Five O’Clock Somewhere’ de Slash’s Snakepit.

Los aires de diva de Axl Rose

El carácter voluble y volcánico de Axl Rose nunca ayudó a que hubiera una tranquila convivencia en el seno de Guns N’ Roses. Además, con la deriva adictiva de sus compañeros de banda, el frontman decidió tomar el mando y decidir hacia donde iba el proyecto. El resto, demasiado metidos en su mundo autodestructivo, parecía no querer más jaleos. El problema llegó cuando Axl Rose empezó a exigir más a sus compañeros, tratándolos en ocasiones como meros músicos de sesión. Por no decir sobre sus tardías apariciones en los conciertos. Algo que al resto del grupo no le gustaba y, sin duda, un buen motivo para la ruptura de Guns N’ Roses.

Por qué rompieron guns n roses

Las malas relaciones dentro de Guns N’ Roses

Al hilo del anterior apartado, podemos señalar sin temor a equivocarnos que las relaciones entre ellos no eran las mejores. Con Axl Rose sintiéndose amo y señor, y el resto entre molestos y colocados o borrachos, aquello debía ser un despelote. Además había cuestiones personales. Como la ex novia/mujer de Slash, Perla Hudson, a quien Axl odiaba con todas sus fuerzas. Tiempo después Slash ha admitido que sus relaciones no eran tan malas como creían, simplemente había demasiada gente por medio que les dificultaba tener una amistad normal.

Mánagers, abogados y agentes

En Guns N’ Roses había muchos intereses. Tantos que superaban a la banda. Discográfica, abogados, mánagers, agentes, todos con ganas de llevarse un pedazo de la enorme tarta que era la banda más peligrosa de aquellos años. Por eso este puede tomarse como un añadido al porqué rompieron Guns N’ Roses. Así lo señalan en la actualidad los propios miembros de la banda. Jóvenes, no supieron poner un freno a las ansias de poder y dinero que había a su alrededor y eso terminó por agotarles.

El incidente Michael Jackson

Aquí se ha escrito de todo. Si esto fue la gota que colmó el vaso o el motivo final por que rompieron Guns N’ Roses, quien sabe. Aunque fue algo previo a la ruptura definitiva del grupo. En resumen, principios de los noventa, sobre Michael Jackson empieza a pesar la sospecha de los abusos a menores. En esas, Slash acepta grabar con el Rey del Pop. A cambio de una pantalla de televisión gigante, parece ser. Eddie Van Halen se había llevado un millón de dólares. Culpemos a la droga.

¿Por qué esto pudo sumar a la ruptura de Guns N’ Roses? Axl Rose sufrió abusos de su padre cuando era un niño, a los dos años de edad. Esto marcó su personalidad y carácter. Que el guitarra de su banda se fuera a tocar con un sospechoso de ello, pudo afectarle y enfadarle. Si es real o no, nunca lo sabremos.