Seguimos rindiendo homenaje a The Beatles. A nuestra manera. Es turno de repasar las mejores canciones de Paul McCartney en solitario. Vas a encontrar una selección de temas que demuestran lo excelente compositor y músico que es el de Liverpool, algo que ya sabíamos durante su estancia en The Beatles pero que no se ha cansado de demostrar cada década. Un tipo sin miedo a probar, fallar y reinventarse. Prepárate para un viaje musical lleno de emociones fuertes.

Las mejores canciones de Paul McCartney

Junk

Como ya sucediera con la selección de canciones de George Harrison, se cuela en la lista esta ‘Junk’ que Paul McCartney había compuesto durante su estancia en The Beatles. Como quiera que la canción no pasó el filtro del resto de componentes de la banda, especialmente el de John Lennon, se quedó guardada en un cajón y Macca la lanzó en su disco debut, ese ‘McCartney’ en el que él toca todos los instrumentos. Una bonita canción pop con auténticos aromas Beatles, al ‘Álbum Blanco’, a ‘Abbey Road’.

Maybe I’m Amazed

Sorprendentemente Paul McCartney decidió no lanzar ‘Maybe I’m Amazed’ como single. Es, sin ningún género de duda, una de sus canciones más brillantes lanzadas jamás. Cantada con toda la rabia que saca de uno el amor total, el amor joven, la pasión. Dedicada a Linda McCartney, el hecho de no ser publicada como single no evitó que recibiese una gran atención por parte de las radios. Aún a pesar de ser una de las mejores canciones de Paul McCartney, poco después de su lanzamiento Faces y especialmente Rod Stewart la hicieron suya para siempre.

Uncle Albert/Admiral Halsey

Esta canción va más allá de la música. Es arte. La conjunción de partes de diferentes composiciones que Paul McCartney tenía sin finalizar y que junto a la mezcla de sonidos y efectos, como los de la lluvia, los rayos de una tormenta o un teléfono marcando, completan una canción que hizo de este single el primer disco de oro de Macca tras la separación de The Beatles.

Another Day

¿Recuerdas ‘Eleanor Rigby’? Seguro que sí. Y que tienes su historia bien presente. ‘Another Day’ pone en liza similitudes. Esta canción vuelve a contarnos la rutina diaria de una solitaria mujer. Macca sacó los primeros esbozos de la canción ya durante las sesiones de ‘Let It Be’. En este caso, eso sí, lo hace con caña, con energía, soltando un buen rock and roll en el que las melodías y armonías juegan un papel capital, como en las mejores canciones de Paul McCartney.

Too Many People

Paul McCartney y John Lennon no salieron de The Beatles como los mejores amigos. Como dos hermanos que tienen una bronca, durante un tiempo mantuvieron las distancias. El caso se agravó con sus canciones. Su pelea llegó a su música, comenzando las hostilidades Paul McCartney con esta ‘Too Many People’, a la que respondería John Lennon con ‘How Do You Sleep’. Dos líneas, por un lado ‘Too many people preaching practices’ y ‘You (Yoko) took your lucky break and broke it in two’ eran mensajes directos a la yugular de Lennon. Macca admitiría lo obvio unos años después. Claro que, cuando te dicen cosas feas de una manera tan bonita, todo parece menos importante. Gran canción.

Live And Let Die

Una canción para una película. Una gran canción para un gran personaje. ‘Live And Let Die’ es el tema de James Bond por antonomasia. Tan buena es que fue la primera canción de una película de James Bond en ser nominada al Oscar, que perdería Macca ante Barbra Streisand. ‘Live And Let Die’ es sin duda una de las mejores canciones de Paul McCartney, una que se graba en la memoria de quien la escucha, que te saca a bailar… e incluso mueve el cuerpo de Guns N’ Roses, quienes la versionaron con éxito.

Jet

Una buena y divertida canción, sin duda. Si preguntas a Paul McCartney por el significado de su letra te va a contar una cosa cada vez. Lo mismo te dice que es sobre un cachorro de su labradora, que sobre un poni o sobre conocer a su suegro. Todo muy bien relacionado y con sentido, sí. El caso es que ‘Jet’ funciona de principio a fin por su despilfarradora energía. En esta época Macca estaba de dulce y se nota, vaya que sí. Magnífica canción power pop.

Let Me Roll It

Hace ya muchos, muchos años, intentaba comprender el vasto universo post Beatle de cada uno de sus integrantes. Todos me cuadraban menos el de Paul McCartney. Sí, incluso el de Ringo Starr. Veía a Macca, por los prejuicios supongo, demasiado ‘poppy’. Hasta que descubrí ‘Let Me Roll It’. Una delicia en forma de blues rock que por sí sola consigue destrozar a cualquiera que te diga que McCartney era un flojo poperas. Desde el momento que la escuché por primera vez, hasta hoy, la considero una de las mejores canciones de Paul McCartney.

Band On The Run

Folk, rock, country y funk en una misma canción. Una de las joyas de la corona de la carrera de Paul McCartney desde 1970. Bueno, de toda su carrera. Una canción sobre libertad, sobre escapar, sobre huir. Incluso sobre criminales. McCartney divide ‘Band On The Run’ en tres partes muy diferencias, convirtiendo el tema en un jugoso medley. Hay quien dice que recuerda mucho a The Eagles pero qué voy a saber yo, si no me gustan los californianos. La banda, no todos los ciudadanos o nativos del Estado.

Silly Love Songs

La línea de bajo bien merece que ‘Silly Love Songs’ se haga un lugar propio en esta lista de mejores canciones de Paul McCartney. Eso y el hecho de que es una buena canción. Puede que en su carrera tras la ruptura de The Beatles las tenga superiores a esta, pero aquí hay una intrahistoria que merece su inclusión. Y es que Macca de nuevo le devuelve una puya a John Lennon. Él, crítica y público le achacaba a Paul que únicamente escribía canciones de amor poperillas, sin punch, sin energía. Y como Macca no le veía problema a esto, no dudó en atacar con todo en una… canción de amor. Mangífico.

Ebony and Ivory

‘Ebony and Ivory’ fue vetada por el régimen del Apartheid sudafricano. Solo esto ya la convierte en buena canción. McCartney se junta con Stevie Wonder y desde la ya clara alusión del título hacen una magnífica interpretación de una letra que no se corta un pelo. Desde las teclas blancas y negras de un piano hablan de temas raciales e integración. Las voces de ambos empastan a la perfección, convirtiendo el primer dueto de Macca en un éxito mundial. Después llegaría su unión con Michael Jackson, pero más sobre esto después.

Here Today

Paul McCartney intenta hablar con John Lennon tras el asesinato de este. Su amigo del alma, ese con quien aún tenían miles de conversaciones pendientes, ese con quien había discutido. El problema es que no obtiene respuesta. En ‘Here Today’, acompañado de unas magníficas cuerdas al estilo de ‘Yesterday’, Macca se imagina como podría ser una charla más con su amigo. Lloró escribiéndola y lloró tocándola en directo. Si la escuchas pensando en ellos y su amistad, lo que construyeron juntos, se te pondrá la piel de gallina.

Say Say Say

En 1983 juntarse con Michael Jackson era sinónimo de éxito. Y Paul McCartney lo sabía. Además tenía una buena relación con él, que después se rompería a cuenta de los derechos de las canciones de The Beatles. ‘Say Say Say’ es un tema bailable, al estilo de Jackson, en el que Macca se engancha a la perfección. Aunque de composición compartida, bien merece ser incluida en nuestra lista de mejores canciones de Paul McCartney.

Calico Skies

Quería meter un tema de ‘Flaming Pie’, el disco que Paul McCartney lanzó en 1997 y le devolvió a las listas de éxitos. Las opciones eran variadas: ‘Young Boy’, ‘Beautiful Night’, ‘The World Tonight’, ‘Great Day’… pero me quedo con ‘Calico Skies’. Hay algo del McCartney más Beatle en ella –y en todo el disco- que me engancha y enamora desde el primer acorde. Su voz, la suavidad de la guitarra, perfecta.

Pretty Boys

Cuando Paul lanzó ‘McCartney III’ me quedé boquiabierto. Me encantó la propuesta, sus canciones, todo. La trilogía parecía completa. Pero poco después Macca lanzaba el mismo disco en forma de remixes y versiones con colaboraciones de otros artistas. Y aquí, viendo la lista, entendemos rápidamente porque McCartney sigue acertando con su música: está vivo, atento a lo que se hace en el mundo. Y como quiera que me encantan Khruangbin, no podía sino seleccionar esta ‘Pretty Boys feat. Khruangbin’ que es una auténtica joya.