Las historias tristes tienen algo que se embellecen por si solas. Como si nos gustase recrearnos en la soledad de otra persona, en sus problemas y dilemas internos y personales. Quizá por eso los realitys televisivos tienen el tirón que tienen, aunque sea bajando el nivel a la altura del barro. El caso es que la de Nick Drake, como os decíamos aquí, es una de esas historias duras, difíciles, que la música nos ha dejado en las últimas décadas. Un tipo con un sueño: triunfar en la música. Vivir de ello. Labrarse un nombre. Alcanzar la fama. Sin embargo, sus problemas personales unidos a una crítica y público que le dieron la espalda lo hicieron imposible. Algo sí nos quedó de todo aquello: preciosas canciones que se mantienen tan frescas como el día que se lanzaron, en los 60 y 70. Como estas:

(Playlist de Spotify con las mejores canciones de Nick Drake al final del texto)

Time Has Told Me

Quizá esta Time Has Told Me no sea una de sus mejores canciones. Quizá alguna otra puede sustituirla en esta breve lista. El caso es que este top, este ranking con las mejores canciones de Nick Drake lo construye quien escribe y por tanto este tema debe estar. Por cuestiones personales tan sencilla que cuando descubrí al artista me enganché a esta canción como si me pagasen dinero por ello. Genera en mí algo magnético y no podía empezar este post de otra manera. Fue, además, la primera canción que le escuchamos, el arranque de su primer disco: ‘Five Leaves Left’.

River Man

Seguimos en ese disco debut de Nick Drake. ‘Five Leaves Left’ nos dejó varias joyas a las que volver siempre. Una de ellas es esta River Man, un tema que es sin duda alguna una de las mejores canciones de Nick Drake, una de sus obras magnas. Escrita por un joven veinteañero, aquí empezamos a notar matices de lo que estaría por llegar, de una madurez temprana, de una manera de enfocar las canciones y sus letras que nos señala algo grande está por llegar. No os perdáis la letra, una especie de bello poema que tiene un encanto especial.

‘Cello Song

No tenía pensado seguir un orden de publicación, pero parece que en esas estoy, ya que de repente veo que no salgo del primer álbum de Nick Drake. ‘Cello Song es la canción que abre la segunda cara de ‘Five Leaves Left’. Es una delicia escuchar y sentir la mezcla generada por la frágil y sutil manera de tocar la guitarra del artista con los acompañamientos musicales que le añadieron. Quizá a él no le convencieron en su momento, pero la realidad nos dice que casan genial.

Fruit Tree

Por continuar el orden de discos, es turno de esta pequeña joya escondida que es Fruit Tree. Digo escondida por encontrarse en el tramo final de la cara B de ese ‘Five Leaves Left’, y también porque no suele estar incluida entre las mejores canciones de Nick Drake. A mí que me lo expliquen. Cuerdas y viento dotándole a la canción de una presencia muy potente, con la voz de Drake casi en un segundo plano. La guitarra nos guía de fondo, como si nos encontrásemos perdidos en medio de la campiña inglesa y nos faltase esa guía que nos proporcionan las seis cuerdas. Nick Drake nos habla de lo dura, solitaria y cruel que puede ser la fama. Esa que él no tuvo. ¿Resentimiento?

Hazey Jane II

Comienza Nick Drake su segundo disco, ‘Bryter Layter’, con esta Hazey Jane II en la que nos habla sin reparo alguno de lo difícil que es encajar en el mundo. Un planeta que él ve lleno de gente. Con esta canción nos muestra esos miedos personales que tuvo desde que era un chaval. Y curiosamente lo hace con una canción que musicalmente nos muestra alegría y alborozo. ¿Nos mandaba un mensaje encubierto? ¿Era realmente feliz en su soledad?

One of These Things First

En mi caso y tal como ocurría con Time Has Told Me, esta One of These Things First fue una de las canciones que me hizo enamorarme de la música de Nick Drake. En este tema el artista vuelve a mostrarnos sus dudas, en este caso concreto con respecto a sus elecciones vitales. ¿Por qué músico? No tenía ningún éxito. Como no parecía tenerlo en cualquier cosa que hacía pero, para él, siempre con la sensación de elegir mal su destino.

Sigue leyendo: la difícil e introvertida vida de una leyenda, Nick Drake

Northern Sky

Nada más y nada menos que John Cale pidió participar en alguna grabación de Nick Drake y tuvo que hacerlo en esta Northern Sky, que no es solo una de las mejores canciones de Nick Drake sino también uno de sus temas más celebrados y recordados. No es para menos. Su voz suena más frágil que nunca, cantándole a ese amor no correspondido, a ese amor que duele hasta querer perderte y dejarlo todo atrás. Drake quiso que esta Northern Sky fuese el single de salida de ‘Bryter Layter’ pero incomprensiblemente su discográfica no lo permitió.

Pink Moon

Siguiendo el orden de discos y canciones, es turno de arrancar ‘Pink Moon’ con la canción que abre y da nombre al último LP de Nick Drake. Un disco en el que hay un cambio radical: nada de arreglos ni acompañamientos instrumentales, aquí sería Nick Drake con su guitarra y contra el mundo, excepto en este primer tema en el que él mismo toca el piano. ¿A qué cantaba aquí Drake? Ni idea. Un misterio. ¿La muerte? ¿El apocalipsis? ¿Nada?

Place To Be

Quizá sea un poco injusto con ‘Pink Moon’ incluyendo solo dos de sus temas en esta lista con las mejores canciones de Nick Drake -subjetiva hasta el extremo, faltaría más-, pero me guardo la décima para una póstuma. En esta Place To Be habla con crudeza y en un estado depresivo sobre el paso del tiempo. La crueldad con la que se dirige a si mismo (“Now I’m weaker than the palest blue / Oh, so weak in this need for you”) nos habla claramente del estado anímico en el que se encontraba en esta última etapa de su vida.

Time Of No Reply

Esta canción de Nick Drake tuvo que esperar hasta 1986 para ser publicada de manera oficial, aún a pesar de ser grabada en las sesiones del disco debut ‘Five Leaves Left’. Enigmático, cautivador, de nuevo solitario, las claves de su carrera estaban ahí desde el principio como hemos venido descubriendo y disfrutando con su música. En esta canción incluso vemos a un Nick Drake dubitativo en la interpretación vocal. Curioso cuánto menos.