Un artista único e irrepetible, las mejores canciones de John Lennon nos acompañan desde principios de los sesenta. Ya sea con The Beatles o en solitario, el de Liverpool demostró que sabía tocar muchos palos y hacerlo todo bastante bien, incluso sobresaliente. Cierto es que la de Lennon fue una personalidad con múltiples aristas y durante un buen tiempo alguien con lados oscuros muy marcados. Sin embargo eso ya os lo contamos en su momento, hoy es turno de celebrar la música y canciones de John Lennon en solitario.

Su etapa Beatle quedó atrás a partir de aquel fatídico 1970 en el que miles de fans sintieron que algo se les rompía por dentro. En su carrera en solitario Lennon demostró ser tan rockero como en sus inicios, tan melódico, calmado y hasta popero cuando la situación lo requería. Ni siquiera sus cinco años de retirada musical hicieron que su música perdiera interés. Cuando volvió con ‘Double Fantasy’ volvió a enamorar al mundo. Por desgracia Mark Chapman no nos dejó seguir disfrutando de las mejores canciones de John Lennon.

Give Peace a Chance

Esta ‘Give Peace a Chance’ se convirtió inmediatamente (1969) en uno de los grandes himnos tanto de John Lennon como del movimiento pacifista. El mensaje es claro y directo, y con su estribillo pegadizo consigue que la cantes y celebres sin darte cuenta. Número dos en el Reino Unido, solo llegó al 14 en Estados Unidos porque a ver qué va a ser eso de celebrar la paz en medio de la Guerra de Vietnam. Malditos hippies y tal. Así que la celebramos nosotros, abriendo esta lista de mejores canciones de John Lennon con ella.

Instant Karma

Otro himno de Lennon, otra canción construida con un claro mensaje pacifista y buen rollista, aunque leyendo la letra pueda parecer lo contrario. En esta época, a finales de los 60 y principios de los 70, al artista se le caían los himnos como churros. Unido al movimiento pacifista y siendo una de sus principales cabezas visibles, Lennon buscaba lanzar ese mensaje a todo el mundo de la manera que mejor se le daba: con canciones. ‘Instant Karma’ es otra de esas canciones pegadizas que no cuesta nada ponerse a cantar. Y recuerda: debemos ser responsables por el destino no solo nuestro, sino también por el de la humanidad.

Sigue leyendo: la muerte y asesinato de John Lennon en manos del cobarde Mark Chapman

Working Class Hero

‘A working class hero is something to be’. Eso y una canción folk con pocos arreglos es todo lo que necesita John Lennon para darnos una excelente y revolucionaria canción. Está muy bien lo de querer ser de clase media, pero una cosa es que te hagan serlo y otra serlo. Mantente en el barrio, mantente en la lucha, mantén tus valores e ideales de ayuda al prójimo. Lennon buscaba hacer llegar el mismo mensaje que con ‘Give Peace a Chance’, aunque quizá en esta más oscura canción no hay esa cosita pegadiza que te lleve a cantarla.

Mother

La infancia de John Lennon no fue sencilla. Tampoco su adolescencia. Un padre ausente, una madre que pronto se rindió a tener que criarle en pos de que lo educase su hermana Mimi. Su madre muere atropellada por un coche cuando Lennon solo tenía 17 años y pasa dos años bebiendo en exceso y peleándose con todo lo que pillaba por delante. Esta canción va para ella –y su padre ausente-, en un desgarrador canto por el dolor que le supuso perderla y no haber podido disfrutar un poco más de ella. Duele.

Power to the People

Siguiendo con el mensaje pacifista y de izquierdas John Lennon nos trae otra joya como esta ‘Power to the People’. El artista no se cortaba un pelo al señalar que esta y otras como ‘Give Peace a Chance’ las había escrito y compuesto para que la gente las cantase y tararease de manera sencilla. Mensaje importante, canciones sencillas para todo el mundo. Hacer llegar tu mensaje, vaya. El Lennon más político estaba en pleno apogeo y no se cortó un pelo en aprovecharlo. Esta sería una de esas canciones de las que renegaría, en un proceso demasiado habitual –y un tanto cansino- de Lennon. A nosotros nos encanta y es sin duda una de nuestras mejores canciones de John Lennon.

Imagine

‘Imagine’ es probablemente la canción más conocida de John Lennon, por encima incluso de cualquiera de sus composiciones en The Beatles. No solo fue su single más vendido –y sigue siéndolo-, sino que con su letra consiguió y consigue inspirar a personas en todo el planeta. Imagina un mundo en paz, sin odios, sin religiones que fomenten la división, sin banderas. ‘Imagine’ fue producida por un Phil Spector al que John Lennon sacó en estos años de un semirretiro al que se había dejado llevar el estadounidense. Curioso lo de esta canción. Pacifista hasta el extremo, soñadora, utópica… grabada por un tipo que admitió ser violento con amigos y parejas, y producida por un tipo que no solo era violento sino también un asesino. Ah, el rock y sus dilemas.

Sigue leyendo: las dos caras de un violento John Lennon

Happy Xmas (War is Over)

El mundo anglosajón tiene una maravillosa costumbre de lanzar cada año numerosos discos navideños. También canciones sueltas. Lo hicieron The Beatles, lo han hecho muchos grandes grupos y artistas. John Lennon lanzaba en 1971 una navideña tonada con esta ‘Happy Xmas (War is Over), y aprovechaba para asimismo convertirla en una canción protesta contra la Guerra de Vietnam… y todas las guerras, realmente. La guerra se acaba si tú y yo queremos.

Jealous Guy

Escrita como ‘Child of Nature’ en una primera instancia en 1968 cuando The Beatles trabajaba en la construcción del ‘Álbum Blanco’. No sería hasta el álbum ‘Imagine’ que ‘Jealous Guy’ cobraría vida. Una canción autobiográfica esta ‘Jealous Guy’ en la que John Lennon nos cuenta sus errores con sus parejas y sus inseguridades. La línea ‘I began to lose control’ deja bastante claro que fue violento y pegó a sus parejas, Cynthia Powell y Yoko Ono. Nunca lo negó, lo hizo público y esta canción es una de sus formas de disculpa. Hijo de otro tiempo y cortes morales, tampoco es disculpa. Tampoco su traumatizada infancia y adolescencia.

Sigue leyendo: la grabación de ‘Revolver’, el gran álbum de The Beatles

Gimme Some Truth

Esta ‘Gimme Some Truth’ debe estar en cualquier top de mejores canciones de John Lennon. ¿El motivo? Su letra. Tan actual en 1971 como en 2020 o el año que prefieras. En ella Lennon se muestra harto de los políticos y sus mentiras, como si nos cantase hoy a nosotros, a nuestro oído. Hartos de cómo juegan con nosotros, la rabia con la que canta Lennon este cañero tema es nuestra rabia, nuestra ira y nuestro enfado. Vaya inicio de carrera en solitario, amigo.

Mind Games

‘Mind Games’ comienza su creación en 1969, con otro nombre e idea. ‘Make Love, Not War’, una de las frases emblemas de finales de los sesenta daba título en aquel momento a la canción. Los años pasaron y aquella frase quedaba olvidaba, enterrada en un cajón que no volvería a abrirse. Sin embargo si esta aquí junto al resto de grandes canciones de John Lennon es porque un día decidió rescatarla y convertirla en este excelente tema. Nos habla del amor, de la unidad, del futuro, y todo desde un punto de vista positivo ya que Lennon no quiso quitarle ese aura a la canción. Genial.

Whatever Gets You Thru The Night

Esta puede que sea una elección muy personal y pocos estéis de acuerdo. Un simple entretenimiento, que también está bien entre tanta canción con mensaje. Lo que sea que te mueva, está bien. Lo que sea que te guste, estará bien. No te preocupes por nada, vive, disfruta, sea la noche o el día, sé tú mismo. Eso es lo que te cuenta John Lennon, en líneas generales, en este sencillo tema que fue el single de salida de ‘Walls and Bridges’, su quinto disco en solitario. Y oye, funcionó llegando al número uno en Estados Unidos.

Sigue leyendo: Pete Best, el Beatle que no lo fue. Rozando la gloria

(Just Like) Starting Over

Esta ‘(Just Like) Starting Over’ fue su último single publicado en vida. Y el más exitoso que tuvo John Lennon en Estados Unidos, ya que aunque solo había alcanzado el número seis en las listas, tras su muerte llegó a estar cinco semanas en el número uno. Fue sin duda la canción perfecta para retomar su carrera tras el parón de cinco años. Una canción que habla de reiniciar y recuperar ese amor que a veces se evapora en las rutinas tediosas del día a día.

Woman

John Lennon había hecho su proceso de redención de ese pasado turbio y complicado al que cantaba en ‘Jealous Guy’ y lo remataba en esta ‘Woman’. Sin duda una de las joyas y mejores canciones de John Lennon. En ella le canta a su mujer, Yoko Ono, y también a todas las mujeres del mundo. En Bermudas tuvo la noción de que las mujeres no eran suficientemente reconocidas por todo lo que hacían en el mundo y quiso poner su granito de arena. Daba por hecho algo de lo que no se hablaba y que ya tocaba poner en el tapete. Así construyó esta bellísima ‘Woman’.

Watching the Wheels

John Lennon disfrutó de cinco años de parón creativo y musical, desde 1975 a 1980. De eso nos habla en esta ‘Watching the Wheels’ en la que parece hablare a su hijo Sean. Nos cuenta esos años de no hacer nada, de vivir, de disfrutar y dejar el tiempo pasar. Viendo la rueda moverse, yendo y viniendo, sin nada más que hacer. Y con eso y una preciosa melodía Lennon consiguió una canción número uno. Porque a veces no necesitamos historias grandilocuentes, sino simplemente hablar de la nada y de todo a la vez.

Sigue leyendo: George Martin, el hombre que dio sentido a las canciones de John Lennon

Beautiful Boy (Darling Boy)

Dedicada a su hijo Sean Lennon, esta ‘Beautiful Boy (Darling Boy)’ pone el punto final a nuestra lista con las mejores canciones de John Lennon en solitario. Una preciosa balada en la que el artista comienza consolando a su hijo para después desatarse cantando su eterno amor por él. Además, debe estar entre todas estas canciones por una de las líneas más recordadas de la música de John Lennon: ‘life is what happens to you while your busy making other plans’. Sí, esa de ‘la vida es eso que pasa mientras estás ocupado haciendo planes’ que habréis visto en cientos, qué digo cientos, miles de publicaciones en Instagram o la red social de turno. La turra influencer.