Si hubo un grupo que se quedó a las puertas de hacer historia en los años sesenta ese fue Small Faces. En este post hablábamos largo y tendido sobre ello. Una de esas bandas que lo tenían todo para triunfar, especialmente unas canciones que forman parte de la banda sonora de una década que ha quedado en la mente de muchos melómanos como una época dorada de la música. Es momento de repasar las diez mejores canciones de Small Faces. A disfrutar con la psicodelia, el rock, el pop y el sonido más mod que dio Inglaterra.

Itchycoo Park (1967)

Sin duda esta Itchycoo Park es una de las más reconocidas canciones de los cuatro pequeños londinenses. Uno de sus mayores hits en lo que a listas se refiere, llegando al número tres cuando fue lanzada en pleno verano del amor. Una canción censurada en la BBC tras su lanzamiento por sus nada veladas referencias a colocarse. El veto fue levantado rápidamente cuando el grupo aseguró que la canción iba sobre un parque al que solían ir de pequeños. Ya, claro, y ahora volvéis para poneros del revés.

Lazy Sunday (1968)

The Hollies picaban a Steve Marriott con el simple argumento de que nunca utilizaba su verdadero acento cockney para cantar. Marriott, de carácter peculiar, no dudó en darles esta ‘Lazy Sunday’ en la que suelta todo su acentazo excepto en el último bridge y los dos últimos coros. Por lo demás, otra gran canción de la banda, una de esas que quedó como sonido de una época, en la que Marriott canta a las broncas y conversaciones que solía tener con sus vecinos.

All Or Nothing (1966)

Palabras mayores en lo que a su discografía se refiere. Esta ‘All or Nothing’ fue el único número 1 de Small Faces en las listas británicas. Aquí los londinenses sueltan unos coletazos hardrockeros años antes del establecimiento del subgénero como tal. La letra tiene un claro toque romántico y se manejan dos teorías, ambas válidas, sobre a qué ruptura se refería Marriott al cantar este tema, que no es solo una de las mejores canciones de Small Faces sino, también, una de las más destacadas de los años 60.

Sha La La La Lee (1966)

Tercera canción publicada por los británicos y un clásico de su sonido. Sin quererlo ni beberlo, Small Faces publicaba una de sus mejores canciones cuando 1966 apenas estaba desperezándose. Era el mes de enero y con este tema los londinenses se colaron en el número tres de las listas, avisando de lo que estaría por llegar al menos en lo musical. ‘Sha La La La Lee’ le supuso a Small Faces el aumento de una base de fans femenina que poco a poco fue cansando a Steve Marriott hasta el punto de abandonar la banda en 1969. Encima ni siquiera estaba escrita por ellos, ya que fue una imposición de su manager Don Arden.

Tin Soldier (1967)

Que esta canción solo llegase al número nueve de las listas en el Reino Unido puede verse como un insulto al grupo londinense. Así de claro. Lo tiene todo: musicalmente impecable, una letra contundente y pegadiza y la quizá mejor interpretación de Steve Marriott a la voz. Numero nueve. ¿En serio Reino Unido? Quizá se pasaron un poco con el LSD y la prueba de drogas y se quedaron sin dinero para comprar el single, que encima venía acompañado en la cara B de otra de las mejores canciones de Small Faces como era ‘I Feel Much Better’.

My Mind’s Eye (1966)

La intrahistoria de esta canción tiene su miga. Small Faces grabaron ‘My Mind’s Eye’ con la firme convicción de que iría en su siguiente disco. Don Arden, su tiránico manager, tenía otras intenciones. A espaldas del grupo lanzó el single para aprovechar las fechas navideñas, en vista de que Small Faces no tenía intención de grabar nada para esa etapa del año, una en la que las ventas de discos crecían. La traición, una más, de su agente no les vino mal ya que alcanzaron el número 4 de las listas con esta bella canción en la que la armonía vocal juega un papel preponderante y precioso.

Wat’cha Gonna Do About It (1965)

Primer single del grupo y, personalmente, una de mis canciones favoritas de Small Faces. Un tema que te anima a cantar, dar palmas y bailar al pegadizo ritmo del bajo, con la desgarrada y agresiva voz de Steve Marriott y esos riffs que van como un cañón al alma. Tuvo una larga vida en las listas británicas, catorce semanas, pero solo pudo alcanzar el puesto número 14. Ni siquiera los esfuerzos económicos de su agente la ayudaron a subir: supuestamente se dejó hasta 14.000 libras de la época para ello.

Afterglow of Your Love (1969)

Otra canción con intrahistoria curiosa. Publicada originalmente en el disco ‘Odgen’s Nut Gone Flake’, cuando Small Faces ya estaban disueltos, su manager de entonces Andrew Loog Oldham decidió aprovechar la coyuntura y publicar esta canción como single de forma no autorizada por la banda. No solo eso, sino que contiene ligeros cambios con respecto a la versión del disco. Psicodelia, soul, hard rock, una mezcla potente que funciona genial. Además iba acompañada como single de ‘Wham Bam Thank You Mam’, una muestra clara de hacia donde iba a tirar Steve Marriott con Humble Pie y, sí, también una de las mejores canciones de Small Faces.

Hey Girl (1966)

‘Hey Girl’ es un tema que quizá pocos incluyan en una lista de diez mejores canciones de Small Faces, pero ojo con lo que tenemos entre manos. Cuarto single del grupo y con claras reminiscencias a ‘Wat’cha Gonna Do About It’, esta llegó al diez de las listas con un sonido enérgico y un estribillo muy pegadizo. Mucho Rythm and Blues por aquí, un género del que el grupo sabía sacar muy buenos resultados en forma de canción.

Here Comes The Nice (1967)

Pop psicodélico con un toque beat, esta ‘Here Come The Nice’ fue el primer single de Small Faces con Immediate Label tras dejar Decca. La canción es en si misma una oda a las drogas, por lo que sorprende y mucho la facilidad con la que escapó la censura de la época. Habla directamente de speed y nada, o a alguien no le apetecía trabajar o no le dieron importancia.