En 2016 Liam Gallagher llamaba locos a aquellos que le pedían un disco en solitario. En 2017 ese álbum es una realidad. Desconocemos qué ha pasado en ese tiempo para que el más gamberro de los Gallagher cambie de opinión, pero el resultado, As You Were, es un disco más que aceptable y que escuchamos con ganas. Esto quizá venga motivado por el deseo de enfrentar musicalmente a los dos hermanos. Ahora por fin podemos hacerlo.

Tras Beady Eye, ese fallido proyecto con los últimos miembros de Oasis, las esperanzas puestas en un buen álbum de Liam Gallagher eran casi inexistentes. Sus declaraciones no ayudaban. Y quizá por eso nos sorprende tanto el resultado de lo que escuchamos. Porque sin ser As You Were un gran disco, sí es uno de esos que gusta desde la primera escucha. Que nadie espere sorpresas, Liam -y sus productores- no se ha complicado la cabeza al realizar el álbum. Tirar de referencias básicas en la historia musical del cantante de Manchester, hacer canciones agradables y esperar a ver los resultados.

Y son buenos. Liam Gallagher no se ha complicado. Ha tirado de sus referencias musicales para completar su primer disco en solitario. “Solitario” así, entre comillas, porque las ayudas de Greg Kurstin, Dan Grech-Marguerat y Andrew Wyatt hacen que solo seis de las doce canciones del álbum esten firmadas por Liam en exclusiva. ¿Y cuáles son esas referencias? La música de los sesenta y setenta, con The Beatles, The Rolling Stones, The Who, y The Kinks a la cabeza, y también T-Rex, u otros más ‘recientes’ como The Stone Roses. Y Oasis, por supuesto. Nada nuevo bajo el sol. Y para muestra las 17 referencias que NME ha encontrado en su álbum.

As You Were arranca con uno de sus mejores temas, el que fuera primer single Wall of Glass. Uno de los mejores momentos del disco ya para empezar, aunque es de justicia decir que es un producto completo y no la suma de varias canciones sueltas con morralla a su alrededor. Junto a Wall of Glass destaca el arranque con Bold y Greedy Soul, buenos ritmos con diferentes sonidos que anteceden los medios tiempos que vendrán a continuación. Y es ahí precisamente donde el disco crece.

En ese tramo Liam busca en el cajón de The Beatles y John Lennon para crear Paper Crown, se gusta y recuerda a Oasis en For What It’s Worth, y se luce en Chinatown. Sí, se luce. Si a lo largo de todo el disco nos sorprende el buen nivel vocal que demuestra el pequeño de los Gallagher, en Chinatown es él mismo el que decide disfrutar de ello. Y sí, Liam canta en As You Were como hacía tiempo que no lo conseguía. Y eso nos lleva a preguntarnos sí de verdad necesitaban tantos efectos y producción en su voz.

Chinatown nos deja uno de los momentos curiosos del disco. El inicio del tema nos recuerda al Green Gloves de The National. ¿Plagio? La sospecha nos queda ahí. También merecen ser destacadas otras como Come Back To Me, You Better Run, I Get By o When I’m in Need. Y sin quererlo uno se da cuenta de que le ha gustado el disco al completo. Por supuesto le sacamos algunos peros, como la ausencia de algún estribillo potente que nos enganche al cien por cien para cuando vayamos a disfrutar del disco en sus directos.

Te recomendamos: Oasis en Knebworth, 20 años después

En el debe también la sensación de no ser un disco puramente de Liam, ante toda la mano metida por los productores. Y la ausencia de originalidad es notoria. Imita y juguetea con sus referencias, pero toma cero riesgos. Eso hablando de un primer disco en solitario y viniendo de un tipo que tiene una trayectoria a sus espaldas, nos decepciona. Pero Liam Gallagher es quien es, tampoco podemos pedirle peras al olmo. Quizá por eso disfrutamos tanto de As You Were, por escucharlo sin pretensiones de ningún tipo.

Liam ha tenido bastante tiempo para hacer promoción previa de su disco. Y lo ha hecho. Declaraciones en su línea contra otros artistas o el mundo de la música en general han sido la nota habitual durante los últimos meses. Al menos ha sido capaz de responder y ofrecer un producto que a sus fans les encantará. Y no se puede decir que el resultado global sea malo, al contrario.

Nos quedan ganas de ver cómo el hooligan mancuniano defenderá el álbum en directo. Cuando quiera hacer saltar y cantar a la gente siempre tendrá el repertorio de Oasis, pero al menos sabemos que tiene material suficiente en solitario para ofrecer un buen concierto. Con As You Were el aviso de Liam es claro. Y quizá se lo mande a una persona en concreto: Noel Gallagher. Cuidado Noel, tu hermano sabe cuidarse solo.