La discografía de John Lennon en su carrera en solitario tras su maravillosa etapa con The Beatles nos dejó discos muy diferenciados entre sí. Desde una etapa inicial más reivindicativa, a un par de álbumes finales que nos mostraban a un Lennon mucho más melódico y tranquilo.

John Lennon/Plastic Ono Band (1970)

Discografía John Lennon

En sus últimos años con The Beatles John Lennon ya había experimentado con la publicación de discos en solitario. Habiendo lanzado tres álbumes y siendo estos además experimentales, pasaron sin pena ni gloria. Excepto si te van las drogas duras musicales -o no-, o si eres un die hard fan, nuestro consejo es que te olvides de esos tres discos y vayas directamente a este ‘John Lennon/Plastic Ono Band’ que publicaba en 1970.

Comenzó una de sus costumbres: rodearse de amigos que le arropasen y ayudasen en la creación del disco. En este caso pasaron por el estudio Ringo Starr, Klaus Voorman o Billy Preston. El resultado de ‘John Lennon/Plastic Ono Band’ es un interesante punto de partida para la carrera en solitario de John Lennon. Las canciones se muestran muy influencias por la terapia primal que experimentaba y de la que luego echó pestes. Hizo top 10 en el Reino Unido y Estados Unidos. No estaba mal para John Lennon empezar así su discografía.

God

 

Dejando a un lado los temas del disco incluidos en nuestro repaso a las mejores canciones de John Lennon, esta God no podía dejarse pasar. Lennon divide la canción en tres partes, una en la que nos avisa que Dios es solo un concepto bajo el que medimos nuestro dolor. Después describe todo en lo que no ya no cree: Buda, Dylan, Elvis, Kennedy o The Beatles. Aquí habla de su cambio como persona y su nueva realidad. ‘The dream is over’.

Love

 

Love era la canción por la que John Lennon apostaba en un principio como single de salida -y único- de este buen álbum que es ‘John Lennon/Plastic Ono Band’. Una canción tan sencilla que no parece que sea del mismo artista que años atrás había construido ‘A day in the life’. Una guitarra acústica, la voz de Lennon y el acompañamiento de Phil Spector al piano mientras el artista nos cuenta cosas bonitas.

Imagine (1971)

Arctic Monkeys Favourite Worst Nightmare

Este es el disco de LA CANCIÓN por antonomasia de la discografía de John Lennon en solitario. Muchos quizá ni sepan que el Beatle sacó un disco bajo ese mismo nombre. ‘Imagine’ fue un paso adelante en la evolución de su trabajo como artista, buscando canciones con más arreglos instrumentales, dejando a un lado la simpleza que mostraban las canciones de ‘John Lennon/Plastic Ono Band. Un disco que no decae en ningún momento y con escenarios brillantes donde Lennon saca a relucir su magia en quizá uno de sus mejores momentos desde el final de The Beatles.

‘Imagine’ fue un éxito total y absoluto, tanto de crítica como comercial. Fue número uno en medio mundo, incluyendo los principales mercados, aupado por esa canción que sigue enamorando a todo el planeta y que da nombre al disco. Con su clásico toque político, a Lennon acabó por dejarle un regusto amargo al sentir un sonido demasiado comercial, blando quizá, en el resultado final del álbum. Las cosas de John Lennon.

How do you sleep?

En How do you sleep? John Lennon pone de vuelta y media a Paul McCartney tras considerar que este le había atacado en ‘Ram’. La canción no tiene pérdida. Lennon se desata y suelta su viperina lengua –y la tenía bien larga– contra su amigo, sin cortarse un pelo, diciendo que McCartney hace música de ascensor, que el ‘Sgt. Peppers’ se le ocurrió de casualidad o que lo único bueno que hizo fue ‘Yesterday’. Ah, y con George Harrison por ahí para hacer más daño. Ringo Starr se negó a participar.

It’s So Hard

Brillante blues de un John Lennon que con esta canción vuelve a mostrar las tremendas dudas con las que vivía. Dicotomía andante, en It’s So Hard nos habla de las dificultades del día a día, de la vida en general. Algo que no pasaría de anecdótico si no fuera porque fue la cara B de ‘Imagine’ como single. Por un lado la utopía, el amor, la paz, por otro la dificultad. John Lennon en estado puro.

Some Time In New York City (1972)

John Lennon Discografía

John Lennon no abandonaba la línea política de sus anteriores trabajos, aunque en esta ocasión lo haría sin el respaldo de la crítica. Incluso hay quien hoy en día sigue sin verlo con buenos ojos. No será su mejor disco pero desde luego en este ‘Some Time In New York City’ había material rescatable y algunas canciones bastante interesantes. Quizá quitándole las tres canciones de Yoko Ono el álbum ganaría empaque.

Además, su fuerza radica en ese formato de álbum doble con actuaciones en directo. Ahí seguimos disfrutando con el nivelazo del Beatle, aunque si somos justos el hecho de que en la cara D escuchemos a Lennon tocar junto a Frank Zappa y The Mothers of Invention hace que el álbum obtenga un aspecto similar, mejorado o, cuanto menos, especial. Nos gusta y sin duda nos parece un interesante paso adelante en la discografía de John Lennon.

New York City

Canto de amor de John Lennon a la ciudad de Nueva York. En ella el artista repasa todo lo que le ha sucedido en los últimos tiempos, desde que decidió abandonar su Inglaterra natal, esa Londres en la que ya no parecía estar cómodo, para mudarse a la que por muchos sigue siendo considerada la capital del mundo. Un rock vibrante, quizá uno de los mejores que construyó John Lennon en su carrera en solitario.

Woman is the nigger of the world

Una nueva canción política y vaya si generó polémica. Que una estrella de rock mundial como John Lennon se posicionase junto al feminismo de una manera tan abierta ya resultaba novedoso en 1972, pero que además usase la palabra ‘nigger’ no fue recibido con alegría. Aunque el significado parece claro, quien no quiere entender, no entiende.

Mind Games (1973)

Discografía John Lennon Mind Games

En este Mind Games John Lennon daba un claro paso adelante en su discografía y su carrera al decidir producir el disco él mismo. Decía adiós a Phil Spector, que le había acompañado a lo largo de toda su carrera en solitario como productor todopoderoso. La grabación de este álbum quedó marcada por dos aspectos claros: haber sido grabado al inicio de su fin de semana perdido, y haberlo hecho cuando más peligro de deportación corría. Su canto a Nueva York no había servido para reducir esos ánimos de la Administración Nixon.

Curiosamente en Mind Games Lennon desata su amor y devoción por Yoko Ono sin mesura alguna. Lennon completa un álbum quizá no muy redondo y un tanto ecléctico, por no tener demasiado claro qué quiere plasmar y hacia dónde dirigir el rumbo del disco. Ante la ausencia de ese eje central disfrutamos con buenas canciones sueltas.

Out The Blue

John Lennon expone una vez más su eternas inseguridades en esta canción en la que dedica todo su amor a su mujer Yoko Ono. En aquel momento separados, las dudas de Lennon hacia sí mismo y su futuro quedan claras a lo largo del disco, así como en esta Out The Blue en la que saboreamos rock, gospel y hasta country.

Intuition

Una canción optimista por parte de un John Lennon que en este disco parece mirar a la vida con unos ojos más alegres. Habla de manera sutil de cómo el paso por la vida y los últimos años han cambiado su manera de ver el día a día. Un tema ligero, algo que no se veía demasiado en la discografía de John Lennon.

Walls and Bridges (1974)

Walls and Bridges Lennon

Si hay un disco que nos evoca al fin de semana perdido de John Lennon en su discografía es este Walls and Bridges. El motivo no es otro que ser el que grabó de cabo a rabo motivado e influenciado por aquellos días locos, dipsómanos y fiesteros vividos especialmente en la ciudad californiana de Los Angeles. Para más inri este álbum contiene el que fue el primer número uno de Lennon en solitario en Estados Unidos.

De vuelta en Nueva York y en un ambiente más sosegado, Lennon trabajó poco a poco y con paciencia, anteponiendo su oído y gusto -y el de sus músicos- a la ausencia de productor y sus propias carencias en semejante papel. Un disco muy variado en sus canciones, en el que la nota de color la pone la versión que Lennon hace del ‘Ya Ya’ de Lee Dorsey, solo por el hecho de ser su hijo Julian quien se pone tras la batería… con solo 11 años.

#9 Dream

Canción que llegó al top ten en Estados Unidos y no es para menos. John Lennon nos habla de un sueño que ha tenido, quizá el mismo en el que se le ‘apareció’ esta canción. Durante un tiempo fue una de sus canciones favoritas pero luego la defenestró, quizá por recordarle a ese periodo de tiempo que vivió sin Yoko en su fin de semana perdido. En los coros May Pang, su pareja de entonces.

Nobody Loves You (When You’re Down and Out)

John Lennon se abre en canal en una de las canciones más duras e íntimas de su discografía. Pocas llegaron al grado que nos muestra esta Nobody Loves You (When You’re Down And Out), donde Lennon nos habla de la soledad y la depresión en la que se siente sumido tras su separación de Yoko Ono. Su onírica voz ayuda a crear un ambiente intimista en la canción.

Rock ‘N’ Roll (1975)

Rock N Roll Disco John Lennon

Este Rock ‘N’ Roll supone una especie de punto de inflexión en la discografía de John Lennon. El simple hecho de ser un disco de versiones así nos lo dicta. Aunque lo que define ese punto de ruptura es el hecho de que Lennon no volvería a meterse en un estudio, grabar o trabajar en nada dedicado con la música durante los cinco años siguientes. Tras regresar al edificio Dakota y reconciliarse con Yoko Ono, John Lennon se dedicó a cuidar a su hijo Sean.

Además, el álbum se entiende mejor si nos ponemos en contexto. Morris Levy, uno de esos jetas que abundaban en los primitivos años de la industria musical, denunció a Lennon por haber plagiado una canción de su catálogo -de Chuck Berry realmente- en ‘Come Together’. Llegaron a un acuerdo previo al juicio y Lennon se comprometió a grabar tres canciones de su catálogo. Lo intentó en Los Angeles en 1974, pero las sesiones eran una fiesta bañada en alcohol y ni siquiera que pasase los más granado del rock por el estudio ayudó. Así que hubo que esperar hasta 1975 para que, más tranquilo, saldase su deuda.

Stand By Me

Lennon convirtió en un himno planetario este Stand By Me que originalmente pertenece a Ben E. King. Agotado de escuchar siempre la misma canción cuando se habla de este disco, la incluyo por ser una de las canciones que Lennon y McCartney grabaron en la mítica jam que les reunió en 1974 en Los Angeles. Muchos músicos en el estudio y todos miraban a ellos dos, con Macca en la batería. Presenciaban historia.

Be Bop A Lula

‘Slippin’ and slidin’, una de mis favoritas de este disco, se queda fuera porque John Lennon consigue respetar y honrar un clasicazo como Be Bop A Lula dándole aires renovados y yendo más allá de las versión directa, escueta y sencilla. Hay algo en su versión que atrae, quizá ese bajo que no cesa en su empeño de hacernos bailar.

Double Fantasy (1980)

Double Fantasy Lennon

Double Fantasy significaba el regreso de John Lennon a los focos, a la vida pública y a la industria de la música tras un parón de 5 años. Y no tuvimos más. Hubiera sido su último disco de no haber seguido grabando para lo que terminaría siendo ‘Milk and Honey’. El álbum fue número uno en medio planeta porque está feo decirlo, pero que te peguen cuatro tiros y te maten ayuda a que tus ventas mejoren. Lo siento die hard fans. Quizá hubiera sido un éxito igualmente, pero cuesta creerlo cuando la carrera de Lennon no se había significado en ese sentido.

El disco bien. Bastante bien para un parón de cinco años e incluir siete canciones de Yoko Ono, la mitad del álbum. De los temas de la nipona salvamos únicamente la primera parte de Kiss Kiss Kiss, que nos recuerda ligeramente a Devo. Lo demás sobra y destruye el buen aroma que nos dejan las canciones escritas y compuestas por un John Lennon que demuestra que su calidad estaba intacta aún a pesar del parón.

I’m Losing You

Las 4 canciones de Double Fantasy en nuestra lista de mejores canciones de John Lennon nos deja poco margen aquí. I’m Losing You nos muestra a un Lennon deseperado, perdiendo a Yoko Ono. Y algo de cierto hay en ello, al haber sido escrita tras llamarla desde Bermuda y que ella no cogiera el teléfono, lo que le llevó a reflexionar sobre un matrimonio que de nuevo volvía a estar en el alambre. Lennon grabó una versión con Cheap Trick quizá superior a esta, aunque diferente al tono del disco.

Cleanup Time

Lennon hace un ejercicio de limpieza y renovación, exponiendo un poco su propio proceso a lo largo de los cinco años precedentes a la publicación de Double Fantasy. Un estribillo con un Lennon cañero y agresivo ante el micrófono, juguetón, pero más allá de eso la canción no pasa de una nota simpática en un margen de un disco que podía haber sido mucho más.

Milk and Honey (1984)

Milk and Honey Lennon

Cuando Mark Chapman asesinaba a John Lennon un 8 de diciembre de 1980 y ponía la definitiva marca de ‘the dream is over’ sobre su carrera, el artista se encontraba trabajando en el que sería el siguiente álbum de su discografía. Este póstumo Milk and Honey es un disco irregular pero nos da igual. Nos ponemos en los corazones y emociones de todos los fans de Lennon que en 1984 recibían este disco y solo podemos imaginar la alegría que sintieron. Además cuenta con varias canciones interesantes e incluso una demo que tenía buena pinta : ‘Grow Old With Me’, que acabaría siendo incluida.

No es uno de sus mejores discos, ni se acerca. Le falta carisma, quizá una o dos canciones que hubiera construido para darle un mayor empaque y más comercialidad al disco. Y sin embargo resulta una fantástica despedida, aunque unos años después Lennon ‘volvería’ con sus compañeros de The Beatles con ‘Free as a Bird’ y ‘Real Love’.

I’m Stepping Out

Un buen y agradable rock and roll para poner punto final a su carrera en lo que a singles se refiere. Sí, esta I’m Stepping Out fue el último single publicado por John Lennon, y resulta una bonita manera de terminar. Habla de la vida nocturna de Nueva York ya como padre y nos deja una bonita frase para cerrar: ‘si no te sienta bien, si no te gusta, no tienes por qué hacerlo’.

Nobody Told Me

Esta canción estaba destinada a Ringo Starr. Grabada por Lennon de manera incompleta, seguramente a modo de guía para su compañero en The Beatles, Ringo se negó a llevar a cabo los deseos de su amigo. Lo entendemos y nos llevamos de regalo una alegre y divertida canción, sencilla, con una letra que carece de sentido y es que, a estas alturas, ¿que sentido tiene nada?