Hablar de Bohemian Rhapsody es hablar de la obra magna de Queen. Palabras mayores. Hablar de Bohemian Rhapsody significa hablar de una de las más grandes obras de la historia del rock y de la música. Y eso supone lo que supone. Toca estar a la altura en este texto. Es lo que tiene enfrentarse a algo que es patrimonio histórico del rock. Bohemian Rhapsody es historia, sí, pero ¿cuál es su historia?

 

Los primeros pasos de Bohemian Rhapsody

Grabada en 1975 para A Night at the Opera, las primeras palabras y recuerdos sobre la canción retroceden varios años, hasta finales de los sesenta. Chris Smith, amigo de Freddie Mercury y durante un breve periodo de tiempo teclista en Smile -la banda precursora de la formación de Queen-, aseguraba que el cantante ya tenía alguna cosa en mente 6-7 años antes de la grabación y composición final. En sus palabras la frase “Mama… just killed a man” existía en una idea que rondaba la cabeza de Mercury en una proto-canción llamada ‘The Cowboy Song’.

La anécdota se da como veraz, y así la tomaremos nosotros aunque Freddie Mercury nunca dijo esta boca es mía sobre cuándo nació la canción. Lo que sí sabemos es que tocó una versión muy inicial de la balada de Bohemian Rhapsody al piano al productor, Roy Thomas Baker. Tras hacerlo dijo una frase que pasó a la historia: “¡Aquí es donde entra la sección de opera!”. El bueno de Mercury tenía bastante claro lo que quería hacer y a donde quería llegar.

Bohemian Rhapsody

Bohemian Rhapsody: Una canción que costó grabar

La grabación y producción de la canción fue un proceso arduo y complejo. Es fácil de entender escuchando la canción, con sus cambios, diferentes partes, instrumentaciones, voces, etc. Según palabras de Brian May Freddie Mercury “tenía todas las armonías escritas y pensadas, solo era cuestión de llevarlo a cabo”. La banda al escuchar esas ideas de Mercury vio que la canción, que Bohemian Rhapsody, merecía la pena ser desarrollada en su totalidad.

Bohemian Rhapsody necesitó de un total de tres semanas para poder ser terminada. Eso es más de lo que algunas bandas emplean para grabar un álbum entero. Emplearon un total de cinco estudios diferentes. Y grabado en la época de las 24 pistas. Sin embargo eso no fue todo. Lo más duro para los miembros de Queen fueron las voces. Mercury, May y Roger Taylor grabaron durante días, en jornadas de 10 a 12 horas de duración, más de 160 tomas. Freddie Mercury siempre les pedía más, un Galileo más, un tono más alto, uno más bajo. Una especie de muro de sonido que suena genial en la parte operística. Con tantas tomas, partes e ideas el productor no tenía claro como terminaría sonando una vez completa. Daba igual, Freddie sí lo sabía.

Queen

El exitoso single que casi no fue

Si la grabación y producción fue dura, que Bohemian Rhapsody fuese el primer single de A Night at the Opera siguió la misma estela. El grupo estaba decidido a que así fuera, pero su discografía (EMI) no quería oír nada de eso. Tener como single una canción que dura seis minutos no era usual y en aquel momento Queen eran ya un grupo importante, pero no estaban entre los grandes. Por tanto en EMI entendían que licencias las justas y su idea era que el single fuese… ¡’You’re My Best Friend’!

Una bonita canción, sin duda, pero imagina el histórico error de haberla lanzado antes que Bohemian Rhapsody. ¡Ah, las discográficas! Fuentes de alegría, sí, pero también mucho mal. Queen sabían el potencial de su canción y se la pasaron a Kenny Everett, amigo y dj en una radio local. Este fue poniendo cachos sueltos de Bohemian Rhapsody a sus oyentes, que no pararon de llamar pidiendo la canción entera. Tras este cebo inicial, puso la canción 14 veces en dos días. Los oyentes acudieron a las tiendas a comprar el single para enterarse de que no había sido lanzado. Algo similar ocurrió en Estados Unidos. EMI no pudo evitarlo mucho más y se resignó a lanzar Bohemian Rhapsody como primer single de A Night at the Opera.

¿Cifras de Bohemian Rhapsody allá en 1975? Fue número 1, incluido el puesto en Navidad, que siempre le da un punto de caché en el Reino Unido. Mantuvo el número 1 por nueve semanas. Repitió el puesto, también en Navidad -primera en hacerlo dos veces-, y lo mantuvo por otras cinco semanas tras la muerte de Freddie Mercury en 1991.

Freddie Mercury Cantante

El significado de la letra de Bohemian Rhapsody

Encontrar el significado a rebuscadas letras de rock, encontrarle un doble sentido… da para carrera universitaria. O Máster, y de los difíciles, no de los regalados. Freddie Mercury se negó a explicar el significado de Bohemian Rhapsody. Todo lo que dijo en su momento fue que iba sobre las relaciones, en plural y en abierto. El resto de miembros de la banda han respetado el silencio de Mercury sobre la letra de la canción.

Eso dio pie a darle vueltas a Bohemian Rhapsody. La idea más aceptada dice que habla sobre la orientación sexual de Freddie Mercury, a modo de salida del armario. Otros dicen que versa sobre sus demonios personales y todo lo que psicológicamente le atenazaba. Y, por supuesto, hay quien sencillamente piensa que es un conjunto de sinsentidos, simplemente palabras que rimaban y pegaban bien con la canción. ¿Cuál es tu teoría?