El verano ya está aquí, aunque el clima insista en decirnos lo contrario. Y de su mano llega la temporada más esperada por muchos. ¿La de playa? No. La de los festivales de música. Y en Revancha lo celebramos acudiendo al Azkena Rock Festival 2018. Te contamos por qué.

Si algo define a Revancha musicalmente es que nos gusta el rock en todas sus variantes. Quizá por eso en el Azkena Rock Festival nos sentimos como en casa. En primer lugar su cartel quizá sea uno de los más rockeros del panorama estatal. No en vano desde el festival hacen gala de ser “el auténtico festival de rock and roll”. Su trayectoria tiene y desde luego se ha ganado a pulso poder hacer uso de dicho nombre.

Nunca es fácil dejar satisfecha a la parroquia rockera, pero en el Azkena Rock Festival suelen rondar un porcentaje de satisfacción alto en lo que a confección de cartel se refiere. No nos engañemos, las críticas son amplias y feroces, pero esos mismos que critican saben reconocer la buena labor que se realiza para mantener con vida un festival de este tipo. Ahí está el ejemplo del Foro Azkena, un lugar de reunión donde los más fieles debaten sobre el festival y lanzan peticiones de lo más interesantes. Si son leídos o no por la dirección del festival… quién lo sabe.

Azkena Rock Festival

Y son precisamente personas como esos foreros los que hacen del Azkena Rock Festival un lugar único. Porque sí, un año pueden ir The Who, otro The Black Crowes o incluso un sonriente Bob Dylan, pero quienes nunca fallan son esas personas que sienten el festival como propio, como un lugar suyo, personal, al que exigen lo máximo por esos motivos y porque, en muchas ocasiones, “al Azkena se va y punto”.

Son ellos los que hacen de la experiencia Azkena algo único. Señores del festival, ténganlo claro, ustedes hacen un buen trabajo pero el público que tienen, en los tiempos festivaleros que corren, es oro. Entendido, disfrutón, que va por la música, que escucha a los artistas y grupos. Ese ambiente hace del Azkena Rock Festival un lugar único, especial.

¿Repasamos su cartel y otras bondades de cara a la edición que se celebra estos próximos 22 y 23 de junio?

 

Azkena Rock Festival 2018

Los cabezas de cartel

Joan Jett y Van Morrison. Histórica trayectoria en ambos casos, mucho nivel en sus propuestas. En el caso del León de Belfast poco hay que podamos añadir. Ha pasado por España en innumerables ocasiones, pero verle en un festival como el Azkena nos genera la curiosidad de si variará su set list para hacer algo más movido de lo que es habitual en él en los últimos tiempos.

¿Qué decir de Joan Jett? Una de las reinas del rock and roll, con una carrera de cuatro décadas a sus espaldas. Un concierto histórico podemos decir, ya que la estadounidense no pasa por España desde la década de los 80. Sin duda su concierto será un lugar de obligado paso durante el festival.

 

Azkena Rock Festival 2018

Un cartel variado y de nivel

Pasaban los meses y el cartel del Azkena no parecía mejorar y coger buen tono. La gran edición de 2017 pesaba demasiado. Pero en una interesante recta final el panorama ha cambiado considerablemente. Seguramente no llega al nivel del año pasado, pero hay motivos para ser optimistas.

Para empezar reuniones como la de Mott the Hoople son muy esperadas. Escuchar All the Young Dudes u All the Way from Memphis serán momentos destacables. O qué decir de la bandaza con la que Wayne Kramer ha reformado sus MC5. ¿Más? El regreso de The Beasts of Bourbon también suma. Y qué decir de Gluecifer.

¿No te interesan los regresos de bandas? Tranquilo, que si quieres cosas más de hoy tienes grupazos como The Sheepdogs o la Chris Robinson Brotherhood. Los primeros harán doblete a lo largo del viernes, tocando en la Virgen Blanca y en el recinto de Mendizabala. Y ver a Chris Robinson siempre es una gran experiencia, una de las mejores voces del rock. De siempre. ¿Por pedir? Una banda como Greta Van Fleet hubiera encajado como un guante en esta edición.

 

Azkena Rock Festival 2018

¿Y los grupos nacionales?

También los hay, como siempre. Y de nivel y experiencia en algunos casos. En otros, con masas de gente a sus espaldas. Arrancar las jornadas con el soul de The Soul Jacket o el country de Mamagigi’s es una grata experiencia. Poder disfrutar de la vuelta de Sol Lagarto o de Nuevo Catecismo Católico también. Los vitorianos The Allnighters pondrán patas arriba el escenario 3, algo que también intentarán los potentes Tutan Come On. Berri Txarrak no necesitan presentación, ¿verdad?

 

Azkena Rock Festival 2018

La Virgen Blanca

Los festivales que salen de su recinto de conciertos gustan un poco más. Porque no todo es meterse en el recinto a beber cerveza aguada y oler sobacos rockeros. No. Disfrutar de Vitoria-Gasteiz y sus pintxos mola. Más si a eso le añades la experiencia de ver a The Sheepdogs (viernes 22) y a The James Taylor Quartet (sábado 23) mientras vas picando algo.

 

Azkena Rock

La fiesta

Vamos a poner las cartas sobre la mesa desde el primer momento: si vas a los festivales por la fiesta, el Azkena Rock Festival no es para ti. ¿Hay fiesta? Sí, pero no es similar a la de otros ‘festis’. Aquí va más la cosa de sudar en los conciertos. Al final de la jornada queda un pequeño lugar donde pegar cuatro bailes con temazos rockeros, pero si vienes esperando grandes Dj’s, olvídate. Tampoco los queremos, sinceramente.

Y de sudar en conciertos vamos mínimamente cubiertos: Turbonegro, Dead Cross, Gluecifer, y Trashville. Quizá un poco escaso, pero bueno.

 

Azkena Rock Festival 2018

Trashville

Donde la música y los aspectos más sucios del rock se unen para el disfrute y goce del personal. Un mundo aparte donde el rockabilly y el garage cobra todo el protagonismo en lo que a la música se refiere. Y con el espectáculo de ver a un tipo preparando comida mientras toca unos temas. Bueno, esto igual nos da un poco igual, pero un rato muerto nos puede apañar.

 

Tom Petty

El Homenaje a Tom Petty

Lo que parecía ser una excelente oportunidad para realizar algo interesante y especial, ha terminado por ser un despropósito. Contratados Urge Overkill para realizar un doble set -viernes su Saturation, sábado el homenaje a Tom Petty-, se caen la semana anterior del festival y la solución es meter a Carlos Vudú y el Clan Jukebox, quienes merecen todo nuestro respeto y las referencias que nos han llegado son magníficas de cara al homenaje a ese semidios que es Tom Petty. Pero no nos engañemos, no es lo mismo en cuanto a caché -veremos si los invitados que han prometido lo apañan-. Dos de los momentos más esperados del Azkena Rock Festival quedan finalmente deslucidos. Quizá haya poco que la organización pueda hacer ante una caída a una semana vista del evento, pero desde fuera da la sensación de que todas las caídas de artistas les tocan a ellos.