Crítica Yo Soy Dolemite

Eddie Murphy como Dolemite