Tom Hanks es un héroe cinematográfico. No ha sido nunca un superhéroe, no ha sido jamás un héroe de acción. Y sin embargo, insisto, es un héroe del cine. Porque Tom lo ha sido todo en las últimas décadas del cine de Hollywood. Los años noventa fueron suyos gracias a papeles memorables en películas como ‘Forrest Gump’ o ‘Salvar al Soldado Ryan’. Antes y después mostró su buen hacer para, ya en plena tercera década de los 2000, seguir demostrando que Tom Hanks es, en cada nueva y última película, un tipo único e irrepetible. Un actor ya inolvidable.

Si nos lees habitualmente, si nos sigues en redes sociales o nos escuchas en nuestro podcast de cine ‘La Revancha de los Novatos, o si bien nos ves en nuestro canal de Youtube, sabrás que nos gusta celebrar. Celebramos el cine y a sus protagonistas, celebramos directores, películas, bandas sonoras, escenas… y actrices y actores, cómo no. Aquí, en el blog, hemos hablado ya de muchos: desde los más ‘jóvenes’ como Leonardo DiCaprio o Joaquin Phoenix, hasta veteranos como Kurt Russell o Kevin Costner. ¿Cómo no vamos a hacer lo propio con un Tom Hanks del que no nos cansamos nunca?

Siempre queremos más de él. “Danos una última película Tom Hanks”, le vamos cantando por las esquinas. Y cuando nos la da oh, sorpresa, queremos otra. Todo empezaba allá en los ochenta, con películas la mar de simpáticas. Y es que si hoy Hanks es un actor de renombre del que sabemos que se mueve en cualquier género como nadie, en sus primeros pasos en el cine nos deleitó con comedias sencillas a la par que divertidísimas. Sus personajes eran tipos como cualquiera de nosotros, normales, gente a la que daríamos un abrazo cada día. Así consiguió poco a poco ganarse un hueco en nuestros corazones.

De comedias ochenteras a actor total

Esta casa es una ruina’, ‘Big,’ ‘Socios y sabuesos’, ‘Splash’… películas de puro sabor ochentero que además sirven como auténticas joyas para ver en épocas veraniegas. Comedias sencillas, para toda la familia, que hicieron de Tom Hanks un tipo adorado por niños, jóvenes, adultos y mayores; por hombres y mujeres. Sin embargo la filmografía cinematográfica de Tom Hanks arrancaba de manera muy diferente: con un pequeño papel en el slasher ‘Sabe que estas sola’. Aquí algo de su enorme talento se intuía. Su personaje debía ser asesinado durante el metraje, pero tras ver su buen trabajo se decidieron a alargar su papel en el film.

El salto dramático lo daría de manera definitiva en los 90. Entre 1993 y 1994 realiza ‘Philadelphia’, ‘Forrest Gump’ y ‘Apollo 13’. Antes una estrella del entretenimiento, fue este periodo en el que convirtió a Tom Hanks en un actor adulto para muchos. Son tres películas magníficas, cada una a su manera. La dura y profunda ‘Philadelphia’; la magia y lo entrañable se unían en ‘Forrest Gump’; ‘Apollo 13’ era pura épica. Este camino más dramático ya no lo dejaría atrás. Volvería a la comedia romántica, por ejemplo en un 1998 que nos devolvía la unión entre Meg Ryan y el propio Tom Hanks en ‘Tienes un email’.

Claro que ese 1998 es el de ‘Salvar al soldado Ryan’, donde Tom Hanks demostraría que podía con todo. Seamos sinceros, Tom Hanks no parece pintar nada en una bélica. Aún así devora pantalla, se come todo actor que se le pone delante y nos engancha como pocos en una película de guerra. Y si los años 90 fue su década dorada, esta se alargó hasta mediados de los 2000. Cerraría los noventa con ‘La milla verde’, magnífica, para después enlazar ‘Náufrago’, ‘Camino a la perdición’ y ‘Atrápame si puedes’.

Y si los 2000 parecían apagar su estrella -aunque ahí estaba ‘La guerra de Charlie Wilson’ para recordarnos lo contrario-, en los 2010 nos ha vuelto a recordar que siempre vamos a querer una última nueva película de Tom Hanks. Su alianza con Steven Spielberg nos ha dado películas que otros tendrían como joyas pero que para ambos son un día más en la oficina: ‘El puente de los espías’ y ‘Los archivos del Pentágono’. Claro que desde la fantástica ‘Capitán Philips’ el nivel que nos ha ofrecido Tom Hanks en cada nueva actuación es altísimo. En ‘Sully’ de nuestro querido Clint Eastwood hace maravillas con un trabajo tremendamente sencillo en apariencia.

La última película de Tom Hanks

Esta ha sido, a grandes rasgos, la carrera de Tom Hanks. Solo con el repaso a sus películas uno entiende la magnitud de su figura. Sin embargo esta va más allá. Es una cuestión cultural. Tom Hanks ha estado ahí desde que el cine es cine para muchos. Para los que nos criamos en la segunda mitad de los 80 y primera de los 90 Tom Hanks forma parte de nuestra familia. La transición de actor de comedias para todos los públicos a actor adulto, dramático y sencillamente perfecto la hemos vivido de la mano junto a él.

Decir Tom Hanks es, por tanto, decir leyenda del cine. Un tipo que, además, no tuvo ascos en meterse en el cine de animación para poner voz a uno de esos personajes que llevan con nosotros también toda una vida: Woody. El cowboy más simpático del mundo mundial no sería lo mismo sin Hanks. Toy Story no sería lo mismo sin él. Esa es otra de las grandes señas de identidad del actor: la eterna sensación de que cada trabajo es puro disfrute. Tom Hanks parece vivir por hacer una película más, por disfrutar como nunca en la que sea la última película en la que trabaje.

Incluso parte del planeta se ayudó de Tom Hanks para entender la gravedad de la pandemia del coronavirus. Y es que cuando Tom Hanks se contagió del Covid-19 no tuvo reparos en hacerlo público, en una especie de servicio a la comunidad, intentando así que todos comprendiéramos que esto no era un juego. Mucho menos un largometraje de los que tan bien protagoniza. En ese momento algunos entre los que me incluyo nos dimos cuenta de que no estará para siempre y algo se nos empezó a ir, dolorosamente.

No precipitemos acontecimientos. Hoy sabemos que Tom Hanks tiene pendientes de estreno un par de joyas más que sumar a su magnífica filmografía. Por un lado ‘BIOS’, un drama de ciencia ficción con Miguel Sapochnik en la dirección. La última película película de Tom Hanks por estrenar es nada más y nada menos que ‘Elvis’, donde realiza el papel del controvertido Coronel Parker. El representante y jefazo del rey del rock. Larga vida al rey, larga vida a Tom Hanks.