Aprovechamos el maratón de películas de Marvel propuesto por La Buhardilla Marvel en Twitter –podéis verlo aquí-, para hacer una crítica de cada película. Será, eso sí, una crítica diferente a las habituales que podéis leer por aquí. Venimos de Iron Man 2. Continuamos con Thor.

El sabor agridulce que nos deja Iron Man 2 nos pide marcha cuando llegamos a la siguiente película. Y Thor nos da exactamente lo que queremos. Un film con quizá menos peleas de las que podemos esperar, pero todas las que aparecen lucen genial y están bien metidas en la historia. Conocemos porqué Thor es repudiado y exiliado a la Tierra, convertido en un mortal más. Eso sí, nos quedamos con ganas de ver más luz, más color, más… cómic. Quizá no era el momento, o sencillamente quizá no era su idea.

Thor es una película entretenida. Incluso se nos hace corta. Está bien construida, todo lo que sucede tiene un sentido en su propia trama. No hay elementos forzados ni momentos en los que pensemos que no sucede nada. Incluso los largos momentos en la Tierra previos a su llegada los vemos con ganas. Es cierto que su beso con Jane Foster llega un poco de aquella manera, porque sí, ella le hace ojillos desde el primer minuto pero nada más. Parece un poco… aquí estoy yo, el rubiales, ven a mí. Forzado. Por lo demás, ni un pero. Y Loki… que gran papel y qué actorazo es Tom Hiddlestone. Las cosas se ponen serias…

Película Marvel

Sinopsis (spoilers)

Conocemos a Thor, un tipo que es la leche y que vive en Asgard. Bueno, no es que viva, es que lo va a reinar en cuanto espiche su padre Odin. Y su padre es Anthony Hopkins, así que mucho no le puede quedar. Por ahí anda también su hermano Loki. Loki es moreno y Thor rubiazo. Los padres de Thor parecen rubios o pelirrojos. Loki algo debía olerse, pero no andaba muy espabilado para según qué cosas. El caso es que Thor decide que hay que parar los pies a los Gigantes de Hielo de Jotunheim, con quienes el Reino de Asgard mantenía una tregua un tanto débil. Thor se siente herido en su orgullo porque le han roto el momento de su coronación. Anthony Hopkins le dice a su hijo que ni se le ocurra. Pero Thor todo lo que tiene de rubio lo tiene de cabezón y se va allí con su hermano y cuatro colegas. Ya les ves andar y dices… se va a armar la de San Quintín.

Se lía, se lía. Y todo porque le llaman gallina a Thor, como a Marty McFly. Los amigos y Loki deciden huir, pero Thor los tiene como el caballo de Espartero y ahí se queda repartiendo martillazos. Al final les hacen una emboscada y tiene que aparecer papa Odín a salvarles. Anthony Hopkins no está contento con Thor, le destierra, le quita su martillo y lo vuelve humano… en la Tierra. Ya es mala suerte. Aquí empiezan a ponerse las cosas interesantes. Por un lado, en Asgard, a Odín le da un perrenque y se queda al borde de la muerte. Algo que aprovecha Loki para conseguir lo que siempre ha querido, ser el Rey sobre su propio hermano. Y en la Tierra Thor conoce a Jane Foster mientras intenta hacerse con su martillo, que lo tienen los S.H.I.E.L.D. a buen recaudo.

Lo que viene en adelante parece claro. Thor va a por el martillo. Da hostias como panes a los agentes, el bueno de Coulson le deja hacer, que le va bien ver de qué es capaz. Jane y Thor se van enamorando. Loki hace lo que le sale de los mismos y los amigos de Thor van a la Tierra a buscarle. Eso a Loki no le hace gracia, así que manda al Destructor con la clara misión de cargarse a su hermano. La batalla deja a un Thor humano al borde de la muerte… Pero el martillo de Thor vuelve a él. Un martillo que solo puede ser del verdadero sucesor de Odín. Ahora es cuestión de que Thor y Loki se vean las caras. La batalla final está servida.

El superhéroe

Thor. Mitología mediante, un personaje muy interesante. Las motivaciones que nos muestran son sencillas. Primero debe conseguir volver a ser un Dios superpoderoso, después terminar con las locuras de su hermano. Y como la construcción del superhéroe es sencilla, por eso de que ya es un Dios y tiene poderes, lo que queda es que nos expliquen cómo es su forma de ser, para que podamos encajarle después tanto en las decisiones que toma en sus propias películas como las que desarrolla a lo largo y ancho del MCU. Un tipo divertido, humano en sus emociones y sentimientos.

Loki villano

El villano

Loki. El hermano. El villano por excelencia del primer tramo del MCU. Y la manera en la que nos lo presentan y como lo desarrollan, es un acierto. Apenas le vemos pelear, pero porque sus poderes van por otro lado. Aquí juega más importancia su aspecto como hijo de los Gigantes de Hielo. Y lo que eso supone y supondrá para Thor y el resto de Vengadores.

Los actores

Otro enorme acierto de casting. De principio a fin. Chris Hemsworth, como Robert Downey Jr., parece haber nacido para el papel. Le da incluso un aire socarrón. Muy divertido y un excelente trabajo. Como el de Tom Hiddlestone como Loki. Un personaje más desarrollado per se que el del propio Thor. Y Natalie Portman está genial como Jane Foster, dándole un aire un tanto inocente.

El cameo de Stan Lee

Aparece un elemento extraño en el desierto de Nuevo México y la plebe va como loca a intentar hacerse con él. No parecen los tipos más espabilados de la sociedad, pero a soñar nadie les gana. Nosotros sabemos que lo que intentan conseguir es el martillo de Thor. Ellos se creen fuertes. Uno incluso se cree listo. Engancha el martillo a una cadena, y la cadena a su coche. ¿Resultado? La mitad del coche salta por los aires. El conductor pregunta si lo ha conseguido y sí, ahí está el bueno de Stan Lee.

Aparición de otros personajes de Marvel

Por un lado tenemos la obvia aparición de Loki, que más adelante jugará papeles relevantes y diferentes en el Universo Cinematográfico Marvel. El regreso, cómo no, del Agente Coulson y un pequeño papel para Nick Fury. Sin embargo el cameo que más destaca es el de Hawkeye, Ojo de Halcón, en la figura de un Jeremy Renner al que vemos por primera vez en el papel.

Natalie Portman

Lo Mejor de Thor

En Thor no hay una obsesión por entrar en la psique del personaje como sí la hubo en El Increíble Hulk. Se agradece. Thor se nos muestra como alguien divertido y que no piensa en las consecuencias de sus actos. Algo que viene genial para disfrutar de una película ligera y que se ve en un momento.

Lo Peor de Thor

La acelerada escalada en la relación entre Thor y Jane Foster nos sigue resultando irreal. Hay más películas para ver cómo se forja esa relación, pero decidieron tirar por la calle del medio y plantarles un beso ya en la primera película. Foster se pasa media película babeando por Thor. Un tanto forzado.

Escena Post Créditos de Thor

Selvig, ayudante de Jane Foster, y Nick Fury se reúnen en una instalación secreta. Ahí Fury le pide que estudie un extraño y desconocido objeto que tienen. Quieren conocer su poder. Selvig parece reticente, hasta que gracias a un espejo vemos que es Loki quien controla los designios de Selvig.