La Segunda Guerra Mundial es para el gran público el principal conflicto bélico en el cine. Se ha escrito de todo sobre ello y nosotros también lo hemos hecho. Te hemos hablado incluso sobre el cine bélico hecho durante el propio conflicto, en tres interesantes volúmenes que realizó mi compañero Imanol López. En este texto que ahora nos ocupa nos centramos en los subgéneros del cine bélico que nos dio la Segunda Guerra Mundial. Es otro homenaje a un conflicto que cinematográficamente nos ha dado y sigue dando muchas alegrías. Que no pare.

Los subgéneros bélicos del cine de la Segunda Guerra Mundial

El cine de comandos

Los cañones de Navarone

Comenzamos el reportaje con uno de los subgéneros más divertidos de cuántos nos ha dado la Segunda Guerra Mundial. Y es que el cine de comandos es acción, adrenalina, personajes inolvidables y aventuras que llegan a tener momentos alocados. Ahí tenemos una de las muestras más reconocidas como ‘Doce del patíbulo’, que en su momento creó polémica por el trato de la violencia. Eran los sesenta. Pero esta magnífica película no está sola en esto y tiene buenas compañeras para llevar a cabo su difícil misión: crear historia cinéfila atándonos al asiento.

Los cañones de Navarone’ es otra de las grandes películas del subgénero, quizá una de las que se te ha venido a la cabeza al leer que esto iba de comandos. Gregory Peck, David Niven y Anthony Quinn dispuestos a realizar su misión en una inexpugnable fortaleza alemana con enormes cañones en el Mar Egeo. Otra que tal baila es ‘Objetivo: Birmania’. Un terreno adverso, el enemigo que aparece sin descanso y una misión difícil: destruir un radar enemigo. Los ingredientes ideales de toda película de comandos.

Otros clásicos del género los encontramos en ‘Los violentos de Kelly’, en la que, como ocurriera en ‘Doce del patíbulo’, se nos presenta un grupo de antihéroes dispuestos a todo con tal de lograr su objetivo. En este caso lo militar es lo de menos, ellos luchan por sí mismos. Clint Eastwood, Donald Sutherland, Telly Savalas… repartazo. También ‘Comando en el mar de China’ de Robert Aldrich, con Michael Caine a la cabeza de un grupo de ingleses enviados a una misión suicida. Tan suicida como la que reciben Tom Hanks y compañía cuando Steven Spielberg les manda a ‘Salvar al soldado Ryan’.

Grandes batallas, grandes repartos

Un puente lejano (1977)

En lo que respecta al subgénero de las grandes batallas de la Segunda Guerra Mundial, y aquellas mejor representadas en el cine, se da la curiosidad de que suelen estar protagonizadas por repartos estelares. Bueno, esto quizá no siempre ocurra, pero el segundo filtro nos sirve para delimitar un poco el asunto y que no se nos vaya de madre. Aquí, aviso, se vienen todo clasicazos del bélico, como ‘Un puente lejano’. Hoy hay quien la denigra un poco, diciendo que ha envejecido mal, algo que no entendemos porque nos parece un peliculón como la copa de un pino. La Operación Market Garden a escena y, recuerdo, aquello fue un desastre. Ojo el reparto: Sean Connery, Robert Redford, Gene Hackman, Anthony Hopkins, Ryan O’Neal, Laurence Olivier, Liv Ullmann, Michael Caine o Dirk Bogarde entre otros. Si con esto no te vale para verla, decirte que merece mucho la pena.

Olivier y Caine ya encabezaban ‘La batalla de Inglaterra’, película magnífica que nos muestra unas excelentes escenas de los combates aéreos. Uno que parece estar en todas es Telly Savalas, que también aparece en otra buena película como ‘La batalla de las Ardenas’, con clásicos como Henry Fonda o su compañero del patíbulo Charles Bronson, amén de otros como Robert Shaw o Robert Ryan. El intento de avance alemán sobre estos bosques y colinas y el rechazo aliado nos dejan una brillante película. Ryan repetiría en ‘El día más largo’, junto a otros como Robert Mitchum, Connery, Fonda, Richard Burton, Rod Steiger o John Wayne. Una película que dignifica a lo grande lo sucedido El día D.

La batalla de Midway’ –no confundir con la peliculita de 2019 basada en los mismos eventos– juntaba a Mitchum o Fonda con James Coburn, Charlton Heston, Hal Holbrook y compañía, una película mayúscula que tenía una labor nada sencilla. Y es que esta fue una de las batallas claves del Pacífico y la que ayudó a cambiar el curso de la guerra en este frente. Otra excelente película del subgénero de grandes batallas de la Segunda Guerra Mundial situada en el Pacífico es, cómo no, ‘Tora! Tora! Tora!’. Pearl Harbor bien contada, y no lo que vimos en 2001. Que no está mal… si quieres pasar un buen rato. Si quieres historia, viva y cinematográfica, debes ver la de 1970.

El cine de prisioneros de guerra

El puente sobre el río kwai

Este subgénero de la Segunda Guerra Mundial nos ha dado muchas alegrías. Te traemos cinco. Comienzo con la más grande de ellas: ‘El puente sobre el Río Kwai’. La tensión entre los prisioneros, la construcción del puente, su plan y operación para volarlo… para Imanol López la mejor película del conflicto junto a ‘Salvar al soldado Ryan’. Dirigida por todo un David Lean con Alec Guinness y William Holden en los principales. Una maravilla.

Estoy obligado a continuar con ‘La gran evasión’. Steve McQueen y la persecución en moto son historia del cine, en una película que nos ofrece una joya en forma de aventuras y ritmo frenético. Hacer posible lo imposible, sobrevivir y luchar por un día más. Algo de lo que también sabe Billy Wilder con su ‘Traición en el infierno’, donde repite Holden -lo de repetir en películas bélicas parece cosa habitual-, quien además se llevó el Oscar por una historia de intrigas entre prisioneros.

Quedan más. Hay otras que quiero nombrarte, pero te animo a que pases por esta lista hecha por mi compañero Imanol López en el blog bélico para así yo poner el punto final aquí. ¿Con qué? Sí, con ‘Evasión o victoria’. Divertida, épica y mezcla fútbol con guerra de manera genial. Repite Michael Caine, pero que además estuvieran en ella Pelé y Sylvester Stallone no hace más que aumentar mi admiración por ella.

El cine de submarinos

Subgéneros bélicos de la Segunda Guerra Mundial

Los subgéneros de la Segunda Guerra Mundial bien podían tirar a la aviación, pero ya he mencionado varias con buenas escenas aéreas. Turno de irnos al mar. Aquí centro mi atención en tres películas y una cuarta que también te animo a ver. En primer lugar, el clásico del género es sin duda ‘Das Boot’, una película inolvidable bajo los mandos de Wolfgang Petersen. Destaca donde el resto no lo hace: nos cuenta una historia desde el lado alemán, mostrando sin reparos a los aliados como el enemigo y apostando por el realismo. Una obra maestra.

Con ella, ‘Destino Tokio’ con Cary Grant y John Garfield, además de un fuerte mensaje propagandístico que no disminuye la calidad de la película. Una complicada misión nos da un film muy emocionante, cargada de suspense. La tercera película a destacar en lo que a submarinos se refiere es ‘Duelo en el Atlántico’ con, sí, Robert Mitchum en pantalla. Si quieres más submarinos, la cuarta que te ofrezco es ‘U-571’, pero aquí el nivel baja.