La primera película que vi del Rey Midas de Hollywood, Steven Spielberg, fue ‘ET: el extraterrestre’. Al menos desde que tengo uso de razón y memoria. Como un niño nacido en 1986, estrenarse con ella era lo habitual. Recuerdo incluso verla en la primera casa familiar, de la que nos mudamos pronto. De hecho recuerdo verla numerosas veces. ‘ET’ lo tenía y tiene todo. Es maravillosa, un film para todos los públicos que gusta a pequeños y mayores por igual. En aquellos primeros noventa, en plena infancia, pronto llegaron más películas de Steven Spielberg: ‘Tiburón’, la trilogía de Indiana Jones, ‘Hook’ o ‘Jurassic Park’.

¿Porqué Steven Spielberg es el Rey Midas?

Todas esas películas fueron éxitos de taquilla para el director. De ahí que Steven Spielberg sea conocido como ‘el Rey Midas’ de Hollywood. Un sobrenombre que llevo escuchando desde que tengo uso de razón, desde esos primeros noventa. Como puedes ver en nuestro ranking con las películas de Steven Spielberg, su trabajo es sinónimo de éxito desde que en 1975 estrenase ‘Tiburón’. En sus películas menos exitosas dobla o triplica el presupuesto de la cinta. Solo hay unas pocas excepciones a la norma: ‘Munich’, ‘El imperio del sol’, y ‘Amistad’. Teniendo además presente que en ninguna de las tres sale perdiendo dinero.

Bien, tenemos ya establecido porqué Steven Spielberg es el Rey Midas del cine. Añadiremos que es, casi sin discusión posible, el director más exitoso e importante de las últimas dos décadas del siglo XX. Si nos centramos en clave Hollywood podemos hablar de la influencia de Martin Scorsese, de la irrupción de Quentin Tarantino, de lo que supuso George Lucas para el blockbuster o de la mano de Francis Ford Coppola. Podemos añadir todos los nombres que quieras a la lista, al fin y al cabo es nuestra lista y hacemos con ella lo que queremos. Magnífico. Pero a la altura de Steven Spielberg ninguno. Hablamos de un director que en lo que a siglo XX respecta le habla de tú a tú a otros grandes del cine como John Ford, Hitchcock u Orson Welles.

Spielberg Rey Midas

El éxito comenzó con ‘Tiburón’, que de un presupuesto de 9 millones de dólares consiguió en taquilla 450. Palabras mayores, tanto que al niño que era Spielberg en aquel momento le dejaron hacer lo que quiso… y se sacó de la manga ‘Encuentros en la Tercera Fase’. Adivina… sí, otro éxito. De 20 millones de presupuesto a una taquilla de 303. Casi nada. Después se pegaría un ‘batacazo’ con ‘1941’, que no perdió dinero pero no fue el éxito esperado. Se bajaron los ánimos, quizá no era el director de los huevos de oro. Y mira que nos gusta la película en Revancha, pero en aquel momento, en 1979, costó que entrase en el gran público.

Este fue su gran fracaso. Ha tenido películas que han hecho menos dinero con respecto al presupuesto inicial, como esas tres mencionadas anteriormente, cierto. Sin embargo la sensación generalizada es que ‘1941’ fue su tropiezo. De hecho es la única comedia pura de su carrera. Quizá se le quitaron las ganas de repetir, pero a mí me gustaría que lo hiciera. ‘1941’ puede tener problemas como film, pero divertida es. John Belushi está inconmensurable en ella, con también un gran Dan Aykroyd. El caso es que Steven Spielberg aprende de sus errores. No volvió a dejar en manos de nadie la grabación de escenas, así como no volvió a incursionarse en la comedia. ¿Para qué? Es un genio en otras cosas.

Spielberg y su acierto con los proyectos

Los 80 le encumbraron. Te lo contábamos en este texto en el que repasamos su carrera década a década. ‘ET’ y la trilogía de Indy fueron taquillazos mundiales, totales y absolutos. Desde entonces parece que da igual lo que toca. Tomemos como ejemplo ‘Salvar al soldado Ryan’, una película bélica hecha en Hollywood cuando la industria se había olvidado por completo del género bélico. No se planteaban retomarlo si quiera. Llega Steven Spielberg, el Rey Midas, ese que convierte en oro toda película que toca, y hace de una película bélica un taquillazo de enormes dimensiones. Vale, la película es magnífica y eso también cuenta, pero Spielberg rescató un género olvidado. Él solo.

Steven Spielberg parece tener un ojo clínico para entender los gustos del público. Parece saber darles lo que estos quieren. En cierta manera podemos dividir su trabajo en taquillazos y blockbusters por un lado, y dramas históricos de hecho. En muchas ocasiones con una relevante carga emotiva que consigue calar hondo en el público. Uno diría que solo hace dinero a espuertas con esos blockbusters, pero no. Sus dramas, incluso los de la última década, se han hinchado a hacer dinero. De verdad, míralo aquí, si te lo damos mascadito para que no tengas margen para la duda.

Ese ojo clínico del Rey Midas Steven Spielberg debe ser algo natural, porque él mismo dice que “sólo sé lo que me gustaría ver. En el fondo, sigo siendo un adolescente e intento contar las historias que me interesan a mí. Todas mis películas son personales, pero una vez se han estrenado, muy raramente las vuelvo a ver”. Si esto es tal cual, si no hay una mínima mentirijilla, pura y casta, en sus palabras, su trabajo y especialmente su éxito tienen aún más mérito.

Un director que gusta a todos. Desde los más pequeños a los mayores, así como a todo tipo de cinéfilos. Algo debe tener el hombre, sin duda. En Revancha Steven Spielberg es uno de nuestros favoritos. Uno de esos directores de los que no nos perdemos una película. Esperamos que te haya quedado claro porque Steven Spielberg es el Rey Midas de Hollywood.