Los Oscars ya están aquí. Y no vienen en su mejor momento. Las polémicas de este año, iniciadas con el famoso premio a la película palomitera -del público-, al mejor blockbuster fue un fiasco. No agradó y acabaron suprimiéndola. El affaire de no tener presentador y ahora, la brillante idea de mostrar en diferido algunos discursos vaya ústed a saber por qué. Al final, como era de esperar, diferentes directores se han mostrado en contra y la Academia ha debido rectificar. Quién les mandaría meterse en semejantes fregados innecesarios.

Pero toca, por fin, hablar de los Oscars, del glamour y del ¿buen cine? Sin duda alguna la calidad artística de estos premios está yendo en declive, reconociendo un cine que hasta ahora solo parecía aceptado en otro tipo de Festivales, pero con ello alejando al público general de los premios. Por si fuera poco, nuevamente ocho nominadas para meter con calzador algunas películas, y que solo sirve para abaratar el valor de una nominación.

Destripamos las principales categorías, sus favoritas, y de paso lanzamos alguna idea de por donde irán el resto de premios que entregue la Academia. Roma es, sin duda alguna, la gran favorita a los principales premios y, quizá, incluso sea la más galardonada si no lo remedia La Favorita.

Película de Netflix

Mejor Película

¿Ganará? Roma, la gran favorita. Es la película más aplaudida en los premios previos de relevancia. En los Globos no podía participar en la categoría principal al no ser una película rodada en inglés, pero aquí va con todo. Únicamente el hecho de estar producida por Netflix, que ya sabemos que la plataforma no es del agrado de todos los académicos, podría dar al traste con el Oscar de la noche.

¿Rivales? Con Ha Nacido Una Estrella fuera de la competición con los reveses previos -en los Globos era cantado su premio… y perdió- el resurgir de La Favorita y el buen hacer de Green Book parecen convertirlas en las principales “otras” candidatas. Eso sí, la no nominación de Peter Farrelly es un revés importante a las opciones de esta última.

Cuarón Oscars

Mejor Director

¿Ganará? Alfonso Cuarón. Este debería ser su segundo Oscar. Por Gravity se quedó con las ganas del premio gordo de la noche. En esta edición tiene más atado el doblete… pero veremos qué sucede. Lo que está claro es que aquí su carrera ha sido un paseo del que nadie duda

¿Rivales? No cabe la menor duda de que Spike Lee, más por su nombre y peso, y en menor medida Yorgos Lanthimos -por estar en otra de las películas de la edición- son los siguientes en la lista, pero lejos, realmente lejos, en cualquier casa de apuestas.

Rami Malek Freddie Mercury

Mejor Actor

¿Ganará? Rami Malek. Las duras críticas a la película llegaron a cuestionar incluso su merecidísima nominación hace ya tres meses. Pero la carrera de la película, resurgida con los Globos de Oro y revalorizada en cada premio que Malek se llevaba para casa ha dejado claro que el premio del público al fenómeno del año y el reconocimiento a Queen y a Mercury pasan por este Oscar.

¿Rivales? Solo Christian Bale parece con alguna remota opción -repito, remota-. A la Academia les gusta esos sacrificios que hacen los actores para representar su papel. Bale en ese aspecto es camaleónico y se lo toma realmente en serio. Un actor como la copa de un pino… pero parece que este será el año de Malek. ¿Bradley Cooper? Ninguneado en dirección y sin premios importantes no dudo que sea el tercero en discordia, pero solo el ser un actor muy querido en la Academia -recibió tres nominaciones consecutivas- podría otorgarle el reconocimiento.

Glenn Close Oscars

Mejor Actriz

¿Ganará? Glenn Close. No está cantado su premio, ni mucho menos. Y de hecho el mismo papel interpretado por otra actriz con menos peso cinematográfico probablemente se conformaría con la nominación. Pero toca destacar que es su octava nominación. Una actriz amada y reconocida que aún no sabe lo que es llevarse un mísero Oscar. Puede ser su última oportunidad y ante la duda el premio caerá en ella.

¿Rivales? Olivia Colman. Sin duda alguna está en la película que debe estar y borda el papel. Pero la productora decidió que compitiera como actriz principal cuando, como Secundaria, tendría el Oscar bajo el brazo -sí, esas polémicas de donde ubicar a cada protagonista-. Su Oscar sería merecidísimo y por ello estamos ante un duelo apasionante. Pero parte en desventaja, es su primera nominación y compite ante una gran actriz.

Green Book

Mejor Actor Secundario

¿Ganará? Mahershala Ali. Sería su segundo Oscar en esta categoría en pocos años. Sin duda ese sería su único hándicap. Reconocido su papel y reconocida la película, podría ser el único premio -salvo que se lleve guion- para el film de Peter Farrely. Uno de esos premios que hace dos meses no estaba claro pero que los premios recientes han llevado en volandas a Ali a por una nueva estatuilla.

¿Rivales? Richard E. Grant por Podrás Perdonarme Algún Día y Sam Elliot por Ha Nacido Una Estrella. Uno por el papel en la película, auténtico rival de Ali, y el otro porque a sus 74 y pese a su primera nominación es un reputado actor cuyo premio no lo vería mal nadie.

La Favorita

Mejor Actriz Secundaria

¿Ganará? Rachel Weisz. Parece decidido que del dúo formado por Weisz y Emma Stone la productora y el reciente BAFTA -vale, barrieron para casa- están con la actriz británica. Solo que los amantes de La Favorita repartieran sus votos podría dejarla sin el apoyo necesario para ganar. Pero ojo, es una categoría muy abierta, probablemente la más abierta de las categorías principales.

¿Rivales?  Las dos principales rivales son Amy Adams y Regina King. La primera está en una de esas películas donde su transformación luce, y algún día tocará reconocer lo gran actriz que es. Regina, por su parte, está reconocida en muchas quinielas como la auténtica favorita, pero El Blues de Beale Street ha sido ninguneada en las categorías importantes por la Academia y eso puede ser un duro palo para sus opciones. ¿Emma Stone? Lo dicho, ante la duda, los amantes del film irán a votar a Weisz, con teóricas más opciones.

Polémica Oscars 2019

¿Todos contentos?

Por primera vez desde que la Academia nomina al menos ocho películas, podría darse la situación de que TODAS las películas nominadas a la categoría reina, se lleven al menos un galardón, incluso si contamos únicamente a los favoritos. Hemos visto como Roma tendría los dos principales galardones -a los que sumar Habla No Inglesa y el posible de Fotografía-, Green Book se llevaría el de Mejor Secundario, Bohemian el premio de Malek…

En cuanto al resto, Ha nacido una estrella tiene su recompensa en Mejor Canción -ese sí será el premio de Lady Gaga-, La Favorita por si fallase la opción de Weisz tiene muchas papeletas en Guión y Vestuario -incluso, apurando, en Dirección Artística-, Infiltrado en el KKK se llevará el de Guion Secundario, recompensa que saciará a Spike Lee y cualquier cuenta que la Academia o él creyeran pendientes. El Vicio del Poder se llevará salvo sorpresa el de Mejor Maquillaje, y se peleará con Bohemian Rhapsody por el Mejor Montaje. Y, por último, Black Panther, dudamos mucho que la hayan abrazado para, a la hora de la verdad, dejarla de vacío. Diseño de Producción -apunten esta categoría- es su mayor opción, junto a las categorías sonoras.

No hay una gran dominadora ni una gran película. Y en esa situación esta igualdad que hará que muchas películas se repartan los premios, sin haber una gran ganadora más allá de, probablemente Roma, habla a las claras del rumbo que está tomando la Academia. Todos contentos con el chiringuito montado y hasta el año que viene… esperemos que sea mejor.