Se acercan unos Oscars donde como cada año hay una serie de favoritas en cada categoría con segundas opciones al acecho. Tras un año pasado donde saltó la sorpresa de manera incontestable, este año hay dos títulos con más opciones que los demás, pero analizaremos las cuatro películas que parecen destinadas a ser el cuarteto de films con más opciones.

No hay normas escritas, pero ninguna de ellas cumpliría todos los requisitos para ser una clara favorita incontestable. ¿Por qué? Porque hay una serie de bases que no se cumplen al 100% para todas esas películas. Analizamos esos ‘contras’ históricos a los que se enfrentan estas películas.

 

¿Ganar el Oscar sin haber sido nominado su director?

Una gran incógnita. La mejor película del año históricamente ha tenido al mejor director del año. Así fue durante numerosas galas. Una o dos veces, como mucho, se cambiaba el guión y se repartían los dos premios. Sin embargo desde 1998 hasta 2002 hasta tres veces en cinco ediciones se cambió esta norma y ganó una película el Oscar más importante y otra el de Mejor Director. Y, por si fuera poco, en los últimos 5 años se ha vuelto a esa dinámica batiendo el récord, y solo en una de estas 5 últimas ediciones, Film y Dirección han ido de la mano -Birdman e Iñarritu-.

Digamos, pues, que quien hace la mejor película suele ser el segundo favorito en Mejor Director. Lo que es indiscutible es que debe estar nominado. Desde los años 30, donde había menos nominadas y los Oscars iban en pañales únicamente en dos ocasiones la película ganadora a Mejor Film no obtuvo nominación alguna para su director: Paseando a Miss Daisy (1989) y Argo (2013) donde a Ben Affleck lo fusilaron de las nominaciones siendo el máximo favorito al Oscar como Mejor Director.

A pesar de ser muy reciente este último hito, que en tantas décadas solo haya sucedido dos veces resta opciones a Tres Anuncios en las Afueras, que a pesar de ser favorita, no ha obtenido nominación a Mejor Director.

 

¿Ganar el Oscar sin lograr el premio a Mejor Guión?

Bien sea en su vertiente de Original, bien sea en su vertiente de Adaptado, las películas que se llevan el Oscar al Mejor Guión, terminan llevándose el gato al agua. Hace mucho tiempo esto no era una norma, ya que se premiaban películas épicas que no necesariamente tenían el mejor libreto pero eran muy logradas.

Sin embargo, desde Million Dollar Baby (2004) en las doce últimas ediciones de los premios de la Academia únicamente en una ocasión, la mejor película se fue sin el premio a su guión: The Artist -cabe destacar que era una película muda-. En las otras once ocasiones, Guión y Film han ido de la mano, aunque las películas obtuvieran pocos reconocimientos más.

Aunque este premio no se ha entregado, en todas las quinielas hay dos favoritas a Mejor Guión Original: Lady Bird y Tres Anuncios en las Afueras; La Forma del Agua parte en las apuestas por debajo incluso de Déjame Salir, por lo que las opciones de La Forma del Agua se reducen con claridad si analizamos este apartado.

 

¿Ganar solo dos Oscars, siendo uno el de Película?

Vale, vale, tenemos un ejemplo reciente en Spotlight, que hace dos años se llevó solo dos premios: Film y Guión. Pero la realidad es que dos premios es una cifra pobre para una gran ganadora. De hecho desde Rocky en 1976 -con tres Oscars- hasta la siguiente que bajó de la cifra de cuatro, pasaron treinta años -2005, Crash-. Ahora es muy habitual ver ganadoras con tres premios, pero con dos solo tenemos a Spotlight.

Habría que irse hasta 1952, para toparnos con El Mayor Espectáculo del Mundo, ganadora de únicamente dos premios incluyendo el de Film en su palmarés. Hemos mencionado que Lady Bird, que parte la tercera en las quinielas, es una de las dos favoritas a Guión Original. Si la Academia decidiera premiarle como mejor película su único premio factible de las cinco nominaciones que tiene, además del de film sería el de Guión Original. ¿Otra ganadora con 2 premios? Vista la historia, difícil.

 

¿Oscar sin haber estado en Mejor Guión?

Quién lo tiene prácticamente imposible es la cuarta en discordia: Dunkerque. La película de Nolan sí ha entrado en las dos categorías más importantes, pero no ha logrado nominación a Mejor Guión. Totalmente lógico teniendo en cuenta que Nolan estuvo a un tris de rodarla sin guión alguno. Finalmente hizo un pírrico y escaso libreto de salir del paso.

La potencia de su film es otra, y no su guión, pero la Academia acostumbra a dar el Oscar a Mejor Film a una película que, cuanto menos, tiene sus opciones en la categoría de libreto. Antes hemos analizado como lo más normal es que Film y Guión vayan de la mano. Pero si no logras el de Guión al menos debes estar nominado. Algo tan impepinable como el dueto Film-Director nominado. En la historia más reciente a la vista únicamente Titanic logró el Oscar de Mejor Película sin estar nominada en Guión. Hace más de dos décadas de ello, pero Titanic es un hito del cine, comercial como pocas y un auténtico logro técnico que la catapultó al Oscar.

 

¿Oscar sin SAG?

Por último analizaremos otro premio que se ha vuelto importante para los que analizan la carrera del Oscar: el premio del Sindicato de Actores al Mejor Reparto. Partamos de la base de que un premio al Mejor reparto NO debe ser analizado como un premio a la mejor película. Pero desde Braveheart en 1995, las ganadoras del Oscar siempre están nominadas entre las 5 de dicho sindicato.

Tal es la potencia de dicho sindicato que el año pasado La La Land era gran favorita a pesar de no haber estado en dicho evento nominada -donde sí estuvo Moonlight- y al final ya sabemos lo qué pasó. Este año entre las cinco nominadas a Mejor Reparto del SAG tenemos a Tres Anuncios en las Afueras (que fue la vencedora) lo que le da muchas opciones de ganar el Oscar. La Forma del Agua o Dunkerque no entraron en estos premios.

 

Nos preguntamos…

¿Podrá ganar La Forma del Agua el Oscar de la mejor película tras no estar nominada a los SAG de mejor reparto o no conseguir, como es probable, el Oscar de Mejor Guión? ¿Podrá ganar Tres Anuncios en las Afueras y vencer a la no nominación de McDonagh como director? ¿Podrá Lady Bird ser la revelación indie de la noche y alzarse con el Oscar de Mejor pPelícula con solo dos premios? ¿Dunkerque sorprenderá contra todo pronóstico logrando el Oscar sin haber estado en los SAG o sin tener su guión nominado?

Sin duda alguna lo más normal es que una de las leyes no escritas de los Oscars, que cada cierto tiempo se rompen, suceda. Será la excepción de la regla, sin duda alguna.