Cada uno tendrá, en su memoria cinematográfica, una serie de películas que desearía no haber visto, o que debería haber visto bajo ciertos efectos, o con la cuadrilla de risas. Desde Revancha hemos decidido que no es buen cine todo lo que reluce y proponemos 10 de las peores películas que hemos visto en la vida.

 

 

Catwoman

Los hay que ven las Batman de Joel Schumacher como lo peor del cine de superhéroes. Posiblemente no les falte razón, en parte. Porque a principios de este siglo Pitof, que había dirigido la interesantísima película francesa: Vidoqc, dio el salto a Hollywood para emprender la dirección de este proyecto con Halle Berry en el momento del boom. ¿Qué podía fallar? Que en lugar de hacer una película entretenida aunque falta de ingredientes, directamente hicieron una basura. El guión, que se rumorea que lo escribieron tres monos a cambio de plátanos, no ayudaba, Pitof sepultó de golpe su carrera… y todo por una película que no tenía ni pizca de gracia, ni de chicha. Abrir una lista de peores películas es fácil cuando tienes Catwoman para ser elegida.

 

Dragon Ball

Dragonball Evolution

No soy un fan aférrimo de Dragon Ball. Me gustaba cuando Goku era pequeño… el resto, se veía, entretenía y tal. Entendamos que un fan de la saga podía tener el listón alto. Bien, vale, ahora tiremos el listón al suelo… Pensemos por un momento que aquella saga de dibujos nunca ha existido y veamos la película con los ojos de un ignorante del Universo Dragon Ball. Si ponemos sobre la mesa todo ello la película llega a ser un disparate de flipar, mala a rabiar, y con unos efectos especiales pésimos. Ni siquiera Chow Yow Fat -lo poco potable- lo hace necesariamente bien. Si ponemos los ojos de un fan, a los 10 minutos le habríamos echado gasolina y fuego a la película. ¿Alguien duda de que deba estar en una lista de las peores películas?

 

Un loco a Domicilio

Para algunos, una película incomprendida… para la gran mayoría una película de humor sin ni pizca de gracia, y para Homer Simpson, el film que “casi” se carga la carrera de Jim Carrey. La verdad es que Carrey hace sus gracietas y tal. Pero donde en otras películas tiene sentido, incluso en la surrealista La Máscara, aquí no tiene nada ni pies ni cabeza. No ayuda que el protagonista del film sea Matthew Broderick, uno de esos actores de inicios de los noventa de talla baja. El sinsentido parece no acabarse y el par de escenas o tres donde Carrey hace alguna payasada interesante, no merecen el pago de una entrada, ni el tiempo nuestro.

 

Anaconda Película

Anaconda

Uno de los teóricos Blockbusters de 1997 -recuerden, año en que James Cameron volvió a hundir el Titanic– fue esta película sobre un monstruo de ¿nueve metros? Que deambula por el amazonas matando a todo el que pille. Con Jennifer López aun sin ser la megaestrella que sería, pero ya estaba en ello, en el rol protagonista, y con uno de esos gazapos para la historia: el barco en que viajan se encalla en un plano donde en el fondo vemos una cascada. Cuando lo consiguen desencallar, se ve que el agua de la cascada va hacia arriba. Es decir, no se habían molestado en rodar otra vez… simplemente habían cogido el plano y rebobinado. Cine de autor. Seguro que tiene sus fans, pero hace méritos para estar en esta lista de peores películas.

 

Dragones y Mazmorras

Cartón piedra. Del barato, del todo a 100. Eso es lo que se ve a rabiar por todos los decorados de este proyecto que prometía. Prometía con el trailer, con los protagonistas, iniciando por Jeremy Irons y Thora Birch. ¿Qué falla? Pues todo, no la historia en sí, que es cinematográfica, si no el hecho de que ninguno de los actores parece saber qué leches hace ahí, unos efectos especiales de los cutres -qué daño nos hace el buen cine de superhéroes, pero la película ya era anticuada en su época-. Como telefilm igual hubiera tenido un pase, pero proyectada en cines… directa a nuestra lista de peores películas.

 

Torrente 3

Tenía que caer. Soy fan de la saga Torrente desde chiquitito. O al menos de esa primera parte que salió a caballo o rebufo del buen cine de humor y acción español: El Día de la Bestia y Airbag como puntas de lanza. Y si Torrente fue un hallazgo, Santiago Segura, otro. Y Torrente 2 una buena continuación. En la tercera descarriló. Tenía tantos coleguillas queriendo hacer cameos que directamente parecía que se iban inventando argumento y secuencias para gloria de los coleguillas de Santiago y no por el bien del cine. La cuarta fue otro sinsentido, pero no tan mala como esta.

 

Grinch Jim Carrey

El Grinch

¿Otra vez Carrey entre las peores películas? Sí, porque tanto maquillaje no merecía la pena y porque Ron Howard también tiene que recibir lo suyo. Que el actor tuvo su momento y llegó a merecer el Oscar -El Show de Truman, o la mención por Olvídate de Mi-. Pero es que aquí intentaron hacer un cine familiar, y ni por esas. Buen director, un actor que genera humor… y el resultado es aburrido, sin gracia. Y, lo peor, con Carrey escondido tras kilos de maquillaje con todo el tiempo que eso suponía. Al menos, el bueno de Jim cobró de lo lindo por el proyecto

 

Monkeybone

¿Os pensábais que no iba a recibir su lugar en esta lista de peores películas? Hubo un intervalo de ¿tres años? donde Brendan Fraser fue una de las estrellas del momento. George de la Jungla ahí lo dejó, a punto de caramelo, para que la saga de La Momia le catapultara… ¿Y después? Después llegaron films como este y Al Diablo con el Diablo, auténticas diabluras de parte de los guionistas, gamberros y en gran parte culpables de semejantes despropósitos. En Monkeybone un escritor acaba yendo a… resumo: a una película muy mala donde él es el protagonista. Gasté dinero para alquilarla en el videoclub, así que por solo eso, debería sentirme estafado

 

Street Fighter Jean Claude Van Damme

Street Fighter

Ha costado decidir para el último puesto de la lista -y eso que no era un top 10 al uso-. Películas con Hulk Hogan, Steven Seagal, Dolph Lundgren, Whoopy Goldberg o Shaquille O`Neal postulaban para el puesto. Pero nos quedamos con Jean Claude Van Damme, y con Raúl Juliá haciendo del malo de turno para una de esas películas basdas en videojuegos que rara vez salen bien. Mira que teníamos Mortal Kombat o Super Mario Bros como ejemplos de basura cinematográfica, pero el Razzie, el premio gordo, se lo merece esta película que tenía a Kylie Minogue en uno de sus papeles importantes.

 

Inchon

Soy fan del cine bélico. No lo puedo esconder. E Inchon es la peor película bélica de la historia para muchísimos críticos. Una película sobre la Guerra de Corea -sí, esa de la que no se acuerda ni el tato en Estados Unidos y que sucedió entre la Segunda Guerra Mundial y Vietnam-. Rodada por encargo de una comunidad de monjes coreanos con mucho dinero -o algo así, qué más da- en 1981. Costó la friolera de 40 kilotones de dólares de la época, una barbaridad para esos tiempos. Y recuperó  menos del 20%. Y ahí Laurence Olivier, el gran Laurence Olivier, cobró de lo lindo por ni esforzarse en el papel. Un gran actor haciendo un papel chapucero, con Toshiro Mifune o Jacqueline Bisset. Los Razzies, en su primera edición de los premios, se acordaron de ella -y de sus padres- para otorgarle 4 estatuillas incluyendo la de Peor Película.