Llega a nuestras pantallas First Man, la nueva obra del joven oscarizado Damian Chazelle, protagonizada por Ryan Gosling, a quien ya dirigió en La La Land. First Man nos embarca en un biopic sobre el primer hombre que pisó la luna, allá por 1969: Neil Armstrong. Por eso, os proponemos un viaje por ocho de los centenares de viajes galácticos vistos.

 

Viaje a la Luna Melies

Viaje a la Luna (George Melies, 1901)

El cine estaba aún en pañales. Apenas se hacían cortometrajes cuando este visionario director realizaría su obra más recordada: Viaje a la Luna, una epopeya cuya imagen para la posteridad es la de un cohete aterrizando en uno de los ojos de la Luna. Después, los viajeros recorrerán el satélite, donde intentarán huir de unos seres maléficos sospechosamente idénticos a los que había en muchos de los cortos del director francés.

 

La mujer en la Luna

La Mujer en la Luna (Fritz Lang, 1929)

Uno de los autores alemanes más laureados de la posguerra de la Primera Guerra Mundial sería Fritz Lang, autor de esa joya del séptimo arte titulada Metrópolis. Por el camino, antes de embarcarse rumbo a EEUU como harían otros autores alemanes -Lubitsch, entre otros- huyendo del nazismo, dirigió esta obra coguionizada por su mujer Thea Von Harbou. Auspiciados por la idea de que pueda haber mucho oro en la Luna, una empresa patrocina el proyecto de un científico que pretende llegar allí a buscar el codiciado premio.

 

2001 Stanley Kubrick

2001: Una Odisea en el Espacio (Stanley Kubrick, 1968)

Y entonces llegó él. Stanley Kubrick, uno de los maestros del cine, nos regaló un año antes de la llegada del hombre a la Luna, una visión del espacio como nunca antes se había visto. Desde esa secuencia que versa sobre la creación de la humanidad, con esos primates peleando con los huesos, a ese salto temporal a la era espacial. Y todo ello con una historia donde somos gobernados por las máquinas y con el mensaje o moraleja sobre el nacimiento. Una obra tan compleja como fascinante.

 

Solaris

Solaris (Andrei Tarkovski, 1972)

Ganadora en Cannes del Gran Premio del Jurado, esta obra de uno de los maestros del cine soviético nos mostraba la desgarradora soledad en el espacio. Más de dos horas y media de duración a bordo de una nave camino de un planeta donde deberá hacer de detective y descubrir por qué ha muerto un científico a bordo de una estación espacial. El norteamericano Steven Soderberg dirigiría un remake con George Clooney de protagonista en 2002. Nada que ver.

 

Alien El Octavo Pasajero

Alien: El Octavo Pasajero (Ridley Scott, 1979)

Rezaba su eslogan que “en el espacio, nadie puede oír tus gritos“. La nave Nostromo pasó a la historia por ser la primera en descubrir una especie alienígena muy chunga y peligrosa. Ridley Scott catapultó así su gran carrera cinematográfica y nos regaló a una de las heroínas por excelencia de la historia del cine: La Teniente Ripley, interpretada por Sigourney Weaver que aparecería en las tres secuelas. Una saga para la historia que comenzó con este film de ciencia ficción y terror que seguía las bases del cine de terror de la época, poco a poco, uno a uno, esa bestia que no se nos enseña en su totalidad, va acabando con la tripulación.

 

Apollo 13

Apolo XIII (Ron Howard, 1995)

La película más parecida a First Man que podemos encontrarnos, básicamente porque está basada en hechos reales, en el viaje del Apolo XIII -mal número para intentar viajar al espacio-, cuya misión era volver a pisar la Luna. Sin embargo, eso nunca sucedió debido a problemas con la nave. El objetivo, en ese momento, no sería otro que volver sanos y salvos a la tierra. El reparto, encabezado por Tom Hanks, uno de los fuertes de la película.

 

Armageddon Bruce Willis

Armageddon (Michael Bay, 1998)

¿Pensábais que la omitiría de la lista? Quien la haya visto sabe que no estamos ante una obra maestra pero sí ante una de esas películas que todo fan del cine de acción y palomitero debe apladir con las orejas. Una de esas obras que a pesar de su larga duración nos hizo disfrutar de pequeños. ¿Bruce Willis y su cuadrilla de hombres dedicados a saquear petroleo salvando a la humanidad? El argumento promete. Como ver a Steve Buscemi y a Peter Stormare juntos tras Fargo.

 

Gravity

Gravity (Alfonso Cuarón, 2013)

La película que abrió las miras de la Academia a algo más que a los dramas, el cine de época y las comedias suaves y benévolas. El cine de ciencia ficción le debe una al director mexicano, que metió a Sandra Bullock y a George Clooney a perderse por el espacio con el objetivo de intentar sobrevivir y llegar a la tierra. Una obra que en 3D ganaba mucho y que James Cameron encumbró con buenas palabras. Sin duda, una de esas aventuras espaciales que te quitan el hipo.

 

Interstellar

Interestellar (Christopher Nolan, 2014)

Uno de los grandes autores del Siglo XXI, Christopher Nolan, había flirteado con la ciencia ficción en Origen, pero allí no había viajes espaciales, sino al interior de los sueños. En Interestellar, Nolan nos deleitó con tres horas de una obra muy personal que, por desgracia para él, muchos quisieron comparar con 2001. Sin embargo, sigue siendo una de sus obras más aplaudidas y una de las mejores películas sobre viajes espaciales. Al final del camino esperaba la salvación de la humanidad, un hombre buscando salvar a su familia yendo al espacio, sabiendo que quizás no volverá.

 

The Martian

Marte (Ridley Scott, 2016)

Ridley Scott volvía al género que le encumbró, pero lo hacía desde una vertiente diferente. Aquí la estrella del espectáculo, en lugar de un bicho, era Matt Damon contando chistes a la pantalla en la más completa soledad marciana. Perdido en el planeta rojo, este científico se las ingenia para sobrevivir mientras en la Tierra buscan la manera de irle a rescatar. Un notable reparto y un Damon en estado de gracia -le nominarían al Óscar- hacen del film un entretenimiento notable, una de esas películas de ciencia ficción que merece la pena disfrutar, al menos, una vez en la vida.