Séptimo duelo de #PelículasGemelas, la sección donde enfrentamos a películas similares estrenadas más o menos en el mismo tiempo. Es la hora de ir a los 80 para hablar de ‘Regreso al futuro’ y ‘Peggy Sue se casó’, dos películas gemelas que nos envían al pasado, al instituto y a la adolescencia con Robert Zemeckis y Francis Ford Coppola a los mandos. ¿Cuál ganará?

Películas Gemelas: 'Regreso al futuro' vs 'Peggy Sue se casó'

ARGUMENTO:

Los protagonistas de ambas películas se ven viajando 25-30 años atrás, creándose así el dilema de si pueden -y quieren- cambiar lo que sucedió. ¿Qué consecuencias tendrá? ¿Cómo volverán a su tiempo?

FECHA DE ESTRENO:

Regreso al futuro – 3 de julio de 1985
Peggy Sue se casó – 10 de octubre de 1986

TAQUILLA:

Ambas disfrutaron de presupuestos casi idénticos -18 millones para Coppola, 19 para Zemeckis-, sin embargo el resultado fue muy dispar. ‘Peggy Sue se casó’ llegó a los 41 millones en taquilla, y quizá un estreno más temprano, en verano, le hubiera ayudado a mejorar esos números. Aún así hubiera sido muy difícil alcanzar las cifras del éxito planetario que fue ‘Regreso al futuro’, con 388 millones de dólares recaudados.

Regreso al futuro Peggy Sue se casó
Peggy Sue Se caso Regreso al futuro

La Intrahistoria

Entre ‘Regreso al futuro’ y ‘Peggy Sue se casó’ no hay ninguna pelea que reseñar, de hecho si bien son películas gemelas por la propuesta de viajar al pasado, la realidad nos dicta que pocos aspectos tienen en común. Su forma de encarar las historias resultan diferentes. Mientras una (‘Regreso al futuro’) apuesta por la comedia y el entretenimiento puro y duro, la otra (‘Peggy Sue se casó’) aporta toques de drama y reflexiones para una mirada, quizá, algo más adulta.

Hay que destacar que ‘Peggy Sue se casó’ fue un proyecto que pasó por dos directores antes de llegar a Francis Ford Coppola, mientras que la actriz protagonista pasó de Debra Winger a Kathleen Turner. De hecho la elección de Coppola vino como un último intento de recupera a Winger para el papel principal. El director tuvo que apretar a todo el mundo en el set de rodaje si quería mantener los derechos para decidir el montaje definitivo, ya que le pusieron fecha límite. En cambio ‘Regreso al futuro’ apenas vivió el vaivén de cambiar al actor principal con el rodaje ya comenzado, pero por suerte para ellos su opción segunda era en realidad la primera.

El análisis de… Regreso al futuro

Regreso al futuro Peggy Sue se casó

Regreso al futuro‘ es una de las grandes trilogías que nos ha dado el cine. En cuanto a entretenimiento puro y duro pocas como ellas. Y la primera entrega de la saga fue una explosión inesperada de diversión, comedia y juventud. Engancha desde esa mítica primera escena en la que conocemos a Marty McFly, en el garaje del científico loco Emmet Brown. Ojo, que si lo piensas bien ‘Regreso al futuro’ te manda una lección sobre lo importante que es no follar con tu madre. Zemeckis trabajando por nuestro futuro, amigui.

La primera media hora de ‘Regreso al futuro’ es trepidante. Conocer a ambos personajes, la escena con los libios, el curso de viajes en el tiempo acelerado, llegar a los años 50… ¿He dicho trepidante? Déjame añadir fascinante. Todo ello lo hacemos de la mano de un Marty McFly que no es el héroe al que estamos acostumbrados. No es especialmente guapo. No es especialmente molón. No es el más listo del garito. ¿Que no es el más molón? Vale, sí, lo es, pero lo descubrimos poco a poco. De primeras no vemos más que a un chavalín que no es el más popular del instituto. Lo del patín mola, eso sí.

A la chita callando ‘Regreso al futuro’ nos propone una aventura sin descanso en la que Marty debe conseguir que sus padres hagan en el pasado lo que les estaba destinado si quiere mantener su existencia. Emoción a raudales. Esta película es un hito generacional que ha marcado a montones de cinéfilos, entre los que me incluyo. ‘Regreso al futuro’ es historia del cine.

El análisis de… Peggy Sue se casó

Peggy Sue Se caso Regreso al futuro

‘Peggy Sue se casó’ no es ‘Regreso al futuro’. Vaya manera de empezar su análisis, ¿verdad? Arranco de esta manera por si has llegado hasta aquí sin haber visto este film, algo no tan extraño como parece. En mi entorno pocos conocen la existencia de esta ‘Peggy Sue se casó’ que Francis Ford Coppola nos ofreció en 1986. No esperes el mismo tipo de comedia, el mismo juego, la misma propuesta. Nos vamos al pasado, sí, pero con otras intenciones.

Donde ‘Regreso al futuro’ busca entretenimiento puro y duro, ‘Peggy Sue se casó’ intenta hacer una reflexión sobre nuestro paso por la vida, nuestras decisiones, la redención de estas y el arrepentimiento. Temas todos ellos demasiado densos para una comedia que en su propuesta no pasa de ser algo mucho más ligero en apariencia. Y quizá esos aspectos que le dan un toque más interesante hacen que precisamente pierda nivel.

Aquí no tenemos una manera molona de viajar al pasado. Ni siquiera hay un motivo molón por el que solucionar las cosas. Aquí tenemos a una Kathleen Turner de 40 años metida en el cuerpo de su yo de 17, con su experiencia, queriendo -o no- cambiar su pasado para así conocer otra vida. Desencantada tras un divorcio, cínica, aburrida con la vida. Así ‘Peggy Sue se casó’ pierde frescura, una que sí le dan la genial interpretación de Kathleen Turner y las divertidas de Jim Carrey y Nicolas Cage.

¿Cuál es nuestra favorita?

No hay color, lo sentimos pero no hay color. ‘Regreso al futuro’ es una de nuestras sagas favoritas y es, sin ningún género de duda, una mejor película que ‘Peggy Sue se casó’. Esta resulta una comedia fallida y, a la vez, una reflexión que se queda a medias sobre la vida adulta y el arrepentimiento del camino realizado. De hecho uno ve la película con la sensación de conocer el final. Esto es Hollywood y por tanto esa mujer protagonista nunca podrá dejar de lado a sus hijos y, si cambia el pasado, estos podrían no existir. ¿Acaso el equipo de ‘Peggy Sue se casó’ no había entendido nada de ‘Regreso al futuro’?

Aún así tiene sus momentos buenos pero, claro, languidece ante una película del calibre de ‘Regreso al futuro’. De hecho en comparación hay momentos en los que ‘Peggy Sue se casó’ parece la propuesta de telefilm de sobremesa de Antena 3 que un día nos quiso dar Francis Ford Coppola. Una película hecha con el piloto automático puesto, sin alma, sin vida propia, y que solo buscaba estar hecha. Una de esas a las que no vuelves, mientras que su rival es una obra perenne y que nunca dejamos de ver.

Vuestra favorita es…

Tenemos pocas dudas, pero aún así queremos que nos digáis cuál de estas dos películas es vuestra favorita. ¿Hay fans de ‘Peggy Sue se casó? ¡Cuéntanos!