Más de una década después de la última entrega de la saga, y 17 después de que el oscarizado Steven Soderbergh realizara el notable remake de La Cuadrilla de los Once, un clásico del cine con Frank Sinatra o Dean Martin encabezando el reparto, llega una cuarta entrega, Ocean’s 8, que nos indica que los tiempos cambian. Esta vez el reparto está plagado de mujeres, en todo un canto hacia la igualdad que pretende perseguir Hollywood en los últimos tiempos.

No lo digo únicamente por este proyecto dirigido por Gary Ross, especialista en cine de encargo palomitero, sino por los rumores de hacer una versión de Los Mercenarios con un reparto repleto de mujeres del cine de acción. Y he aquí ocho mujeres con ganas de demostrar que ellas también pueden dar el golpe.

¿Por el camino? El ingenio cobra más importancia que la preparación física, hasta el punto de que no hay mucha acción. Todo el film se centra, como es lógico, en preparar un golpe, en irnos dando trucos, pequeños caramelitos… y en el momento cumbre, intentar realizar el atraco perfecto. Pero ni está Hitchcock, ni está Kubrick, ni Paul Newman y Robert Redford con su encanto, aquí están Sandra Bullock, Cate Blanchett, Anne Hathaway y compañía.

Ocean's 8 Película

Sin duda el reparto tiene nivel. Encabezado por las oscarizadas actrices, y secundado por estrellas del nivel de Helena Bonham Carter o Rihanna, la película tiene buenos mimbres para arrancar con buen pie. No culparemos a las actrices de las posibles miserias o pobrezas del guión, elaborado con una única misión: entretener a las masas. Ocean’s 8 sigue a rajatabla las pautas del cine de atracos, el ABC bien aprendido de la escuela.

Con eso se logra aprobar, no cabe la menor duda, Ocean’s 8 es una película para pasar el rato y olvidarte durante casi un par de horas de todo. Su duración ayuda, también, a no llegar a hacerse pesada. Pero le faltan ingredientes. Desde no salirse de las bases, hasta ser no digamos ya predecible, sino que incluso simple en algunos aspectos. Tampoco Bullock, ni mucho menos Blanchett ayudan lo suficiente. Cumplen el expediente, pero no se denota un esfuerzo superior, como si el atraco se pudiera realizar con el piloto automático.

Ocean's 8

Es quizás, en las secundarias o en Rihanna donde nos podemos llevar gratas sorpresas en cuanto a las ocho magníficas. De Hathaway… vuelve a recordar a la de sus inicios con cine juvenil más que a la oscarizada actriz. Pero no nos centremos únicamente en analizar las interpretaciones, a fin de cuentas se trata de una película coral donde lo importante es la trama. Una joya preciosa intentando ser robada. Pero no está Peter Sellers en el camino. Tampoco seamos injustos, compararla con el notable/sobresaliente cine de atracos flaco favor le hace.

La comparativa, pues, debe ser con sus predecesoras. Obviamente había que ser muy optimista para pensar en alcanzar a la primera película, pero si la comparamos con sus secuelas, nos topamos con que repite las mismas fórmulas pero falla algo. Los 3-4 momentos graciosos no son suficientes para una película de su especie. El carisma de George Clooney, Brad Pitt y Matt Damon y el buen rollo que se ve entre ellos en pantalla no hace acto de presencia. Y las trampas, que lógicamente toda película de atracos debe tener son bastante sencillas, de las que no pasan la prueba del algodón.

No nos olvidemos que el pretexto del proyecto no era otro que entretener y pasar el rato. Ahí, repito, se cumple el expediente. La nota, eso sí, queda para otro asunto. Y si lo que pretendían era intentar ver una nueva vía para las películas de atracos, no se ha dado en el clavo lo suficiente. Esperemos que los futuros proyectos donde se pretenda hacer algo así como un remake pero con mujeres de protagonistas, los guionistas ayuden un poco… y todos los miembros involucrados se lo crean y curren un poco más que aquí.