Tras ver ‘Noticias del gran mundo‘ que nos propone Paul Greengrass, y con #RevanchaAMuerteEnOKCorral en marcha, resulta increíble que en los tiempos que corren tan pocos directores de renombre se la hayan jugado con un western. El que fuera el género glorioso de Hollywood a mediados del siglo pasado, ha ido quedando en el olvido. Y eso que la gran mayoría de artesanos tras las cámaras reconocen tener a John Ford en el olimpo del mundillo de la dirección. Incluso es el caso de un Paul Greengrass que, por estilo artístico, no parecía destinado a regalarnos un western.

Se agradece el empeño del director, sobretodo de volver a contar con Tom Hanks. Él le ofreció el que posiblemente sea su papel más recordado cuanto menos de la última década, y puede que desde ‘Náufrago’ (‘Capitán Philips’) y, para amantes del western y del oscarizado actor, es una gozada poderle ver de esa guisa, revolver y escopeta en mano, cual llanero solitario que recorre Texas en busca, probablemente, de sí mismo.

Tom Hanks en ‘Noticias del gran mundo’ es Hanks, hasta el límite de sus consecuencias. A quienes adoramos al actor nos parecerá otra de sus notables interpretaciones. Vuelve a cumplir sobradamente con su papel, con ese registro más veterano y menos divertido que suele acostumbrar a llevar en los últimos tiempos. Eso sí, tendrá algunos momentos para ese infantilismo y ternura, ya que a fin de cuentas en la trama tenemos a una niña. Esa niña mitad alemana mitad india, interpretada por Helena Zengel, es la auténtica estrella de la producción, eclipsando al propio Hanks, condenado por momentos al rol de niñera.

Amparándose en unos elementos artísticos de notable, como la banda sonora obra de James Newton Howard, o la fotografía de Dariusz Wolski, se consigue meternos de lleno en el Lejano Oeste y en una época difícil para el Sur de Estados Unidos. Estamos en 1866, tras acabar la Guerra de Secesión y los derrotados deben sufrir la presencia del Ejército de la Unión en sus tierras, tienen prohibido llevar armas -aunque se lo pasen por el arco del triunfo-. El odio es patente en cada zona que pisa el bueno del Capitán Kidd llevando esas noticias del gran mundo que dan título a la película.

Noticias del gran mundo critica

Paul Greengrass bebe del western clásico. La constante presencia de unos paisajes preciosos que nos recuerdan a Monument Valley sin serlo ayuda a ello. Nuevamente toca recordar la gran labor de Wolski para darnos planos y escenas que agradan a la vista. Tenemos a una niña de por medio, que puede bien equipararla a ‘Valor de ley’, el Hanks de la película tiene rasgos del Ethan Edwards errante post Guerra Civil con que nos obsequió John Wayne, y al mismo tiempo del James Stewart de ‘El hombre que mató a Liberty Valance‘; un hombre de letras capaz de intentar abrir los ojos si hiciera falta a villanos cercanos al propio Liberty en cuanto a rasgos.

Con ciertos cambios de ritmo, pero con una línea regular bastante clara, ‘Noticias del gran mundo‘ se convierte en una road movie del Oeste, como lo era ‘La Diligencia‘, y al mismo tiempo una buddy movie al estilo de ‘Centauros del Desierto’. El dúo formado por Hanks y Zengel nos hacen pasar dos horas entretenidas y eso que los tiroteos, como buen western, pasan a un segundo plano. Una gran secuencia, eso sí, en la parte central de la película, hará las delicias del espectador que espera plata y pólvora.

No obstante, la película parece ser simétrica en las formas. De esta manera, esa parte central es la que más eleva a un film que, por desgracia, puede hacer bola en su tramo final. Es ahí donde sale la vena buenrollista de Tom Hanks y la película puede volverse algo previsible. Al mismo tiempo, la ausencia de acción, bajando el ritmo acabará no elevanto a clásico moderno a la buena propuesta de Paul Greengrass. Lo que pudiéramos considerar epílogo, se alarga por momentos -¿con guiño incluido al Capitán Miller de ‘Salvar al soldado Ryan’?- más de lo que gustaría, pero se acaba llevando a buen puerto la producción.

Tenemos a Tom Hanks en una de vaqueros. Un western clásico rodado en pleno siglo XXI, algo que se echa de menos. Aprovechando lo aprendido en una gran maratón de buenas películas del Oeste, y al mismo tiempo empleando algunas de las técnicas que el cine actual puede ofrecer. Greengrass no arriesga, pero cumple con creces logrando un buen western. No le podemos pedir mucho más, ya que ha tenido la valentía y las agallas para rodar una del género. Otros grandes directores siguen sin recoger el guante.