Está de moda, gracias al cine de superhéroes, la palabra Universo cinematográfico, algo que no consiste en tener secuelas, sino en interrelacionar las mismas, y los personajes de diferentes películas. Algo que está haciendo de manera sensacional Marvel, que le está costando a DC… y que quizás deje en el baúl Universal con su alocada idea de hacer un Universo sobre los monstruos clásicos, los de toda la vida, pero quitándole la idea de ser género de terror. Rocambolesco.

Pero si algo hay que agradecer a Universal, más allá de intentar resucitar a los muertos, es que fue la primera compañía, allá por los años 30-40 que se inventó un Universo cinematográfico. Como lo oyen, el cine apenas empezaba a balbucear sus primeras palabras cuando Universal rompió los moldes con una saga de monstruos.

Antes de eso, en la época del cine mudo, la compañía había comprado los derechos de unos cuantos libros para llevarlos a la gran pantalla, fue el caso de El Jorobado de Notre Dame y El Fantasma de la Ópera donde en ambos casos el papel principal fue a parar a Lon Chaney, a quien se podría considerar el primer gran monstruo del cine, que en la era muda tuvo no pocos papeles en films como El Monstruo, Garras Humanas o La Casa del Horror.

Monstruos Universal

Sin embargo, dichos largometrajes eran de diferentes productoras, y en los años 30 Universal se adelantó a todas las demás y se especializó en el cine de terror. Apunten el año: 1931. Con el cine mudo ya abandonado a su suerte, Universal lanzó ese año dos películas que hoy en día son inolvidables: Drácula y Frankenstein. Protagonizadas por Bela Lugosi y Boris Karloff.  Los monstruos de toda la vida nacían en la gran pantalla en ese momento, por mucho que en la época muda hubiera films dedicados a dichos monstruos, alguno de la categoría de Nosferatu, de Landau.

Un año más tarde hacía su aparición el tercer monstruo histórico por excelencia: La Momia, también con Karloff haciendo de monstruo. Y comenzarían a surgir otros como El Hombre Lobo o El Hombre Invisible -el pobre un tanto olvidado hoy en día-. En el caso del hombre lobo hay que señalar que en el año 35 Universal realizó un film titulado Werewolf of London y que aquí tiene el título de El Lobo Humano. Dicho film, aunque habla de hombre lobo, no sería el que se tendría por referencia y base para el Universo, sino uno más tardío, de 1941 titulado ya El Hombre Lobo y protagonizado por Lon Chaney Jr., hijo del monstruo del cine mudo.

Monstruos Universal

El éxito de este tipo de cine en unas épocas difíciles para EEUU supuso que la productora se liase a hacer secuelas. De especial interés y éxito sería La Novia de Frankenstein (1935), dirigida por James Whale, que ya había realizado la inicial, y nuevamente con Karloff que sería protagonista de una larga lista de películas de terror de la productora, como es el caso de El Cuervo. En 1936 llegaba a las pantallas la algo más fallida La Hija de Drácula, para la que no estuvo Bela Lugosi. Y es que el actor más famoso por encarnar a Drácula interpretaría a lo largo de su carrera a diferentes vampiros pero únicamente en dos ocasiones al mismísimo Conde.

Se había dado luz verde a esas secuelas. Ambas sagas, la de Drácula y Frankenstein, las dos más exitosas de la empresa, tendrían una tercera parte: La Sombra de Frankenstein (Son of Frankenstein, 1939) y El Hijo de Drácula (1943) con Lon Chaney Jr. en el papel principal. Y el monstruo favorito de la empresa, que había interpretado hasta en tres ocasiones Karloff tuvo una cuarta El fantasma de Frankenstein, donde Karloff ya no haría de monstruo, y su lugar lo ocuparía el mismísimo hombre lobo: Lon Chaney Jr.

 

Cuatro del Universo

Pero lo realmente curioso de Universal no fue lo hecho hasta entonces. Dedicar películas a cada monstruo y hacer secuelas de las mismas era algo que en el cine ya existía y que continuaría existiendo. Lo novedoso fue juntar monstruos en sus películas. Y esto sucedió por primera vez en 1943, con Frankenstein y el Hombre Lobo.

La película arranca como una secuela de El Hombre Lobo, que resucita dispuesto a buscar una cura para su mal y va a buscar al Doctor Frankenstein, despertando en el intento al monstruo que está congelado. Con esa idea sencilla de base Universal junta a dos monstruos y los mete en una pelea entre ellos para deleite de las masas.

Monstruos Universal

Aunque la mencionada El Hijo de Drácula se realizó posteriormente a éste film, se aprovechó para que Drácula no faltara a la siguiente cinta. La zíngara y los monstruos -ahora ya conocida como debe ser: La Mansión de Frankenstein– juntó a los tres monstruos en una misma cinta. El invento se ve que debió gustar y la continuación llegaría un año después con La Mansión de Drácula, que era su lógica continuación.

Universal daría por cerrado el universo con… una parodia. Por si fuera poco meter a los monstruos todos juntos en una misma historia, decidió meter a Abbott y Costello, que eran los humoristas de la época. Eran el gordo y el flaco, solo que no los originales que en los años 30 habían entretenido a las masas. Abbott y Costello Contra los Fantasmas (Abbott and Costello Meet the Monsters) fue el punto y final a la saga; si bien se aprovechó el tirón de juntar terror y comedia para realizar un par de films más de los humoristas contra el asesino, con Karloff en el reparto y contra el Hombre Invisible.

 

Diferentes actores

Lo que sí que es diferente a las sagas Marvel donde los protagonistas por contrato van durando en los papeles, la Universal tuvo que realizar ciertos cambios en los papeles importantes. Ya hemos mencionado que Lon Chaney Jr. Realizaría papel de vampiro en la tercera de Drácula, haría de Frankenstein en la cuarta de dicha saga y sería conocido mundialmente como El Hombre Lobo. Pero ¿Quién fue quién en las cuatro películas de la saga?

En Frankenstein y el hombre lobo, Chaney Jr. Continuaría con su papel como licántropo… y ¡Bela Lugosi! Haría de Frankenstein -como lo oyen-; en La Mansión de Frankenstein John Carradine haría de Drácula, Glenn Strange haría de monstruo de Frankenstein y Lon Chaney Jr. tripetiría como hombre lobo. Como curiosidad, en este film aparecería en un papel importantísimo Boris Karloff, que no actuó como Frankenstein pero sí como Doctor Gustav Niemman. El papel de doctor en films de horror sería otra constante en la carrera del actor.

Monstruos Universal

En La Mansión de Drácula repetían en sus roles Carradine, Chaney Jr. y Strange; y por último en la parodia con Abbott y Costello Chaney Jr. y Strange interpretarían nuevamente a Hombre Lobo -constante en la saga- y al Monstruo de Frankenstein, mientras que para el papel de Drácula Universal resucitó a Bela Lugosi, el primer y original Drácula de la historia, en una forma de homenajear y cerrar el ciclo.

Como curiosidad, cabe señalar que Karloff, que inicialmente lo querían para el proyecto en el papel de Frankenstein, no actuó, pero un año después aparecería como el asesino de Abbott y Costello contra el Asesino. Dicen las malas lenguas que una mala relación entre Lugosi y él influyó en su decisión de no actuar en el proyecto. Pero la realidad es que durante años sí trabajaron juntos en algunos films de renombre como fueron: Satanás, El Cuervo o la notable El Ladrón de Cadáveres.