El cine de Martin Scorsese y sus películas nos enamora y engancha, somos adictos a lo que le director de Nueva York nos da. Como un yonqui y su heroína somos incapaces de superar un tiempo sin ver una de las magníficas películas que nos ofrece la filmografía de Scorsese. Tan adictos somos que nos atrevemos a definir cuáles son las características que nos dirán si estamos viendo o no una película de Martin Scorsese. No tienen porqué estar todas en el film, pero a buen seguro veremos varias de ellas cuando nos sentemos ante la pantalla. Por ejemplo, ¿qué tiene en común la película de Netflix ‘El Irlandés’ que Scorsese y su fetiche De Niro estrenaban en 2019 con ‘Uno de los nuestros’, ‘Casino’ o ‘Taxi Driver’? Juguemos a… ¿cómo saber que estás viendo una película de Martin Scorsese?

Martin Scorsese y sus actores fetiche

Scorsese DiCaprio De Niro

Sí, una de las principales características que encontramos en la filmografía de Martin Scorsese es su querencia por apostar por una serie de actores que repiten en bastantes de su películas. En el ejemplo anterior tenemos que Robert de Niro aparece en todas ellas. La relación entre de Niro y Scorsese viene de lejos, una de las parejas más icónicas del cine hollywoodiense. De hecho bien podríamos indicar que si aparece Robert de Niro en pantalla es porque estás viendo un film del siglo XX del director. El actor ha aparecido en nueve de las películas de su amigo. Incluso tienen una página en la wikipedia. En cambio si el que aparece es Leonardo DiCaprio lo que estás viendo es una película de Martin Scorsese del siglo XXI. En el caso del rubio actor son cinco los films en los que se ha puesto en manos del director. Podemos añadir dos personas más: Harvey Keitel y especialmente Joe Pesci. De nuevo, siglo XX. ¿Qué hacían Robert de Niro y Joe Pesci en una película de Scorsese de 2019? Bueno, ‘El Irlandés’ fue quizá el último homenaje –merecido- de Scorsese a las películas de gángsters.

Lee sobre Martin Scorsese y Robert de Niro, una de las más grandes parejas del cine

Las películas de Scorsese sobre gángsters y mafia

Uno de los nuestros

Siguiente obvio capítulo en este juego de cómo saber que estás viendo una película de Scorsese. La estrecha relación de Scorsese con la mafia y los gángsters llega al punto de haber realizado hasta seis películas sobre el tema. A saber: ‘Malas Calles’, ‘Uno de los nuestros’, ‘Casino’, ‘Gangs of New York’, ‘Infiltrados’ y ‘El Irlandés’. Como mínimo debemos considerar las tres primeras como obras maestras del género, con la protagonizada por Jack Nicholson cerca. La mano, el tacto del director para realizar películas sobre gángsters, violencia y mafia es ampliamente reconocida y nosotros celebramos que le guste tanto hacer este tipo de films. ‘Uno de los nuestros’ es nuestra película favorita de Martin Scorsese, cerca de ‘Casino’. Ya en ‘Malas Calles’ demostró que pocos iban a saber llevar al cine la vida en el barrio, en la familia, en la sangre. Ojo, si al terminar de ver la película y durante los títulos de crédito aparece la opción de ver el siguiente episodio no te asustes: no es un film, es una serie producida por Scorsese y se llama ‘Boardwalk Empire’. Sí, debes verla.

Crítica de ‘El Irlandés’, la última joya del cine de Martin Scorsese

La violencia del cine de Martin Scorsese

Casino Mafia

Sí, no podemos obviar que la filmografía de Scorsese maneja un alto componente de violencia bien sea de manera literal y visual o no. No me refiero solo a esas películas de gángsters y mafia en las que Scorsese se desata, sino también a otros como ‘El lobo de Wall Street’ –sí-, ‘Taxi Driver’ o ‘El cabo del miedo’. En la magnífica obra maestra que es ‘Taxi Driver’ Martin Scorsese va mostrando ese descenso a los infiernos de Travis Bickle y la violencia crece y crece junto a él. No la vemos hasta el final, pero la sentimos y nos empuja contra el asiento, nos aprieta contra él. Lo mismo ocurre en ‘El cabo del miedo’, donde el excelente manejo de la tensión y el suspense por Scorsese –y la gran actuación en todos casos de de Niro- nos va generando una angustia sin fin. Lo mismo sucede con sus películas de mafia. La violencia puede estar más presente, sí, pero eso no quita para que el excelente manejo de la violencia no visual, de esa tensión, de ese suspense, haga que en nosotros vaya creciendo el nerviosismo y la presión. En ‘Infiltrados‘ acabamos de los nervios. Y bueno, si ya hay mafiosos dando palos a diestro y siniestro con de Niro de por medio no lo dudes: estás viendo una película de Scorsese. Ah, los bates de béisbol en ‘Casino’. Amor.

El cristianismo y la religión

Religión Scorsese

¿Cómo? ¿Cristianismo y religión como características clave del cine de Martin Scorsese? Si amigas y amigos. Sí. La religión es un tema muy presente en el cine del director neoyorquino como vemos ya no solo en ‘Malas Calles’, sino también en su debut en ‘Who’s That Knocking at my Door’. En ambas los personajes de Harvey Keitel tienen un marcado e importante dilema católico y religioso que les genera problemas según se le presentan diferentes cuestiones morales y éticas enfrente. En muchas las películas de Martin Scorsese la redención de los pecados juega un papel clave en sus protagonistas. Le sucede al Charlie de Keitel en ‘Malas Calles’, al Jake Lamotta de de Niro en la excelente ‘Toro Salvaje’, al Teddy Daniels de DiCaprio en ‘Shutter Island’ o al Sebastián Rodrigo de Andrew Garfield en ‘Silencio’. Como si fueran una especie de extensión del propio Scorsese, quien de joven pretendía dedicar su vida al catolicismo pero que quizá a base de sus películas consigue explorar sus propios dilemas en busca de una redención personal. Ah, y además de la nombrada ‘Silencio’ también tenemos ‘La última tentación de Cristo’, dos películas puramente religiosas.

Los antihéroes en las películas de Martin Scorsese

Antihéroes y villanos Scorsese

En el caso del director de Nueva York la presencia de criminales y antihéroes es notoria de principio a fin. Sus gángsters no son más que eso. Nos los muestra con virtudes y defectos, como héroes de una historia de la que no pueden serlo, en ocasiones víctimas de la sociedad o de sus propios defectos. Martin Scorsese consigue que apostemos y apoyemos a sus villanos, sus antihéroes, sin darnos cuenta que no hacemos más que apoyar a un protagonista de dudoso calibre moral. Su Travis Bickle llega a ser una especie de héroe moderno imposible para muchos, o el más cercano Jordan Belfort (‘El lobo de Wall Street’), a quien apoyamos sin dudar a pesar de ser conscientes de que él no dudaría en robarnos todo nuestro dinero. Además de ser ambos casos personajes que desprenden una dudosa confianza. En ‘El cabo del miedo’ no esperamos nada bueno de Max Cady y aún así queremos que consiga sus objetivos. Un tipo que nos presentan saliendo de la cárcel. Una de las grandes bellezas de la filmografía de Scorsese, ese conseguir que siempre vayamos del lado del criminal, del malo. ¿Será por la búsqueda de redención que mencionaba?

El rock and roll y la música

Escena inicial Toro Salvaje

Le hemos dedicado todo un texto a las canciones que Martin Scorsese nos ha ido dejando en sus mejores películas. Momentos inolvidables que consiguen crecer no ya de la mano de dichas canciones, sino por la maestría con la que el director consigue hacer que canción, escena, personajes y película mimeticen y se hagan uno. Le da un nuevo aire a todo ello. ¿Quién no ha pensado en ‘Uno de los nuestros’ al escuchar ‘Layla’ de Eric Clapton? Si has puesto la tele y sin darte cuenta estás viendo una película que no sabes de quién es pero hay una escena enormemente violenta al ritmo de los Rolling Stones, las Ronettes o similares no lo dudes: es una película de Martin Scorsese. Por no olvidar el buen hacer del director en lo que a documentales musicales se refiere: The Band, los propios Rolling Stones, Bob Dylan –dos veces- y George Harrison lo corroboran. Y como con el cine de gángsters y mafia de Scorsese toca hacer un último apunte: le gusta tanto el rock and roll y la música popular que hizo las veces de productor de Vinyl, una serie de HBO que a nosotros nos encanta sobre la industria de la música en los años 70. Lo malo fue que a poca gente más le gustó.

El rock and roll y la música en las películas de Scorsese: seleccionamos 16 escenas inolvidables

Nueva York y y el cine de Scorsese

Nueva York Scorsese

Otra de las grandes características del cine de Martin Scorsese es la obvia y natural relación que une a sus películas con la ciudad de Nueva York. Originario del barrio de Queens, las calles le obligaban a ser un tipo duro pero alguien de metro y medio lo tenía difícil. ¿Solución? Tirar de labia y hablar mucho, tanto que se cansaban de él. Esa crecer en unas duras calles donde cualquier día podían darte una paliza marcó al director y se nota en sus películas. Además del claro amor que siente por la ciudad que le vio nacer. En los setenta no se cortó un pelo a la hora de mostrarla tal cual era y la sentía: sucia, violenta, agresiva, cruda, inesperada. En ‘Taxi Driver’ la propia ciudad de Nueva York es un personaje más. Muchos señalan ‘Uno de los nuestros’ como una película que relata su Queens natal. Hasta entonces Scorsese poco había salido de su ciudad cinematográficamente hablando, mostrándola de muy diversas maneras. Incluso en una película como ‘El rey de la comedia’, donde la ciudad parece algo secundario, Scorsese decidió no salir de Nueva York.

Mujeres atractivas e idealizadas

Taxi Driver Mujeres

Una de las características a la hora de cómo saber que estás viendo una película de Martin Scorsese es su manera de mostrarnos a las mujeres. Pocas protagonistas han tenido Scorsese y sus películas, y sin embargo ha conseguido que jueguen un papel importante en muchas de ellas. Ahí tenemos a Cybill Shepperd y Jodie Foster siendo capitales en ‘Taxi Driver’, dos mujeres idealizadas, bellísimas, perfectas a los ojos de Travis Bickle y el espectador. Qué decir de la Sharon Stone de ‘Casino’, una descomunal fuerza de la natural que durante gran parte del metraje hace lo que quiere con la película. Incluso la Margot Robbie de ‘El lobo de Wall Street’, personaje que hace lo que quiere con ese antihéroe que es el Jordan Belfort de DiCaprio. Juliette Lewis en ‘El cabo del miedo’, Liza Minelli en ‘New York, New York’, o la enorme Michelle Pfeiffer de ‘La edad de la inocencia’.