Aprovechamos el maratón de películas de Marvel propuesto por La Buhardilla Marvel en Twitter –podéis verlo aquí-, para hacer una crítica de cada película. Será, eso sí, una crítica diferente a las habituales que podéis leer por aquí. Venimos de El Increíble Hulk. Continuamos con Iron Man 2.

Toca empezar diciendo lo obvio: Iron Man 2 no llega al nivel de su predecesora y, a su vez, la película que inició todo. Si Iron Man puso los primeros ladrillos del Universo Cinematográfico Marvel, Iron Man 2 quiere aprovechar el buen trabajo previo pero no termina de funcionar. Es una película entretenida, sin duda, pero que por momentos pierde el pie. El ritmo falla en momentos importantes y el film termina buceando en la siempre desagradecida irregularidad.

Además, veníamos de un villano como Obadiah Stane, con el gran Jeff Bridges. Aquí Sam Rockwell, actorazo, queda por momentos sobreactuado en su papel de Justin Hammer. Y Mickey Rourke ni fu ni fa. Iron Man 2 se centra en ser divertida, y aunque lo consigue en su mayor parte, nos deja a medias. Quizá esperábamos un poco más en su momento. Como que fuese un poco más profunda, material había. Al menos nos llevamos el primer beso entre Tony Stark y Pepper Pots.

Iron Man 2

Sinopsis (spoilers)

El Gobierno de Estados Unidos llora y patalea como un niño pequeño por no poder tener el traje de Iron Man a su disposición. Tanto llora que acaba llevando a Tony Stark ante un comité del Senado de los Estados Unidos. Nuestro pendenciero charlatán se sale con la suya, además logra dejar en mal lugar a su competencia (Justin Hammer). Lo siguiente nos lleva a un Stark que ve como el núcleo de paladio le está quitando la vida lentamente. Quizá por eso, en una visita al Gran Premio de Mónaco, Tony Stark decide ponerse al volante de un coche de su propia escudería… para terminar dándose leñazos contra un tipo que posee una peculiar y potente armadura. Ivan Vanko está con ganas de mambo.

Aunque Tony Stark vence esta primera batalla, decide convertirse una vez más en el golfo y pendenciero que fue antaño. Incluso quiere pasar un buen rato con una nueva empleada suya, una tal Natasha Rushman, que pronto sabremos es Natasha Romanoff. Fiestas, alcohol, y pasar de todo tipo de responsabilidades. Solo que esta vez su amigo el Coronel Rhodes le toma prestado un traje y decide frenarle con su misma medicina: a leñazos metálicos. El problema de Rhodes es que decide llevarle ese traje a sus superiores del ejército y claro, eso termina como el rosario de la aurora. Se lo dan a Justin Hammer sin saber que Vanko estaba bajo su mando. ¿Lo estaba realmente? Este no parece seguir las órdenes de nadie. Quien si tiene que seguir ciertas órdenes es un Tony Stark que, haciendo caso a su padre en un viejo vídeo, consigue encontrar un nuevo elemento que le permita seguir con vida.

Ivan Vanko prepara unos drones para Hammer. Solo que en realidad los prepara para si mismo. Y claro, teniendo en cuenta que para Vanko, el padre de Stark mató a su padre, no hay que sumar dos más dos para saber lo que va a pasar a continuación. La batalla final está servida.

El superhéroe

Tony Stark vive en esta película una constante montaña rusa, motivado por el hecho de sentir que está a punto de morir a cuenta del envenenamiento que el paladio genera en su cuerpo. Y esa montaña rusa nos va guiando por Iron Man 2, con más o menos acierto. Volvemos a tener esas brillantes escenas con Stark creando nuevas herramientas en su taller, los coches, las fiestas, su pinta de tipo despreocupado… Tanto que de momento le cuesta su puesto en los futuros Vengadores. Nick Fury no está contento con él. El viejo Fury ha puesto a la Viuda Negra a vigilar a Tony Stark y no le gusta lo que ve. No es para menos. Aunque finalmente el Tony Stark/Iron Man que conocemos, ese que quiere hacer el bien para la humanidad, gana.

Ivan Vanko

El villano

Si bien el villano villano de Iron Man 2 es Mickey Rourke como Ivan Vanko, está ayudado por Sam Rockwell como Justin Hammer. Rourke luce decrépito pero extrañamente convincente como ese hombre algo loco e ido que es Vanko. Rockwell tiene algún momento cargante, pero cumple como contrapunto de Tony Stark. Su momento en Mónaco con la periodista es una gozada. Y la batalla final que Vanko le plantea a Iron Man es atractiva. Aunque quizá nos quedemos con esa primera en Mónaco, divertida hasta el extremo.

Los actores

Iron Man 2 nos sigue recordando que Robert Downey Jr. ha nacido para ser Tony Stark. Los que continúan de Iron Man (2008) mantienen el buen nivel. Especialmente Gwyneth Paltrow. Vamos viendo cameos aquí y allá, incluyendo uno de Elon Musk. Olivia Munn o Kate Mara aparecen. Y se suman al elenco un gran actor como Don Cheadle, la gran Scarlett Johansson, Sam Rockwell y Mickey Rourke. Nivelazo.

El cameo de Stan Lee

En Iron Man 2 Tony Stark confunde a Stan Lee con otro famoso entrado en años. Si en Iron Man le llamó Hugh Hefner, en esta ocasión, tras salir de la Stark Expo, Tony Stark le saluda nombrando a Larry King. Caracterizado como tal está, desde luego. La cara de Stan Lee de no saber donde meterse es fantástica.

Aparición de otros personajes de Marvel

La Viuda Negra aparece por aquí, y lo hace sin medias tintas. Desde el principio de la película y en un papel muy relevante. Nos vamos preguntando porqué, hasta que en un momento dado descubrimos que es una ‘espía’ al servicio de Nick Fury. Su misión es controlar lo que hace Iron Man. Scarlett Johansson está fantástica en el papel de aparente mosquita muerta que de repente se desmelena. Y su escena de acción luce espectacular. Además vuelve a aparecer Nick Fury. Y que no se nos olvide War Machine.

Iron Man 2

Lo Mejor de Iron Man 2

La primera pelea entre Ivan Vanko y Iron Man está muy bien lograda. Metida tan al principio del metraje nos introduce de lleno en la acción. Y la presencia de la Viuda Negra le da un aire diferente al film, vemos cómo se va uniendo todo.

Lo Peor de Iron Man 2

Su irregularidad le lastra. Además, hay algo en el dúo de villanos que no termina de funcionar al cien por cien. Se queda a medio camino entre ser divertida, llena de acción y profunda. Parece que el guión no era el mejor posible. Quizá por eso no volvieron a contar con Justin Theroux para el trabajo.

Escena Post Créditos de Iron Man 2

Sin nuevos superhéroes, pero sí con un nuevo arma. Nos vamos al desierto de Nuevo México con el Agente Coulson. Enviado allí por Nick Fury, Coulson avisa a su jefe de que ‘lo han encontrado’. ¿Qué han encontrado? El martillo de Thor. Un paso más en el camino y nos ponen en aviso de a donde nos vamos a continuación. Simple y sencilla, nos gusta.