Aprovechamos el maratón de películas de Marvel propuesto por La Buhardilla Marvel en Twitter –podéis seguirlo aquí-, para hacer una crítica de cada película. Será, eso sí, una crítica diferente a las habituales que podéis leer por aquí. Venimos de Iron Man. Continuamos con Hulk.

Resulta extraño sentarse a ver The Incredible Hulk sabiendo que Edward Norton tendrá un paso efímero por el Universo Cinematográfico Marvel. Por momentos me detengo más de la cuenta a escrutinar la actuación del actor, más que a estar a la película. Sin embargo Hulk cumple perfectamente como presentación del personaje, aún a pesar de que tengamos la mente en Mark Ruffalo.

No cabe duda de que Hulk es una película muy entretenida. Visto Mark Ruffalo, Edward Norton no convence tanto como Bruce Banner, pero no diremos que lo hace mal. Sería faltar a la verdad. Liv Tyler está fantástica como Betty Ross. Y la película funciona bien, exceptuando en momentos donde quiere convertirse en algo quizá demasiado intimista para explicar el proceso de Bruce Banner. No hacía falta tanta zarandaja para este camino.

Bruce Banner

Sinopsis (spoilers)

El científico Bruce Banner participa en un experimento del Gobierno estadounidense que falla irremediablemente. Esto supone que Banner, en momentos de tensión, se convertirá en Hulk sin poder evitarlo. Bruce Banner decide alejarse de todo, en parte obligado por el General Ross, encargado del experimento y padre de su por entonces pareja Betty. Acaba en Brasil, donde trabaja clandestinamente para conseguir una cura para su problema. Él solo quiere volver con Betty.

El General Ross tiene otros planes. Quiere entender esa mutación para multiplicarla y convertirla en soldados del ejército americano. Tras varias persecuciones y con Bruce Banner de vuelta con su amada Betty, este consigue acudir a un especialista que le echa una mano. El problema radica en que durante todo este camino, el oficial Emil Blonsky se ha pasado de avaricia y el chute que se ha metido le convierte en La Abominación. La batalla está servida.

El Superhéroe

Película de presentación de Hulk, aunque después no disfrutaría de vida más allá de las películas corales y apariciones puntuales. Aquí Bruce Banner vive con el miedo constante a convertirse en Hulk en cualquier momento. Su motivación es precisamente la contraria a la del primer superhéroe que habíamos conocido. Si Tony Stark quería desarrollar su Iron Man, aquí Bruce Banner solo quiere inyectarse el antídoto que acabe con sus miedos.

Por eso The Incredible Hulk como película es una huida constante. Al menos hasta que Bruce Banner es consciente del poder que supone convertirse en Hulk y de lo bueno que eso puede suponer para la sociedad. Al menos ante villanos como La Abominación. Y es al final de la película cuando, en una gran y sutil escena, somos conscientes de que Banner ya es capaz de manejar a Hulk.

Hulk Película

El Villano

La Abominación. Emil Blonsky. Un actorazo como Tim Roth dando vida a un malo que apenas necesita motivaciones para serlo. Lo vemos venir, sí, pero no siempre el villano tiene que tener unas motivaciones extraordinarias. Aún así nos gusta como está realizado. Y La Abominación luce espectacular.

Los actores

Edward Norton cumple como Hulk, pero con Mark Ruffalo en la cabeza nos queda un sabor agridulce. Más sabiendo que Ruffalo estuvo a punto de obtener el papel. Liv Tyler es una buena Betty Ross. En el lado ‘malo’, Tim Roth y William Hurt están también fantásticos.

El cameo de Stan Lee

Breve y sencillo. Stan Lee está en su casa, abre la nevera y abre una botella de soda envenenada. Su línea de diálogo es un simple ‘Wow’ que no sabemos cómo, pero Stan Lee consigue que sonríamos.

Aparición de otros personajes de Marvel

Tony Stark hace un cameo en la última escena de la película. No aparece junto al Hulk de Edward Norton. Simplemente aparece en un bar charlando con el General Ross. Su mensaje es claro y sencillo: está formando un equipo. La semillita sigue germinando.

Hulk

Lo Mejor de… The Incredible Hulk

No puedo evitar lo espectacular que aparece la batalla final. Casi cualquier batalla en la que Hulk está presente, y es que no debió ser fácil desarrollar ese tipo de destrozos de mobiliario y edificios. Ver a Bruce Banner siendo capaz de controlar su superpoder. Y la relación formada entre Hulk y Betty Ross está bien implementada.

Lo Peor de… The Incredible Hulk

The Incredible Hulk se recrea demasiado en el proceso de autoconocimiento de Bruce Banner, sus motivaciones y las ganas que tiene de volver con su amada. Eso frena un poco el ritmo de la cinta, que pide más marcha. También Hulk nos deja sin escena post créditos, algo que no nos gusta. Y cada vez que Edward Norton tiene que correr, muere un gatito.

Escena post créditos de Hulk

No existe. Una pena, porque es una de las señas de identidad de la casa a estas alturas, pero en aquel momento nos tuvimos que conformar con la escena previa a los créditos en la que aparece Tony Stark. ¿Quizá Marvel ya estaba un poco cansada de Edward Norton?