Hollywood es una industria de cine muy caprichosa, aspecto claramente mostrado por los Premios de la Academia, esos Oscars que tanto disfrutamos cada año. Y en ellos una de las grandes ganadoras de la historia es Frances McDormand. No tiene el nombre o la imagen de las grandes estrellas del cine, pero sin duda lo es. Reverenciada por los premios, por la crítica y por los cinéfilos, que disfrutamos sus trabajos con la boca abierta. Sus tres Oscars hablan por sí solos, y si bien podría argumentarse que los premios en ocasiones no hacen total justicia, en el caso de McDormand siento que sí.

Es una actriz como la copa de un pino. De esas que iluminan una escena, de las que elevan el nivel de sus películas. Con esos tres Oscars mejora las estadísticas de la Dama de Hollywood, la eterna nominada Meryl Streep. Ya sabes ese chiste recurrente que dice que da igual lo que haga la Streep, siempre le caerá la nominación. Y es que solo Katharine Hepburn ha logrado más premios que ella, con cuatro estatuillas. Eso sí, como la Hepburn -y algo que solo puede decir Daniel Day-Lewis en su vertiente masculina- McDormand ha logrado todos sus premios como Mejor Actriz, perdiendo las tres ocasiones en las que estuvo nominada en reparto.

¿Mereció sus tres Oscars? Yo te voy a decir que sí y eso vengo a defender en este texto. Comenzando por ‘Fargo’, donde hace un trabajo delicioso que apuntala la excelente película de los Hermanos Coen; siguiendo con la sublime ‘Tres anuncios en las afueras’, donde ella excede cualquier previsión y desarrolla una actuación descomunal; y terminando por el reciente Oscar conseguido por McDormand por ‘Nomadland’, donde ella consigue elevar el nivel de un film por lo demás no tan especial -como sí lo fueron sus dos primeros premios-.

El Oscar de Frances McDormand por Fargo: ¿quién es esta mujer y por qué es tan buena?

Frances McDormand Fargo

Si repasas la filmografía de Frances McDormand no vas a encontrar muchas superproducciones. Ella hace otro cine. Si por tanto eres de los que la conoció a mediados de los noventa con ‘Fargo’, es algo completamente normal. Si tu acercamiento al cine ha sido posterior habrá sido con otra película, aunque probablemente con alguna de los Hermanos Coen, y es que McDormand asocia su nombre al del dúo director con asiduidad. Sin embargo fue la nombrada ‘Fargo’ la película que lanzó al estrellato definitivo a una actriz especial.

En ‘Fargo’ los Hermanos Coen hacen un divertido relato de la América profunda -perdón, los Estados Unidos- en clave de crónica negra. Una alocada historia que no pierde valor ni presencia con el paso de los años. En ‘Fargo’ Frances McDormand construye su primer Oscar a partir de un personaje adorable, fuerte e inteligente: una policía embarazada que debe resolver un extraño asesinato múltiple… con ramificaciones inesperadas. En un reparto coral en el que comparte cabeza de cartel con Steve Buscemi y William H. Macy, McDormand destaca por su sencillez en el transcurrir de los acontecimientos. Resulta tan realista su trabajo, resulta tan creíble como policía del Estados Unidos alejado de las grandes zonas de influencia, que llega a asustar. En un buen sentido.

El primero de los tres Oscars como Mejor Actriz de Frances McDormand llegaba ante una competencia interesante, especialmente por el buen trabajo de Kristin Scott Thomas en ‘El paciente inglés’ o Diane Keaton en ‘La habitación de Marvin’. Sin embargo ninguna otra actriz alcanzó el excelente nivel de nuestra protagonista. Innegable.

Tres anuncios en las afueras: uno de los Oscars más claros de la década

Frances McDormand Oscars

Veinte años tuvo que esperar Frances McDormand para recibir una nueva nominación al Oscar como Mejor Actriz. Entre medias fue construyendo una filmografía suprema, muy interesante. Sus trabajos con los Coen pueden ser los más llamativos del cartel -’El hombre que nunca estuvo allí’, ‘Quemar después de leer’, o ‘Hail, Caesar!’-, pero no se queda ahí. En este tiempo McDormand ha trabajado con Paolo Sorrentino en ‘Un lugar donde quedarse’, con Gus Van Sant en ‘Tierra Prometida’ y le ha cogido el gusto a las películas del magnífico Wes Anderson.

En 2017 Frances McDormand se presentaba en la gala de los Oscars con la bala ganadora: ‘Tres anuncios en las afueras’. Una película superlativa, muy superior a cualquiera de sus rivales aún a pesar de que el Oscar a Mejor Film se lo quedase ‘La forma del agua’. Permitidme discrepar y mucho con la decisión de la Academia, así como reflejarlo en estas líneas. El caso es que bajo la dirección de Martin McDonagh volvió a deleitarnos con una madre dura, tenaz e inasequible al desaliento. Una historia profunda, llena de matices y capas, en la que la actriz realiza quizá su mejor trabajo de siempre.

Una brillante comedia negra en la que McDormand nos deleita junto a los también magníficos Woody Harrelson y Sam Rockwell. Personajes que se sienten reales, contradictorios, que son puros grises. En estos Oscars no había una actriz que pudiera toser al descomunal ejercicio de actuación de Frances McDormand. Lo más cercano, quizá, era el magnífico trabajo de Margot Robbie en ‘Yo, Tonya’.

El último Oscar… de momento: ‘Nomadland’

Nomadland Película

En el año 2021 Frances McDormand se ha llevado su tercer Oscar como Actriz Protagonista a casa, gracias a ‘Nomadland’, una interesante película que también triunfó en las categorías principales pero que, personalmente, me dejó un poso demasiado… normal. Interesante, entretenida y bonita, no guardaré un lugar en mi memoria para ella. Claro que el año de la pandemia del coronavirus fue especial, los estrenos brillaron por su ausencia y es probable que en condiciones normales no hubiera pasado de la nominación.

¿Y el trabajo de Frances McDormand en ‘Nomadland’? Genial, como siempre. Y de nuevo la palabra a destacar es creíble. Se mete en la piel de una de esas ciudadanas nómadas que vagan por las carreteras de Estados Unidos con su furgoneta. Peleando por sobrevivir cada día, con trabajos mal pagados y labores extenuantes. El papel de mujer de vuelta de todo y que vive entre la resignación y el sentirse feliz con su vida, tal y como es. Una situación curiosa que su directora Chloé Zhao muestra maravillosamente en la película.

Aquí valga decir que ha tenido rivales duras y, quizá, su actuación no por buena resulta inolvidable. Sin duda McDormand es lo mejor de la película, pero la mitad del film simplemente mira al horizonte. Lo hace muy bien, cierto, pero ya. Y con ella, en la categoría a Mejor Actriz estaba Carey Mulligan, sublime en ‘Una joven prometedora’; Vanessa Kirby, magnífica en ‘Pieces of a Woman’; y la siempre brillante Viola Davis por ‘Ma Rainey’s Black Bottom’.

Frances McDormand y los Oscars a Mejor Actriz de Reparto

Tantos premios ha recibido, tres, como nominaciones ha obtenido en la categoría principal. En el caso de Actriz de Reparto Frances McDormand y los Oscars mantienen una relación diametralmente opuesta. Y es que la actriz no ha sido capaz de llevarse ninguna estatuilla de las tres nominaciones que ha conseguido. La primera nominación le llegó en 1988 por ‘Mississipi en llamas’, perdiendo ante Geena Davis -por ‘El turista accidental’-.

Recibiría la segunda nominación en el año 2000 por ‘Casi Famosos’, donde su compañera de reparto Kate Hudson contaba con mayores opciones… para perder igualmente, en este caso ante Marcia Gay Harden por ‘Pollock’. Y solo cinco años después sería de nuevo nominada por ‘En tierra de hombres’, donde compartía cartel con Charlize Theron. Aquí sería derrotada por Rachel Weisz y su trabajo en ‘El jardinero fiel’.