Vuelve el cine de detectives. Kenneth Branagh estrena su adaptación de Asesinato en el Orient Express, basada en una de las más famosas novelas de Agatha Christie sobre el personaje de Hercules Poirot. Como no podía ser de otra manera, el director se reserva el papel principal encabezando un reparto de lujo que incluye los nombres de Johnny Depp, Penélope Cruz, Willem Dafoe, Judi Dench, Michelle Pfeiffer o Daisy Ridley.

En Revancha hemos decidido homenajear el cine sobre detectives detrás de casos que parecen no tener solución fácil, recordando cronológicamente diez títulos donde detective y asesinos parecen jugar al gato y al ratón.

El Moderno Sherlock Holmes (1924)

El cómico Buster Keaton interpreta este film en el que da vida a un proyeccionista que, de golpe, se ve dentro de una película en la cual interpreta el papel de Sherlock Holmes y tendrá la labor de descubrir al villano y evitar la muerte de su amada. Uno de los primeros films de cine dentro de cine, y una de las mejores versiones -aunque sea libre- del detective más famoso -lo sentimos Poirot– de todos los tiempos.

La Ventana Indiscreta (1954)

Vale, el personaje en silla de ruedas que da vida James Stewart no es un detective privado ni mucho menos. Pero Alfred Hitchcock merecía entrar en esta lista y dentro de sus films este quizás sea el más cercano a la pura intriga detectivesca, si bien en la gran mayoría había un asesino y alguien intentando averiguar qué ha sucedido sensacional La Soga-. En esta ocasión un mirón de tomo y lomo sospecha de la desaparición de la mujer de un vecino y se dedica a espiarlo.

El Cebo (1957)

Film de culto poco conocido hoy en día. El húngaro Ladislao Vajda, que sería figura importante del cine español de los 40 y 50 –Marcelino, Pan y Vino– realizó esta coproducción suizo-hispano-germánica basada en una novela suiza sobre un asesino de niños. En ella es pieza clave el comisario Mattei, recientemente jubilado, que aceptará llevar a cabo la investigación para descubrir al asesino. Sin duda alguna, Vajda consigue crear un ambiente de tensión constante que va in crescendo a medida que se aproxima el clímax del film.

El Perro de los Baskerville (1959)

Otra de Sherlock Holmes, dirigida por Terrence Fisher, y protagonizada por dos grandes como Christopher Lee y Peter Cushing. La productora británica Hammer llegaría a finales de los 50 a resucitar los monstruos de Universal tales como Frankenstein, Drácula o La Momia, de la mano del mismo director y actores. En pleno auge llegaría también esta obra, hoy en día reconocida como una de las mejores películas de la productora y que tiene ese encanto de las producciones Hammer. El presupuesto no era muy allá, pero la película merece la pena.

La Vida Privada de Sherlock Holmes (1970)

Un film más con Sherlock de protagonista -¿te extraña?-. Si a uno de los personajes más cinematográficos de la historia, con permiso del Conde Drácula, le añadimos detrás de las cámaras y en el guión a un maestro -no lo digo solo yo, también Fernando Trueba- como fue Billy Wilder, tenemos como resultado una lograda comedia sobre un Sherlock Holmes en horas bajas, un Sherlock humanizado al 100% detrás de una trama donde deberá descubrir quién se esconde tras el Monstruo del Lago Ness.

Asesinato en el Orient Express

Asesinato en el Orient Express (1974)

Si ante algo debe competir indirectamente el film de Branagh es ante este film dirigido por un notable director como era Sidney Lumet, que lograría la excelencia en el cine con Doce Hombres sin Piedad. Lumet dirigió a un buen puñado de grandes actores como Albert Finney, Lauren Bacall, Ingrid Bergman, Sean Connery, Anthony Perkins o Richard Widmark, entre otros. Sin duda parten de los mismos puntos de partida: Poirot y un gran elenco. El film de 1971 llegó a los Oscars  con 6 nominaciones, incluyendo la de Mejor Actriz Secundaria para Bergman, que le daría la estatuilla, y la de Albert Finney como Actor Principal por su brillante interpretación de Poirot. El resultado es una gran película de detectives.

Muerte en el Nilo (1978)

John GuillerminEl Coloso en Llamas– realizaría cuatro años después de Asesinato en el Orient Express su film sobre otro de los famosos casos de Hercules Poirot. Nuevamente se repetiría la fórmula de unos años antes, logrando un gran elenco para la producción. Peter Ustinov (como Poirot), Bette Davis, Mia Farrow, David Niven o la mismísima Angela Lansbury interpretarían los principales papeles de un film que si bien no alcanza la gloria ni reconocimiento del de Lumet, no se queda muy lejos.

El Secreto de la Pirámide (1985)

En los años 80 estaba de moda el cine con adolescentes. ¿Que pasaría si le metemos detectives? Debió pensar alguien. Y ahí entró en partida un joven Sherlock Holmes. En el punto contrario que cualquier film que muestra a Sherlock como un hombre mayor, inteligente y capaz de descifrar hasta el cubo de Rubik más complicado, nos encontramos con el Sherlock interpretado por Nicholas Rowe, que apenas contaba con 18 años cuando se estrenó el film. Film donde se junta todo lo bueno que tuvo los años 80, con criaturas fantásticas. Sin duda, uno ve hoy en día este film y se pregunta si no tendría nada que ver en JK Rowling a la hora de realizar la saga de Harry Potter.

Seven (1995)

No todos los detectives famosos de la historia del cine tienen que ser Sherlock o Poirot. Morgan Freeman y Brad Pitt protagonizaron este gran éxito de los 90. Ninguneado en los premios pero reconocido hoy en día como, quizás, el mejor film policiaco de la historia. Tras las cámaras estaba un joven David Fincher ante su segundo film, cuatro años antes de desmoronar la sociedad con El Club de la Lucha. La tensión se nota en el ambiente de un mundo decaido. El clima lluvioso que podría recordar al Londres de Jack El Destripador y un gran Kevin Spacey redondean una de las mejores películas del cine moderno.

Los Hombres que no Amaban a las Mujeres (2009 y 2011)

Aquí colocamos un 2×1 en el cine de detectives. En 2009 llegaría la obra sueca, inspirada en una saga de novelas suecas de gran éxito donde el periodista Blomkvist se encargará de intentar esclarecer un asesinato cometido 40 años atrás. Apenas dos años después llegaría la versión hollywoodiense de la mano de David Fincher que realizaría una obra notable, si bien quizás menor dentro de su filmografía, contando con el 007 Daniel Craig en el papel del periodista y con Rooney Mara ejerciendo el rol que Noomi Rapace realizaría dos años antes.