En Revancha nos gustan las películas de detectives. Por eso vivimos el estreno de Puñales por la espalda con muchas ganas. Un largometraje que además de darnos una esperada ración detectivesca, nos prometía risas y comedia. Creo que no puedo ser más claro diciendo que le tenía muchas ganas a lo último de Rian Johnson. Te hago un spoiler de la crítica adelantándote que salí muy contento del cine. Puñales por la espalda es vibrante y divertida a la vez que te va dejando caer pistas dentro de una investigación muy rocambolesca.

Rian Johnson (Looper, Star Wars: Episodio VIII – Los últimos Jedi) otorga a su película una frescura especial. Consigue moverse a la perfección entre el suspense típico de las películas de detectives y la comedia. Por momentos las risas que nos consigue sacar el film llegan de gags un tanto estúpidos que consiguen bajar el tono más ceremonial del género detectivesco. Si lo tuyo es la fidelidad al canon, quizá Puñales por la espalda no te convenza como a nosotros. Johnson, encargado también del guion, consigue lucirse al manejarse inteligentemente de un lado a otro sin fallo, sabiendo cuando imprimir ritmo, cuando meter una tensión extra, cómo llegar al clímax y desde luego, cómo y cuándo destensar con un gag o un simple movimiento de cámara.

La trama es sencilla. Una familia, un patriarca muerto en aparente suicidio y un detective contratado por no se sabe quién. ¿Por qué si es un suicidio? Una de tantas cuestiones que debe solucionar Puñales por la espalda. En su arranque nos hace una presentación rápida, directa y acertada de los principales protagonistas del largometraje. Siendo una película coral, o mejor dicho, de numerosos secundarios, esto podría haberse eternizado pero no. Rian Johnson acierta una vez más al meternos las primeras pesquisas que realiza el detective Benoit Blanc (Daniel Craig) desde las primeras escenas. Sin tiempo a respirar, hace uso de los flashbacks para presentarnos tanto la muerte del padre de la familia como a sus descendientes sanguíneos o políticos.

El tono desenfadado del film se nota ya en un interrogatorio inicial que nos sitúa en lo que vendrá. No tanto en su trama, como en las formas que nos ofrecerá Puñales por la espalda. Se aleja de la solemnidad aún a pesar de vivir en un universo que bebe casi al cien por cien de Agatha Christie. Alguno la ha comparado con el Asesinato de Orient Express de Kenneth Branagh y aunque desde luego manejan similitudes, son películas diferentes. De nuevo situamos las diferencias en lo mismo que venimos comentando: la comedia y el canon del género.

Puñales por la espalda

Dentro de lo buena película que es Puñales por la espalda, las tres grandes sorpresas tienen nombres propios: Daniel Craig, Chris Evans y Ana de Armas. La actriz cubano-española realiza un excelente trabajo en el que es sin duda el papel más dramático de la cinta. No extraña su nominación a los Globos de Oro como Mejor Secundaria en Comedia o Musical. Ana de Armas viene creciendo en Hollywood, cimentando ese crecimiento en una carrera bien pensada, apostando por papeles que claramente la benefician. La vimos excelente en Blade Runner 2049 y aquí repite nivel. Desde luego esto ya no es flor de un día. Esperamos con ganas su trabajo en la nueva película de James Bond.

Ahí repetirá reparto con Daniel Craig. Su hierático actuar va como un dedo para thrillers, algunos tipos de drama y papeles como este donde es el detective principal -y especial- del caso. Un Hercules Poirot un tanto particular. La sorpresa nos llega al verle con una inesperada y sorprendente -valga la redundancia- vis cómica. Muy bien llevada, muy acertado en todo momento, especialmente en su trabajo gestual y facial. Queremos, quiero, una franquicia de este Benoit Blanc tan divertido.

¿Y Chris Evans? Su vis cómica era conocida, pero no por eso no quiero dejar de destacar su excelente labor. Se maneja a la perfección en la comedia, su personaje aparece como un ciclón, sacando una carcajada tras otra gracias a su conocimiento del género. Tanto él como Daniel Craig nos van a inundar los teléfonos durante los próximos meses gracias a los gifs que nos han dejado en Puñales por la espalda. Del resto del reparto solo puedo decir nombres: la infrautilizada Jamie Lee Curtis, el siempre pícaro Don Johnson, la genial Toni Collette. ¿Cómo iba a fallar esta película con esos nombres y un buen director como Rian Johnson?

Si bien Puñales por la espalda ha sido un éxito total de taquilla, no creo equivocarme al afirmar que su valoración mejorará con el paso del tiempo. Es una de esas películas que no perderá frescura, que se mantendrá inalterable con los años y que podremos disfrutar en cualquier momento. ¿Por qué? Simple y llanamente porque pese a que te sorprenda, Puñales por la espalda es muy buena película. Uno de esos films que necesitamos de tanto en tanto, alejados de blockbusters y géneros al alza. Brindemos por más películas como esta y sin duda por más películas de detectives.