Ídolo de masas desde que en 1983 una camisa larga y unos calzoncillos blancos se movieran al ritmo del ‘Old Time Rock and Roll’ de Bob Seger, ser Tom Cruise ha sido el sueño de muchos. ‘Top Gun‘ lo elevó a los altares y de ahí no se baja ni con aguarrás. Y nosotros que lo celebramos, porque el tipo mola y mucho. Además, no podemos jamás olvidar que sigue haciendo sus escenas de riesgo como si fuera un chaval. Y, spoiler alert Tom Cruise: no lo eres. Pero nos da igual, todo nos da igual con tal de ser como él. Así que aquí están nuestros 8 consejos en clave de humor para convertirte en Tom Cruise:

Escucha nuestro podcast sobre Tom Cruise

1. Sonríe mucho

Sonrisa Tom Cruise

Eres Tom Cruise, ¡sonríe todo lo que puedas! Pase lo que pase, tú sonríe como si no hubiera un mañana, muestra esa sonrisa que Dios te ha dado. La sonrisa es la marca personal si quieres ser como Tom Cruise. Y si no tienes una sonrisa bonita, relax, Tom Cruise tampoco la tenía en los 80. Pasa por el cirujano y problema arreglado.

2. Se histriónico

Tom Cruise

Si a la sonrisa le añadimos el histrionismo, tienes mucho ganado para ser el futuro Tom Cruise. ¿Te cuentan un mal chiste? Ríete a mandíbula abierta y abre los ojos como si no hubiera un mañana. ¿Te obligan a gritar ‘Show Me the Money’ al teléfono? Que se te vea implicado. ¿Se ha muerto tu pareja? Nadie va a llorar ni a sufrirlo tanto como tú. Ni siquiera su madre. Llevabais dos meses juntos, ¡que se note!

3. Busca una buena religión/secta

Ser como Tom Cruise

Las religiones monoteístas habituales están pasadas de moda, excepto si eres Kirk Cameron. Así que necesitas algo nuevo y molón, con un nombre interesante. No seas copión y pasa de la cienciología. Seguir a Baghwan Shree Rajneesh es demasiado mainstream. ¿Nuestro consejo? Alguna secta con costumbres molonas, como comer la placenta de tus hijos. Si a Tom Cruise le funciona, ¡a ti también!

4. Despide a tu agente, no lo necesitas

Tom Cruise agente

Eres el rey del cine, tus películas son un éxito da igual lo buenas o malas que sean, ¿qué es eso de tener un agente? Ya te ha hecho millonario, despide a esa mala persona que te roba un ínfimo porcentaje, total, ¿qué hace? ¿Elegir buenas películas? ¡Sabrás tú de cine que sales en ellas! Y si no te apetece leer guiones, contrata a algún familiar. Tú eres la estrella.

5. ¡Súbete al sofá, eres Tom Cruise!

Llámalo sofá, silla, mesa, o mesita de noche. Cualquier mueble vale para mostrar que no hay nadie como tú. Recuerda, eres el protagonista allá a donde vayas, si alguien cree que puede robarte los focos -aunque sean imaginarios…- ¡va listo! ¿Hay mucha gente en el bar en el que te encuentras? Súbete a la barra y grita tu amor por algo o alguien. No tiene que ser real, recuerda que solo te quieres a ti mismo. ¿Estás en el cumpleaños de tu mejor amiga y no eres el centro de atención? ¡Haz tuyo el mueble más estable y alto que veas! Y no te olvides de sonreír.

6. Deja que tu secta escoja tu pareja

Ser Tom Cruise

Necesitas compartir tu vida con alguien. En los photocalls queda mejor ir acompañado. Sin embargo sonreír todo el rato, poner caras y subirte al sofá es un trabajo duro. Habla con el líder de tu secta -perdón, ese que se cree que es el líder, porque todos sabemos que tú eres quien manda- y pídele que te busque pareja. Nada de Tinder ni demás aplicaciones de famosos. Eso sí, que sea alguien algo menos famoso que tu, de segunda fila pero sin pasarse. Tú eres Tom Cruise y tu pareja no es cualquiera. Y sobretodo… ¡que se entere la prensa del proceso!

7. Prohíbe tener pareja a tu ex

Como ser Tom Cruise

Ese amor preparado y planificado no ha terminado de funcionar, por lo que sea. Unos cuantos años casados para nada. Qué desastre. Pero bueno, tranquilo, mientras tu secta te busca nueva pareja recuerda que tu ex no va a compartir su vida con nadie, al menos públicamente porque tú se lo has prohibido. Nada más y nada menos que cinco años debió estar Katie Holmes en la sombra en lo que a parejas refiere, en este caso con su ahora ex novio Jamie Foxx. ¡Benditos contratos prematrimoniales y/o de divorcio! Que no se nos olvide tener un buen abogado.

8. Y lo más importante… ¡nada de elegir buenas películas!

Knight and Day

Sí, en tus primeros años has participado en películas de gran calidad, alabadas por la crítica, además de conseguir un nombre como héroe de acción. Llenas las salas y tu nombre está relacionado con el buen cine. Pero… ¿ya está bien, no? Haz que escoger buenas pelis sea cosa del pasado. Une tu nombre al de Nicolas Cage: si él hace mediocridades, tú también puedes. Él tiene un Oscar y a ti no te lo han dado, pero tienes mejor pelazo… pasa de todo y preocúpate de que el cheque tenga muchos ceros. Recuerda que todo esto es humor y quedémonos con lo importante: ¡DIOS BENDIGA A TOM CRUISE!