Aprovechamos el maratón de películas de Marvel propuesto por La Buhardilla Marvel en Twitter –podéis verlo aquí-, para hacer una crítica de cada película. Será, eso sí, una crítica diferente a las habituales que podéis leer por aquí. Venimos de Thor (2011). Continuamos con Capitán América: El Primer Vengador.

Con la primera película del Capitán América tenemos un cambio total de registro. Veníamos de Thor, un film de aventuras con toques de comedia. Ahora con Capitán América: El Primer Vengador nos encontramos ante una película en clave de acción bélica. Viajamos a los años cuarenta y la Segunda Guerra Mundial para conocer los orígenes de Steve Rogers y cómo se convirtió en el adorado por un país Capitán América. Una película que gustará más o menos, pero que los amantes de lo bélico disfrutarán de lo lindo.

Un viaje muy entretenido, con un excelente reparto -una vez más- encabezado por un Chris Evans que hacer de su mirada perdida una seña de identidad del superhéroe. Nos encanta el proceso tecnológico para convertir al musculoso Evans en un hombre enclenque. Y lo que viene a continuación es una gozada para los amantes de la acción y lo bélico. Escaramuzas bélicas, acción a raudales y un villano carismático caracterizado por un gran Hugo Weaving son las señas de identidad de esta película del Universo Cinematográfico Marvel.

Capitán América: El Primer Vengador

Sinopsis (spoilers)

Steve Rogers es un chavalín de Brooklyn. Menudo, escuchimizado, de los que si soplas salen volando. Aún con todo eso está empeñado en alistarse y combatir en Europa durante la Segunda Guerra Mundial. Lo intenta de todas las maneras posibles pero claro, es que además de ser un pequeñajo, sus taras físicas parecen la lista de la compra a principios de mes. Un científico entrañable le escucha sus deseos y decide darle una oportunidad. ¿Motivo? Porque tiene buen fondo. Aprended, niños.

El caso es que su paso por la instrucción militar es un chiste. El Recluta Patoso queda en buen lugar en comparación. Así que su amigo el científico, que le ha adoptado como a un hijo, le pincha por vena un suero azul que no saben muy bien que hará… y el tipo aparece convertido en un cachas de la leche. Miedo da. Su primera persecución a un nazi ocurre instantes después. Y ya vamos conociendo a Hydra. A pesar de demostrar que da hostias como panes, a Rogers le convierten en un Capitán América de pichiglás, con un traje de tela que ni los futbolistas de los años 20. Y se lo llevan por el país de gira como si fuera un mono de feria. Como los de OT hoy.

Eso a Steve Rogers no le mola y en cuanto tiene la oportunidad, ya en Europa, se va a salvar a su amigo Bucky, que está prisionero en una fortaleza de Hydra. Le ayudan Howard Stark y Peggy Carter, que acabará siendo su chica aunque nunca lleguen a bailar. Hay beso y todo, a unos 200 por hora persiguiendo un avión. Cómodo no parece. El caso es que este Steve Rogers ya SÍ es el Capitán América y con un escudo la mar de molón, reparte leña a diestro y siniestro y rescata a media división.

Ahora lo que queda es aniquilar al villano. Red Skull. Un tipo que lo único que quiere es destruir el mundo. Y para ello tiene un arma que… sí, mola un montón. Pero recordad, lectores, que el Capitán América tiene unos valores fantásticos y no va a permitirlo. Se suceden las hostias como panes, las escaramuzas aquí y allá y, por fin, llega el climax. La batalla final en un avión en modo automático. No es una batalla espectacular, pero mola. Lo que ocurrirá a continuación te sorprenderá.

El superhéroe

Capitán América: El Primer Vengador tiene una construcción del personaje fantástica. Sus ansias por formar parte del ejército y combatir en Europa, sus anhelos, su decepción al ver que no lo consigue, todo eso queda bien plasmado sin demasiadas vueltas a lo mismo. Además pronto empezamos a comprender los principios morales que rigen la vida de Steve Rogers y, por tanto, del Capitán América. Además, su relación con Peggy Carter se desarrolla con sentido y sin prisas. Ya convertido en el superhéroe, resulta interesante también ver cómo Steve Rogers va conociendo sus superpoderes.

Red Skull

El villano

Johann Schmidt. Red Skull (Craneo Rojo). Hydra como organización. Y los nazis, los malditos nazis. Vale, realmente todo queda resumido en Red Skull. Un Hugo Weaving que pone su aspecto más ‘creepy’ y malvado. No es el mejor villano del Universo Cinematográfico Marvel, pero funciona lo suficientemente bien como primer gran enemigo del Capitán América. En un época de secretas evoluciones tecnológicas, Schmidt juega un papel interesante, queriendo ir siempre un poco más lejos en sus ansias de destruir el mundo conocido.

Los actores

¿Hemos dicho ya que el trabajo de casting de Marvel es espectacular? De momento solo nos ha decepcionado en Hulk. Aquí de nuevo un diez sobre diez para ellos. Chris Evans transmite poco, cierto, pero como Capitán América nos da el pego. Y por lo demás. Hayley Atwell está fantástica como Peggy Carter, encantadora y a la vez dura y enérgica. Tommy Lee Jones es un oficial con señorío. De Hugo Weaving está todo dicho. Dominic Cooper como Howard Stark le aporta el matiz pícaro necesario al personaje. Y Stanley Tucci. Personaje clave y entrañable.

El cameo de Stan Lee

“Pensé que sería más alto?”. Esa es la frase de Stan Lee como oficial del Ejército americano en Capitán América: El Primer Vengador. Todo sucede en el tramo en el que Steve Rogers está siendo paseado por el país, actuando como vedette, para conseguir dinero y bonos para el Ejército.

Aparición de otros personajes de Marvel

Estamos en la década de los años 40. Esperar la aparición de algún superhéroe de Marvel parece demasiado. Tenemos a Nick Fury en la escena post créditos. Y por supuesto el padre de Tony Stark. Aunque durante apenas unos segundos tenemos a La Antorcha Humana de Marvel en la Expo de Stark.

Hayley Atwell

Lo Mejor de Capitán América: El Primer Vengador

Mucho a destacar. Como las imágenes de la Expo, espectaculares y que nos meten un poco más en el Universo Cinematográfico Marvel. Todo está unido a la perfección. El reparto de la comedia y y el drama está bien hecho. Las escenas de escaramuzas bélicas son fantásticas. Y ese escudo del Capitán América luce genial. Además, para los amantes de la historia, esta película dentro del MCU es una gozada. Y sí, hay mucho de ficción, pero oye, eso que nos llevamos…

Lo Peor de Capitán América: El Primer Vengador

La decoración / desarrollo de los interiores deja un poco que desear. A veces parece de cartón. Chris Evans es un poco soso y por momentos parece una estatua. Y el metraje se hace un poco largo, con 20 minutos menos hubiera funcionado genial.

Escena Post Créditos de Capitán América: El Primer Vengador

Ya a sabiendas de que ha pasado 70 años dormido, Rogers está atizando un saco de boxeo cuando aparece Nick Fury y le dice que tiene una misión para él. Lo siguiente es un mini tráile de Los Vengadores. Se viene lo que estábamos esperando.