Aprovechamos el maratón de películas de Marvel propuesto por La Buhardilla Marvel en Twitter, para hacer una crítica de cada película. Será, eso sí, una crítica diferente a las habituales que podéis leer por aquí. Venimos de Ant-Man. Continuamos con Capitán América: Civil War.

Peliculón. Así de claro. Creo no haber arrancado ninguna otra crítica del Universo Cinematográfico Marvel de esta manera. Capitán América: Civil War es magnífica. Un entretenimiento fantástico de principio a fin, sí, pero además cuenta con un guion de nivel. Al menos para lo que nos tienen acostumbrados las películas de superhéroes, Batman de Christopher Nolan a parte. Y no por ser la historia poco conocida el factor sorpresa es inexistente. Está todo bien encauzado, bien dirigido, en las más de dos horas que dura Capitán América: Civil War.

Una trama bien llevada y unas actuaciones de nivel. Especialmente destacables Robert Downey Jr. y Chris Evans. Aquí emergen como titanes llevando el peso de la película en sus hombros, demostrando a la perfección esa rivalidad en la que se basa el film. Todo esto que comento no hace más que reforzar la sensación de que las tres películas del Capitán América son las mejor definidas y llevadas. Tres films sin altibajos, potentes, completos. Algo que no pueden decir el resto de superhéroes, en algunos casos ni siquiera los que solo tienen una película propia.

Superhéroes

Sinopsis (spoilers)

Cuando uno lee las palabras Civil War en una película se asusta. Al menos si eres español. ¿Otra película de la Guerra Civil española? ¿No bastaba con las 457 anteriores?

Por suerte Capitán América: Civil War no va de eso. Y nos alegramos. Esto va de que los Vengadores se llevan a matar entre ellos. La mitad por un lado, y la mitad por el otro. Los jefecillos, los líderes del patio, de las gangs, son Steve Rogers y Tony Stark. Y todo porque uno quiere seguir a su aire sintiéndose el salvador del mundo, y el otro está más por la labor de que sí, eso está bien, pero solo cuando les llamen. Que se le ha enfadado la Pepper Potts y no hay quien reconduzca ese sindiós.

También tenemos a Helmut Zemo, un malo maloso de los que hay en todas la películas de Marvel. Este lo que quiere es que se mueran los Vengadores por la que liaron en Sokovia. Que es su país natal y lo lleva muy dentro, tanto como uno de Vox la rojigualda. Bueno, quizá me haya pasado un poco. El caso es que el tipo es listo y ve la posibilidad de hacer unas maniobras envolventes para culparles de varios males, así como de hacer que se lleven fatal.

¿Qué más? Ah, sí. Conocemos a Pantera Negra, que viene de Wakanda muy enfadado porque cuando los Vengadores -no todos, solo los del bando de Steve Rogers- estuvieron arreglando el mundo allí, la Bruja Escarlata desvió una bomba a un edificio matando montones de inocentes. Oh my -que en inglés parece más dramático-. Y claro, exige que esto de los Vengadores tenga freno o el que se va a liar a mamporros es él. También porque han matado a su padre y se queda muy afligido. Solo le conocemos de 10 minutos, pero se ve que estaban muy unidos, al estilo Nacho Martín y Chechu.

¿Y quién ha matado a su padre? Parece que es ‘Bucky’ Barnes, el BFF de Steve Rogers que pasaba por ahí. Una cámara le delata. Luego resulta que no, que era Zemo. Lo que no le quita a Barnes es el haber matado a los padres de Tony Stark. Y claro, si a las diferencias ya habidas entre Rogers y Stark le sumas que el BFF del primero mató a los padres del segundo, las hostias como panes se ven venir a kilómetros. No hay que tener mucho superpoder para darse cuenta.

Lo que ocurrirá después te sorprenderá. Esta frase no te la esperabas, ¿verdad?

El superhéroe

El Capitán América como principal protagonista vuelve a demostrar que es un personaje redondo y un valor seguro. El desarrollo en sus tres películas ha sido excelente, desde aquel luchador patriota y buenazo incansable hasta el adalid del buen hacer que es ahora. Eso sí, aquí le acompañan todos -o casi- los Vengadores. No menos destacable es el papel de Tony Stark/Iron Man, en esa rivalidad que como decía define la película. Otros como ‘Bucky’ Barnes gana presencia para fortalecer la rivalidad entre ambos superhéroes. Se suma hasta Pantera Negra. Un acierto para ofrecer una tercera fuerza.

Capitán América Civil War

El villano

Helmut Zemo, un antiguo coronel de Sokovia hoy convertido en terrorista. Su último deseo es sencillo y claro: terminar con los Vengadores. Consigue redirigir el cerebro de ‘Bucky’ Barnes y realizar de nuevo el lavado de cerebro. Además de dividir a los Vengadores con sus acciones. No le hace falta luchar contra ellos, se limita a convertirles en rivales. La pena para Daniel Brühl es su papel más secundario ante esa Guerra Civil de los Vengadores.

Los actores

Con el equipo habitual de superhéroes rayando a gran nivel, como acostumbra, pocas sorpresas encontramos. Todos en su línea, sí, pero destacamos especialmente a Chris Evans y Robert Downey Jr. por el excelente duelo que nos ofrecen en pantalla. La presencia de un tipo como Daniel Brühl siempre ayuda a mejorar un producto y aquí no iba a ser menos. Especialmente ejerciendo como villano, algo en lo que quizá no esperábamos verle.

El cameo de Stan Lee

Tony Stark echa un cable a su buen colega James Rhodes para que recupere la capacidad de andar tras lo sucedido a lo largo de la trama de la película. En esas aparece un repartidor de paquetería a domicilio. Stan Lee se tiene que sacar el sobresueldo y ni siquiera es capaz de leer bien el nombre de Stark. ‘Tony Stank’, le llama. Suficiente para la chanza de Rhodes.

Aparición de otros personajes de Marvel

Vemos por primera vez a Ant-Man entre los Vengadores. Y a Spider-Man en el Universo Cinematográfico Marvel. Que no se nos olvide Pantera Negra. Tres nuevas adquisiciones al excelente elenco de superhéroes. Se amplia la lista y nos gusta.

Robert Downey Jr.

Lo Mejor de Capitán América: Civil War

La manera en la que queda desarrollada la idea de esa Guerra Civil en el seno de los Vengadores es magnífica. No hay fisuras. El duelo actoral entre Robert Downey Jr. y Chris Evans también es fantástico. Como los puntos de humor que se entrelazan en la película, especialmente gracias a Ant-Man y Spider-Man.

Lo Peor de Capitán América: Civil War

La trama sobre Helmut Zemo queda en un segundo plano claro y notorio. No puede ser de otra manera cuando los Vengadores están dándose leches unos a otros y parecen desear su destrucción mutua. Y la ausencia de Thor duele, no vamos a negarlo. Hubiera sido divertido verle interactuar con Scott Lang o Peter Parker.

Escena Post Créditos de Capitán América: Civil War

A mitad de créditos tenemos a Bucky Barnes en Wakanda esperando a ser criogenizado de nuevo, ya que no confía en su cerebro. Visto lo visto, parece una decisión sensata. Esperará a un momento mejor.

En la escena a final de créditos nos vamos a la habitación de Peter Parker, quien está jugando con uno de los nuevos juguetitos de los que dispone… mientras intenta evitar la Tía May le descubra.