La carrera de Brad Pitt es una muestra perfecta de cómo moldearse un estatus de icono paso a paso. Protagonista y una de las principales estrellas de Hollywood desde los años noventa. Brad Pitt parece construido para ser el amigo, novio o yerno perfecto. Esto no es novedad en Hollywood, donde casi cada año aparece alguien que cumple esas características. Después toca dar los pasos adecuados para convertir en realidad lo que se espera de ti. Que se lo digan a Val Kilmer, por ejemplo.

Si echamos la mirada atrás y analizamos la carrera de Brad Pittha sabido donde pisar en cada momento. Ha tenido fallos en taquilla o críticas negativas, pero todo parecía solucionarse con el siguiente film. Y uno puede ser un gran actor, alguien muy bien visto o valorado, sí. Otra cosa es convertirse en el icono que hoy es Brad Pitt. Eso no es fácil y lo ha conseguido con películas como estas:

Brad Pitt sin camiseta

Thelma y Louise

Primera aparición de Brad Pitt en una gran producción. Mejor no pudo escoger. Thelma y Louise se convirtió en un icono por si misma. Una mezcla de géneros, principalmente una road movie y buddy movie. El papel de Brad Pitt en Thelma y Louise es pequeño, pero clave y perfecto para arrancar una carrera. La imagen de chico guapo y fantástico queda bien remarcada aún a pesar de lo que hace su personaje. Y no podemos negar que la imagen de Brad Pitt en Thelma y Louise es imperecedera. Primer paso dado.

Brad Pitt Vampiro

Entrevista con el Vampiro

¿Es Entrevista con el Vampiro una buena película? Depende de a quién le preguntes. ¿Hace Brad Pitt un gran trabajo en ella? Definitivamente no. La labor de Brad Pitt en Entrevista con el Vampiro pasa de soslayo, con un personaje que evoluciona poco, pero la película y el aura que le rodeó en su momento era tan atrayente que, aún como secundario, fue un magnífico paso adelante para Brad Pitt. Aunque él no está muy convencido de ello.

Películas de detectives

Seven

1995. Han pasado ya unos años desde que Pitt se diese a conocer. Ha hecho algunas buenas películas. Ha estado en una gran superproducción como Entrevista con el Vampiro. Llegaba el momento de hacer un buen protagonista en una película diferente. Brad Pitt arriesgó con Seven y acertó. Este fantástico thriller, una gran película de detectives, con un final sorprendente y que se queda grabado. Brad Pitt ya no era solo ese chico guapo, mostraba que sabía hacer más cosas. Y en el mismo año apareció también en Doce Monos. Casi nada.

Brad Pitt

El Club de la Lucha

Vale, vuelve a no ser el protagonista, pero su papel es capital y relevante en la trama. Su Tyler Durden es un icono en si mismo. Brad Pitt repetía con David Fincher en Fight Club. La taquilla no fue todo lo buena que podía esperarse, pero sobre la película muy pronto se generó ese aura de film especial, de culto, que hace que el público la tenga en alta estima. Además Brad Pitt está espectacular en El Club de la Lucha. Una película arriesgada y alejada de su inmaculada imagen de chico bueno y perfecto. Otro paso camino de ser un icono para Brad Pitt.

Brad Pitt serie

Friends

Vale, esto no es una película. Pero Brad Pitt demostró que es capaz de reírse de si mismo apareciendo en la serie Friends. Brad Pitt estaba allí por Jennifer Aniston, su mujer en aquel momento. Aún así su papel es divertidísimo y le valió un Emmy. Se aleja del cine, se va a LA SERIE del momento, esa que marcó a una generación, y lo hace genial. Y así siguió convenciendo a la gente este chico.

Brad Pitt melena rubia

Troya

A principios de los 2000 seguir la estela de Gladiator parecía sinónimo de éxito asegurado. Por este motivo aparecieron películas como ese despiporre que es Alejandro Magno o esta Troya. No hace aguas como sí lo hacía la de Colin Farrell, Jared Leto y Angelina Jolie, pero tampoco es nada del otro mundo. Estrellas variadas, mucho lucimiento por aquí y por allá y listo. Claro que, como decía, aparecer en una película como Troya era un acierto para una carrera como la de Brad Pitt, luciendo espectacular en un papel heroico. Eric Bana no pensará lo mismo…

El Curioso Caso de Benjamin Button

Buena película El Curioso Caso de Benjamin Button. Una idea magnífica, siendo además muy bien desarrollada. Lo que le hizo más interesante es que parecía perfecta para, en aquel momento, ayudar a lavar un poco la imagen de un Brad Pitt que había quedado tocado tras romper su matrimonio con Jennifer Aniston… y empezar con Angelina Jolie poco después. Las cosas de Hollywood. Por eso aparecer en esta bella historia, tan blanca, le hizo mucho bien.

Moneyball

Me he saltado Malditos Bastardos. Sacrilegio para muchos, lo sé. La actuación de Brad Pitt en el film de Quentin Tarantino es muy divertida. Pero el caso es que con Moneyball Brad Pitt intenta, quizá sin ser consciente, un asalto al Oscar. Fue nominado, pero no tuvo suerte. Sin premio, le sirvió para reforzar ese aire de hombre guapo e interesante, pero capaz de desarrollar buenos papeles.

Crítica de Érase una vez en Hollywood

Érase una vez en Hollywood

Tras su unión con Tarantino en la mencionada Malditos Bastardos, el dúo director-actor repite en la última obra del aclamado cineasta. Y de nuevo con éxito. Brad Pitt espera su nominación a Mejor Actor Secundario en un 2019 en el que también busco la estatuilla en la principal categoría con Ad Astra, pero el film se quedó lejos de las expectativas. Sin embargo su Cliff Booth le acerca por fin al Oscar en la última gran película de Tarantino. Veremos.