Angelina Jolie lo fue todo en Hollywood a finales de los noventa y principios de los dos mil. De actriz promesa a realidad; de joven que empezaba a la mujer más sexy del planeta; desde ser nadie hasta ser una de las principales estrellas del momento. Un escándalo tocó su carrera, esta cambió para siempre y nos queda la duda de lo que pudo haber sido. Y es que en los últimos 10-15 años su trabajo en el cine parece secundario, centrada en otros aspectos y dando de qué hablar por otros motivos… que seguramente no le hagan mucha gracia.

Escribir estas líneas sobre Angelina Jolie me ha generado algunos dolores de cabeza. En el buen sentido. Si realizas una búsqueda rápida de su nombre en Google comprobarás que apenas aparecen noticias relacionadas con su trabajo. Todo está dirigido a su relación con Brad Pitt, su matrimonio, sus hijos, su familia y su divorcio. Nada sobre su cine, algo, si acaso, sobre sus labores sociales. Material que para este blog de cine –entre otras materias- resulta a todas luces escaso y carente de interés. ¿Qué escribir por tanto?

Esa misma duda, esa misma ausencia de su trabajo como actriz, directora o productora en el buscador, fue lo que me dio la respuesta. Angelina Jolie como un todo. Aquella actriz que a mediados de los noventa daba pasos firmes en su incipiente carrera, con películas como ‘Hackers’ o ‘GIA’, hoy parece centrar sus intereses en otros puntos. Me parece genial. ¿Hemos perdido a una gran actriz? Cuesta creer que sea así, repasando su filmografía en estas tres décadas. Sin embargo si es una de esas actrices con un magnetismo especial, una de las que consigue que pongas un ojo en cualquier cosa que haga.

Una carrera atada a su físico por culpa de Hollywood

Angelina Jolie

El interés mediático que su figura siempre despertó hizo de ella una estrella antes de labrarse la carrera. Hollywood y sus medios de comunicación apostaron por hacer de Angelina Jolie una bomba sexual, una mujer que basaba todo en su atractivo físico y en esa apariencia de ‘femme fatale’. Sus rasgos físicos sobresalían en cualquier alfombra roja, y no parecía que Hollywood quisiera ver que había más allá. Las relaciones que mantuvo con actores como Jonny Lee Miller o Billy Bob Thornton, las ‘escandalosas‘ declaraciones en las que se declaraba bisexual en lo que eran otros tiempos –ya ves, hace 20 años-, generaban la suficiente polémica como para que hubiera un interés en hacer de ella una gran actriz.

Hollywood sacaba rédito de esto y Hollywood va de ganar dinero. La realidad cinematográfica de finales de los 90 y principios de los 2000 nos dice que Angelina Jolie daba pasos firmes creando una carrera. Quizá con ese aura de ‘femme fatale’ presente en su cabeza, sí, pero películas como ‘El coleccionista de huesos’, ‘Amar peligrosamente’ y especialmente ’60 segundos’ e ‘Inocencia interrumpida’ daban sobradas muestras de que Jolie era cuanto menos una actriz interesante. Después llegaría ese fracaso llamado ‘Lara Croft’ que, si me permitís, a mí no me parece tan mala como el planeta cinéfilo dice.

¡Qué decir de ‘Alejandro Magno’! Aquello fue un derroche de dinero, como si tuvieran una máquina de imprimir billetes y ningún miedo a utilizarla. Oliver Stone en la dirección, las estrellas del momento Colin Farrell, Angelina Jolie y Jared Leto como protagonistas, grandes actores como Anthony Hopkins o Christopher Plummer, y Val Kilmer. No sé donde encajar a este, en la que era una de sus últimas oportunidades de mantener una carrera en Hollywood, penalizado por sus excesos y carácter. No recibió buenas críticas, no fue bien recibida por el público una vez pasada la emoción e interés inicial y hoy está olvidada, sepultada en ese cajón de superproducciones que no dieron buenos resultados. ¿Es tan mala ‘Alejandro Magno’? Cuéntanos tus sensaciones en comentarios.

El trío: Angelina Jolie, Brad Pitt y Jennifer Aniston

Si esa película debía ser el salto definitivo de Angelina Jolie a las grandes ligas actorales, lógicamente no lo consiguió. De nuevo un paso atrás, al cine de acción que tan bien conocía y que seguiría visitando de vez en cuando. ‘Sr y Sra Smith’ cambiaría su vida, para bien y para mal. La película es lo que es, un entretenimiento sencillo que se deja ver. Lo importante es la intrahistoria, todo lo que rodeó a su rodaje y lo que sucedió tras este. Las dos estrellas eran las personas más sexys del planeta en ese momento. Qué narices, seguramente lo sigan siendo: Brad Pitt y Angelina Jolie.

Ella soltera, él casado con Jennifer Aniston, a los tabloides esto les dio igual y desde el primer minuto de rodaje aparecieron todo tipo de rumores de una supuesta relación entre Jolie y Pitt. Si Brad Pitt fue infiel antes de la ruptura con Aniston, solo ellos lo saben. Los romances en rodajes son, eran, un arma más de promoción hoy un tanto en desuso. Angelina Jolie aquí ni pinchaba ni cortaba. De ser ciertos los rumores los problemas debía tenerlos Brad Pitt, no ella. Nada sorprendentemente la soberana hostia del periodismo, de Hollywood y del público se la llevó ella.

Angelina Jolie Brad Pitt Jennifer Aniston

¿Cómo osa a liarse con él? ¡Está casado! Sí, Brad Pitt recibió su dosis de crítica, pero nada comparable a lo de una Angelina Jolie que fue tachada de todo y nada bueno: robahombres, rompematrimonios, demonio, mujer sin escrúpulos… Para los ojos de Hollywood y de parte del público, si quería quitarse la imagen de ‘femme fatale’ así iba mal. No le ayudó en nada, máxime teniendo en cuenta que Jennifer Aniston siempre ha sido considerada por el público como un ser de luz, alguien a quien adoramos sin discusión. Yo lo hago.

La imagen de Brad Pitt no tardó en recomponerse sin problemas, mientras que Angelina Jolie recibió lo suyo, en lo que es la enésima muestra de la mala salud de nuestra sociedad, de las horribles diferenciaciones de un mismo hecho en función de si nos referimos a ellas o ellos. Algo que hoy va cambiando, pero lentamente. Bien haría Angelina Jolie en alzar la voz y criticar y quejarse del trato recibido entonces. También podría hacerlo del recibido hoy durante su proceso de divorcio. Aquí ha vuelto a la primera plana y Hollywood y los medios se han interesado de nuevo en ella. ¿Casualidad? Ella, sin embargo, decidió acertadamente emplear un perfil bajo, uno que mantiene hoy, y centrarse tanto en su trabajo como en esas labores sociales y humanitarias en las que lleva dos décadas inmersa.

El Universo Marvel y ‘Eternals’

En el final de los dos mil hizo uno de sus mejores trabajos en ‘El intercambio’ de Clint Eastwood. Una película que pocos parecen recordar tanto en la filmografía de Angelina Jolie como en la del director. Sin embargo, y quizá harta por un universo, el de Hollywood, que le había dado leches hasta en el carnet de identidad, quizá decidida a apostar por su familia con Brad Pitt, Angelina Jolie decidió dar un paso atrás, reducir su volumen de trabajo en el cine y dedicarse a otras cosas.

Desde que en 2010 estrenase y protagonizara la divertida ‘Salt’, y la fallida ‘The Tourist’ con Johnny Depp, solo ha aparecido ante las cámaras en cinco películas, dirigiendo además otras cuatro. Todo puede cambiar a partir de 2021. El anuncio de su llegada al Universo Cinematográfico Marvel revolucionó las redes sociales. Angelina Jolie formará parte de ‘Eternals’, uno de los grandes estrenos de 2021 en clave superhéroes y que es además una de las principales esperanzas de Kevin Feige cara a las próximas fases y tramas del MCU. Permíteme que te diga que estoy ansioso por ver la película y por disfrutar de Angelina Jolie una vez más en la gran pantalla, en una superproducción. ¿Quizá sea este el renacer de su carrera a gran nivel?