Arrancado septiembre, en el mundo del cine se da por iniciada oficialmente la carrera hacia los Oscars 2018. A pesar de que se valoran los films de todo un año, a nadie se le escapa que la estrategia en esta carrera es muy importante: cuándo estrenar el film, dónde presentarlo, y hasta el cómo promocionar las candidaturas. Todo un mundo, en definitiva.

Es clave que una película no se estrene excesivamente pronto a menos que sea una clara dominante, por lo que muchas procuran apurar. Y al mismo tiempo, es importante no estrenar excesivamente tarde, donde únicamente una joya acabaría entrando de lleno, salvo que caiga en gracia por diversos motivos, como sucedió con El Francotirador de Clint Eastwood, que sin ser un film del que se deba hablar, cayó en gracia y estrenándose muy tarde acaparó nominaciones en categorías importantes.

Está claro que la lista de títulos que se pondrá a continuación puede sufrir claros cambios debido, sobretodo, a que algunas de ellas no se han estrenado todavía y se basa más en las manos de su director y la fe de los críticos y expertos en su buen hacer para llevar a buen puerto la obra.

Pero como cada año, algún film estrenado antes de septiembre tiene opciones de entrar. En los últimos años films como Mad Max: Furia en la Carretera o El Gran Hotel Budapest fueron películas que se estrenaron excesivamente pronto pero que el poder de los premios de la crítica reflotaron las opciones de ambos films cara a los Oscars 2018.

Este año hay un film del que se debe hablar sí o sí, y que, no solo entra con opciones, si no que de momento aparece como cabeza de carrera para la gran mayoría: Dunkerque. Un director reconocido pero al que la Academia le ha dado eternamente la espalda, dirigiendo un proyecto que ha gustado mucho y que tiene ese toque de cine épico, además de basado en hechos reales. Sin duda tiene los ingredientes clave para que esta vez la Academia no le de la espalda y salvo pucherazo tendrá su nominación en las dos categorías reina.

Si hay un proyecto que parece haber entrado fuerte en la carrera posteriormente es La Forma del Agua. Guillermo del Toro es un director reconocido y mimado por Hollywood y, aunque nunca haya sido nominado a Mejor Director -y eso que tuvo sus opciones con El Laberinto del Fauno-, esta historia romántica entre dos personajes extraños con un toque de ciencia ficción o fantasía del director ha calado en Venecia. El premio gordo a Mejor Film del festival italiano recayó en la película del mexicano y eso le coloca en los puestos cabeceros.

En esos puestos lleva desde hace meses, a pesar de no haberse estrenado más allá de diversos festivales: Call Me By Your Name. Dirigida por el italiano Luca Guadagnino. Historia LGBTI, con todo lo que eso gusta dentro de los votantes. Toque sensible, muy buenas críticas y opciones serias de entrar en las dos categorías importantes, así como la de Mejor Actor.

En el resto de candidaturas en potencia toca mencionar Darkest Hour, film británico que se centra en los instantes más oscuros de Reino Unido en los inicios de la II Guerra Mundial y se sujeta, sobretodo, en la interpretación de Gary Oldman. Nominado tres veces, sin Oscars y con uno de esos papeles donde el maquillaje hace lo suyo pero el actor borda el resto. Sin duda, si el film pasa el filtro y convence no solo aspirará a nominación a film, si no que Oldman podría estar muy cerca de su primer Oscar.

Y eso que la competencia de este año para esa categoría puede ser feroz. Vuelve a las andadas Daniel Day Lewis -film de Thomas Anderson-, que aunque con tres estatuillas es complicado pensar en más, siempre que actúa lo borda, y siempre está en boca de todos. Jake GyllenhaalStronger– eterno aspirante de los que merecen mejor suerte pero siempre encuentran alguien mejor por delante, Joaquim Phoenix o Denzel Washington, a quien nunca hay que descartar de la carrera tienen serias opciones. Y en la recámara hay papeles como el de Tom Hanks que algún año volverá a recibir nominación tras largos años de olvido de la Academia, en algunos años injustificado –Capitán Philips, como ejemplo grave-.

En féminas la que ha pisado fuerte en Venecia es Sally Hawkins por La Forma del Agua, si bien no recibió el premio a la mejor interpretación femenina. Frances McDormandTres Anuncios a las Afueras de Ebing, Missouri-, Saoirse RonanLady Bird– o Judi Dench por La Reina Victoria y Abdul son otras con serias opciones de una carrera aún nada clara y muy abierta. Sin olvidarnos que Kate Winslet o Meryl Streep están dentro de la carrera, actrices que casi siempre acaban cazando nominación, al igual que Jennifer Lawrence, que con un director como Aronofsky al mando de Madre no debe ser olvidada -ni tampoco su compañero de reparto, Javier Bardem-.

Y respecto a las interpretaciones de Reparto, es pronto para hablar de unas categorías donde suele caer alguna grata sorpresa en los últimos meses. Mientras que volviendo a la categoría reina, no hay que perder de vista que pueden ofrecer Paul Thomas Anderson, Steven SpielbergThe Post– o The Florida Project, cine independiente que está pisando fuerte, y puede que veamos alguna grata sorpresa. Desde las diferentes apuestas se habla de las opciones de Blade Runner 2049 a pesar de que la primera fuera ninguneada debido a lo incómodo de su género para los académicos. Pero ahora corren otros tiempos.

Lo que sí parece seguro es que Detroit, lo nuevo de Kathryn Bigelow no ha acabado de cuajar. Sus críticas, si bien no son para nada malas, parecen alejarla de la nominación, más si cabe cuando quedan bastantes meses y no está entre la lista de favoritas a pesar de haber sido visionada por gran parte de la crítica.