Con la saga Civilization retomamos sección con la vuelta de #JuegosQueNosMarcaron a Revancha. La estrategia nunca fue tan inmersiva como las obras de arte de Sid Meier.

La saga Civilization es sin duda una de las más míticas y seguidas de la historia de los videojuegos. Una colección de juegos inolvidable, que elevó a la estrategia ya desde su primera entrega a categoría de gran género. También lo puso como un gran vicio porque es imposible frenar una partida a tiempo. Tras seis juegos de Civilization y varias sorpresas relacionadas por el camino, la saga cumple 20 años de vida en mejor estado de forma que nunca. Con una comunidad activa y el desarrollo de unos videojuegos que para bien o para mal son parte de nuestra historia jugona.

En el año 1991 llegaba a las estanterías de las tiendas un modesto juego en apariencia de nombre Civilization. En España no llegó a comercializarse. Su promoción fue inexistente y aún así el juego Civilization I resultó un éxito inesperado para Micropose, su empresa. El boca a boca hizo maravillas con un videojuego que ya tenía sus señas de identidad intactas: profundidad sin pasarse, historia de la humanidad, hexágonos y un sistema de juego basado en turnos. Esto último fue un recurso sacado de la manga por Sid Meier, su creador, ante los problemas que sufría Civilization en su desarrollo como estrategia en tiempo real.

Sigue leyendo: sumérgete en el resto de capítulos de #JuegosQueNosMarcaron

La saga Civilization llevará tu paciencia al límite

El juego tenía aires a ese Civilization de juego de mesa que había salido al mercado una década antes, a pesar de que Sid Meier asegura no haber jugado nunca a dicho juego antes de la creación de su obra maestra. Desde ese Civilization I hasta hoy, 2020, hemos pasado por un total de seis entregas oficiales, dos entregas basadas en el espacio exterior –Alpha Centauri  y Beyond Earth-, dos entregas rivales hechas a traición por aprovecharse del nombre –Civilization: Call to power y Call to power II– y varios juegos gratuitos como Freeciv. Un mundo de posibilidades donde cada cual tendrá sus favoritos y motivos para elegirlos. Incluso entre la propia saga Civilization hay pequeñas variaciones en cada edición que hace que haya quien prefiera entregas anteriores al último Civilization VI. Pero vamos por partes.

Una de las características que todo jugador de cualquier juego de la saga Civilization debe tener es la paciencia. La capacidad de mantener la calma, la tranquilidad, ya que uno sabe cuándo hace click para jugar pero no para salir de la partida. Sabemos que una partida de Civilization va para largo y que no, la partida no va a durar 30 o 60 minutos por mucho que tú te pongas ese objetivo. Prueba a ponerte una alarma: o bien no te enteras de ella o bien la quitas y sigues a lo tuyo. Más te vale cancelar todos los planes, coger refrigerio y comida mientras murmuras: “mmm solo un turno más…

Encuadrado en el género 4X sus posibilidades por tanto son amplias y el propio género nos lo indica: explorar el mapa, expandir tus dominios, explotar los recursos y exterminar a tus enemigos. La saga Civilization te pone diferentes caramelos en tu boca para que seas tú quien decida cómo ganar la partida. Puedes hacerlo por la vía científica, por la vía cultural, la religiosa o, cómo no, la militar. Esta suele ser la más utilizada y de hecho el propio juego parece incitarte a ello. Es bastante militarista en ese sentido ya que apuesta demasiado por la vía militar para poder ganar la partida.

Civilization saga juegos

La inmersión de cada partida de Civilization es magnífica. Desde los primeros días de la humanidad como la conocemos hasta llegar al espacio exterior, la saga te sumerge en las botas de diferentes líderes mundiales históricos, a veces incluso de manera literal. Vas descubriendo tecnologías, políticas, gobiernas, creces, gestionas, buscas recursos, negocias. Todo poco a poco y, eso sí, sin llegar al nivel de los juegos de gran estrategia de Paradox. No digo esto como una crítica sino al contrario, deben coexistir para que podamos disfrutar de todos ellos. Uno de los aspectos míticos y que no pueden faltar en una buena partida de la saga Civilization es el saber y sentir que la IA juega con ventajas claras. Con las cartas marcadas, como si fuesen bastante chetadas con aspectos como conocer el mapa y dónde está cada recurso. Nos da igual y entramos de lleno en ello.

Civilization: hacer historia jugando con la historia

Civilization es una saga optimista y progresista, esto en el sentido más literal de la palabra. Es optimista porque las acciones de los jugadores no suelen afectar al planeta demasiado, así como tampoco hay una decisión que tomes que pueda resultar especialmente mala. Algo que por ejemplo en Civilization VI intentan solucionar con la expansión Gathering Storm. Además es progresista porque su apuesta es siempre ir hacia delante, evolucionar y no quedarse parado. Crecer, más y más. Si te quedas un segundo quieto estás muerto y si te gusta esta política o tecnología no podrás seguir utilizándola quizá llegado a x punto de la partida. Dos características ineludibles de la saga Civilization sin duda.

Esto ha llevado a los clásicos anacronismos del juego. Porque ¿quién no ha jugado una o varias partidas en las que unidades militares de la época clásica o edad media vencían a todopoderosos tanques? En otro videojuego esto sería un bug malo, aquí una nota de color que nos hace gracia y dejamos pasar de largo. Además para hacer crecer a la saga Civilization contamos con los mods realizados por una comunidad de jugadores que adoran la saga, sus juegos y su historia. Con ellos la vida de cada Civilization crece y crece, excepto de Civilization III. Ahí los mods eran más complicados, nunca lo olvidaremos.

Civilization es uno de los juegos favoritos de los jugones, especialmente los que amamos la estrategia, esa en la que nos perdemos horas y horas esperando el momento clave para ganar la partida. Civilization es historia del videojuego y sin duda uno de los juegos que nos marcaron. Y queremos que lo siga siendo aunque Sid Meier vea cada vez más difícil ofrecer un juego nuevo y diferente. Siempre confiantes, siempre al lado de Civilization. Total, es solo un turno más…