Existen varias formas de financiar una película y otro contenido audiovisual y en este artículo vamos a analizar varias de ellas. Iremos desde la financiación de las grandes producciones a aquellas más modestas.

¿Cómo financiar una película comercial?

La industria cinematográfica hollywoodiense principalmente se financia con fondos propios de los productores o bien a través de créditos bancarios. Muchas de las firmas bancarias tienen líneas de crédito especializadas en este tipo de producciones.

También, es posible financiar una película a través de preventas gracias a los festivales de cine, como por ejemplo Cannes. Una preventa se basa en la confianza entre los productores y los inversores, basada en un guión de la película y en la reputación de ambas partes. Si hay acuerdo, los productores pueden conseguir un adelanto de dinero para producir la película.

Además, como extra, tenemos las colaboraciones con empresas comerciales a través del product placement que obviamente, pagan una buena suma de dinero a cambio de aparecer en la gran pantalla.

¿Cómo se financian las series/documentales?

Visto como financiar una película, hablemos de las series que podemos ver por la televisión o en distintas plataformas de entretenimiento. Normalmente son realizadas por una empresa productora que es la que, o bien ha tenido la idea creativa o bien ha comprado los derechos al autor. Pero una empresa productora, normalmente sólo pagará por la realización de un capítulo, el llamado Episodio Piloto y será con este junto con el guión de los siguientes capítulos cuando irá a las televisiones/plataformas a vender su producto. En cuanto haya un contrato, seguirán con la producción. Cabe mencionar que las televisiones reciben gran parte de sus ingresos a través de la publicidad, así que, con nuestra audiencia, también estamos decidiendo que series tiran para adelante y cuáles no.

Netflix es un caso aparte, el gigante del contenido audiovisual se financia prácticamente en exclusiva gracias a las subscripciones de los abonados. Su éxito radica en el análisis de datos ya que son tan buenos estudiando qué contenidos gustan más que enfocan sus producciones y sus compras de derechos a esos contenidos capaces de traerles más subscriptores.

Cómo financiar una película o serie

¿Cómo se financian los vídeos de Youtube?

Hemos financiado series y documentales. También sabemos como financiar una película. ¿Qué nos queda? Otro género audiovisual totalmente diferente, pero que también brinda entretenimiento por doquier: los vídeos de Youtube. Moda, belleza, life style, videojuegos, tutoriales DIY, bromas, etc., son muchos de las temáticas de los vídeos más vistos en este gigante de Internet. Y es que Youtube también ofrece entretenimiento, y además, aparentemente gratuito para los internautas. Y decimos aparentemente porque, como bien sabéis, nada es a cambio de nada, y a veces, lo gratuito puede salir bastante caro. Pero metámonos en harina, muchos de los llamados youtubers pueden financiar sus videos gracias a colaboraciones comerciales con marcas afines a su público. Es decir, mucho del contenido que vemos en Youtube está pagado por marcas comerciales, que bajo la recomendación supuestamente sincera de los y las influencers ganan consumidores casi sin pestañear. A parte, dichos youtubers también ingresan buena parte de dinero a través de los anuncios que vemos antes y durante los vídeos, a más visualizaciones, más ingresos. Está claro que para poder vivir sólo de Youtube debes contar con un buen número de subscritores y de visualizaciones.

¿Cómo se financian las pequeñas producciones?

Finalmente si hablamos de pequeñas producciones, películas más modestas, o webseries estamos ante un panorama totalmente diferente. Estamos hablando, en muchos casos de nuevos directores o guionistas poco o nada conocidos que no gozan de la confianza de un gran inversor o de las marcas. En este caso, se suele recurrir al crowdfounding o micro mecenazgo que consiste en la aportación de una cantidad moderada de dinero por parte de conocidos o pequeños inversores. Así, se va logrando el objetivo de financiacion hasta poder producir el contenido.

Como veis son muchas las fórmulas existentes a la hora de financiar una película o contenido audiovisual pero lo que está claro es que, a más renombre, más facilidad de conseguir el dinero.