#JuegosQueNosMarcaron

Pantalla de personaje del Baldur’s Gate (1998)