Los peores equipos de la Liga española

Los peores equipos de la Liga española.Esta última temporada ha pasado a la historia como la de la permanencia más barata. Leganés y Deportivo certificaron la permanencia cuando sumaban apenas 34 puntos a falta de una jornada. Esto se debió al pobre nivel mostrado por los tres equipos de abajo, y eso que el Sporting remontó el vuelo en las jornadas finales maquillando ligeramente su puntuación. Aprovechando que dos clubs apenas alcanzaron los 20 y 21 puntos en 38 jornadas, repasamos los que fueron los peores equipos de la Liga en sus casi 90 años de historia. 

Para poder hacer una lista atemporal, se ha contabilizado cada triunfo como tres puntos, como se hace actualmente, aunque dicha norma no existió hasta bien entrados los años 90. También se ha querido ofrecer los datos de puntos obtenidos por partido jugado, de este modo se igualan las condiciones tanto para las ligas a 18 partidos como a 38.

10º Puesto: Celta (1985-86). 19 ptos en 34 partidos. 0,55 ptos por partido
                      Osasuna (2016-17). 21 ptos en 38 partidos. 0,55 ptos por partido

Tres décadas después de descender con una media ligeramente mejor (0,56), el Celta de Vigo cuajó una temporada para olvidar. No empezarían mal la liga, puntuando en el siempre complicado campo de Atotxa, para la jornada cuatro lograrían su primer triunfo, y en la ocho, ante Osasuna, el segundo, que les permitía coger aire fuera del descenso. Hasta ahí su bonita historia, se mantuvo vivo hasta la jornada 20, donde con su cuarto triunfo de la temporada se colocaban a tres puntos -recordemos que la victoria valía dos- de la salvación.

En las siguientes catorce jornadas solo fueron capaces de ganar un encuentro -en la penúltima fecha liguera ante el Las Palmas– y un empate. Eso sí, el puntito se logró en el Camp Nou ante los que posteriormente quedarían subcampeones de Liga.

9º Puesto: Arenas de Getxo (1934-35). 12 ptos en 22 partidos. 0,54 por partido

El Arenas de Getxo es uno de los tres únicos equipos en la historia que ha jugado en Primera División y ya no pertenece a la misma sin haber ascendido ni una sola vez. Eso sí, de los tres fue quien más duró, con hasta siete temporadas consecutivas. En la sexta deberían haber descendido. Sus trece puntos en 18 partidos le dejaron como claro colista. Pero entonces la competición se amplió a doce equipos y el Arenas pudo disfrutar de otro año extra en la categoría de Oro del fútbol español.

El club vizcaíno parecía haber aprendido de los errores del año anterior y comenzó de forma un tanto prometedora la liga. Tanto es así que a falta de un partido para acabar la primera vuelta sumaba siete puntos de los de entonces, estando fuera del descenso -descendían dos- y con tres equipos por delante a una distancia de un partido como máximo. Su último punto en la categoría lo lograría cuatro jornadas después en un empate sin goles ante el Betis -que sería campeón- que le dejaba colista, pero con los mismos puntos que el tercero por la cola, primer puesto fuera de peligro.

La siguiente jornada sería crucial en el devenir de la historia. Un gol en el minuto 87 les hacía hincar la rodilla (0-1) ante la Real Sociedad, que compartía puntos con los getxotarras. Ese duelo directo debió influir mucho, puesto que tras esa derrota le seguirían siete más para concluir el año tal y como había arrancado dicha jornada. Tres victorias -todas en las nueve primeras jornadas- y tres empates, para cerrar el campeonato.

7º Puesto: Córdoba (2014-15). 20 puntos en 38 partidos. 0,52 por partido
                    Granada (2016-17). 20 puntos en 38 partidos. 0,52 por partido

Únicos equipo de este siglo en esta lista. Y mira que ha habido descensos sonados y con tiempo para asimilarlo. El Córdoba volvía a Primera por primera vez desde los lejanos años 70. Y su paso fue efímero. Ascendieron en el playoff con un equipo rocoso, muy defensivo, y así arrancó en primera, donde le costó lograr su primer triunfo, aunque iba arañando empates. La llegada de Djukic parecía dar vida al equipo que había entrenado Ferrer, y llegaron a salir del descenso durante la primera vuelta.

En la jornada 19, cerrando la primera vuelta, empataban con el también recién ascendido Eibar, y acababan la primera vuelta con 18 puntos, una media de casi un punto por partido que a la postre les hubiera dado la permanencia en el año con la salvación más pobre de la historia del fútbol moderno (35). De hecho tras ese punto eran 14º en la tabla. Apenas una jornada después estarían a punto de rascar un empate ante el Real Madrid. Desconocemos hasta qué punto no conseguirlo, tras caer en el descuento, haría daño a un equipo que deambuló en gran parte de la segunda vuelta y solo sumaría dos empates más.

Al final, una temporada que no parecía ser mala acabó de forma nefasta, con la peor cifra de un descenso desde la 97-98. Su ‘hazaña’ fue igualada esta última temporada 2016-17. Otro conjunto andaluz, el Granada, ha alcanzado las mismas cifras.

Al igual que el Córdoba, el Granada estuvo en descenso todo el año. Sin embargo, a comienzos de la segunda vuelta llegó a soñar con la permanencia. Tras sumar solo diez puntos en la primera vuelta, con una única victoria, los granadinos lograrían tres triunfos en las seis primeras jornadas del segundo round de la liga. Con 19 puntos la permanencia estaba cerca. Sin embargo a partir de ahí se marcaron una temporada como la del Córdoba. Un único punto en las trece últimas citas ligueras dejó a los andaluces con apenas 20.

6º puesto: Elche (1988-89). 19 ptos en 38 partidos. 0,5 por partido

Antes de volver a Primera hace unos pocos años -donde sería descendido administrativamente- el Elche se había despedido de la máxima categoría de mala manera. Sumando únicamente cuatro triunfos en 38 jornadas, de las cifras más pobres. Esas 4 victorias y 7 empates fueron el escaso bagaje del conjunto alicantino.

Para la jornada seis ya tenían dos triunfos en su casillero, obtenidos ante Murcia y Athletic. Sin embargo no volverían a conocer el sabor del triunfo hasta entrar en la segunda vuelta -jornada 20-. En la 22, nuevamente ante el Murcia, obtenían su último triunfo de la campaña. Tres empates y trece derrotas fue el balance de las nefastas últimas 16 jornadas de un equipo que ya antes de ese rush final era colista.

5º puesto: Betis (1942-43). 12 ptos, 26 partidos. 0,46 por partido

Entramos en el Top 5 con el tercer club andaluz de la lista. El Real Betis se despidió en la temporada 1942-43 con un balance de dos victorias y seis empates. Eran años complicados, en plena posguerra, y así se explica que el primer triunfo llegara ante el Real Madrid que aquel año acabaría 10º de 14 equipos la liga. Su otro triunfo lo cosechó nada más comenzar la segunda vuelta ante el Athletic, también en Sevilla.

Por el camino, seis empates más en una pelea que únicamente se dio por evitar el puesto de colista. Finalmente no pudieron evitarlo y eso que el Zaragoza vendió barato el evitar ser colista. La media del Zaragoza fue de 0,57 puntos por encuentro.

4º puesto: Castellón (1981-82). 15 ptos en 34 partidos. 0,44 por partido

Cerca del podio se queda el Castellón, club que conoció mejores años e incluso llegó a pisar una final de la Copa del Rey en la temporada 1972-73. En el año de Naranjito (1982), eso sí, no estuvo atinado. Diez jornadas tuvieron que esperar sus seguidores el primer triunfo de la temporada, tras un arranque con dos empates en nueve jornadas que ya hacía presagiar el desenlace.

Un gol de Amorrortu -Zaragoza- en propia puerta en el tramo final del encuentro dio la primera alegría a la afición del conjunto castellonense. Posteriormente ganarían únicamente en Las Palmas y en casa al Atlético, con un claro y contundente 3-0 extraño para un colista de la categoría. Tres triunfos y seis empates para cerrar un año aciago.

3º Puesto: Celta (1943-44). 11 ptos en 26 partidos. 0,42 por partido

Volvemos a los duros años 40 y nos encontramos por segunda vez con el Celta. El conjunto vigués ocupa puesto de podio por uno de esos descensos poco recordados por su lejanía en el tiempo. Se marcharon de la liga con dos victorias y cinco empates en 26 jornadas. Cifras malísimas se mire por donde se mire.

Apenas había pasado un año del comentado descenso que tuvo al Betis de protagonista. El club vigués apenas sumó un punto menos que el verdiblanco, superando un año después la cifra negativa de peor participación en Primera a lo largo de la historia. Como curiosidad, los dos triunfos del conjunto celeste fueron ante los mismos rivales que un año antes había conseguido doblegar el Betis: Real Madrid y Athletic, dos históricos de la liga que nunca han descendido, siendo derrotados consecutivamente por colistas de la categoría.

2º Puesto: Logroñés (1994-95). 15 ptos en 38 partidos. 0,39 por partido

Aquellos maravillosos 90. Los años que serán protagonistas de los dos peores descensos de la historia del fútbol español. El primer protagonista es el CD Logroñés que en los años 80 logró un ascenso memorable que hacía que La Rioja lograse su primera participación en Primera -por entonces solo quedarían Castilla-La Mancha y Extremadura, que a lo largo de los noventa verían, por fin, a equipos de sus comunidades en Primera-.

La primera aventura del Logroñés en Primera duró unos cuantos años. En la temporada 93-94 eludieron la promoción en la última jornada, pero un año después todo fue rematadamente mal. Como si quisieran hacer méritos para estar en una lista con los peores equipos de la Liga. Tras arrancar el año con un empate a cero ante un Betis que sería la gran revelación de la temporada, los riojanos no pasaron del empate en unos pocos partidos y no conocieron la victoria hasta la última jornada de la primera vuelta, cuando derrotaron al Celta en Balaídos por 0-1.

El único triunfo que lograrían ante su afición en el mítico Las Gaunas, tendría que esperar a la jornada 32 de liga, con un 4-2 al Tenerife en una rara exhibición de un conjunto que en 10 minutos hizo tres goles cuando llevaba cinco jornadas consecutivas en casa sin hacer un solo gol. Dos victorias, siete empates y 27 derrotas. Únicamente 15 goles a favor (cuatro en aquella tarde gloriosa) y la friolera de 79 en contra. Cifras de colista ganado a pulso.

1º Puesto: Sporting de Gijón (1997-98). 13 ptos en 38 partidos. 0,34 ptos por partido

Apenas habían pasado cuatro temporadas desde el desastre del Logroñés cuando el Sporting de Gijón hizo una de esas temporadas que aún está en el recuerdo de los seguidores del fútbol. Es tal su poder que hizo olvidar la nefasta campaña del Logroñés cuatro años antes. Aquí, en estas historias, lo grave no es descender, si no las formas.

El primer punto llegó en la jornada siete ante el Valladolid. Rozaron el triunfo en Pucela, pero en el minuto 89 les empataron. Jarro de agua fría y a seguir remando. Eso pensarían unos aficionados que pasarían posiblemente la campaña más vergonzosa de la historia del club. El club asturiano llegó a la jornada 23 con apenas tres puntos en su haber. Tres empates y veinte derrotas, con dos dudas claras sobre su papel: ¿Ganarán algún partido? ¿Podrán alcanzar los diez puntos?

Contra todo pronóstico, el Sporting se rehizo, y sumaría 10 puntos en las siguientes nueve jornadas, con mención especial a tres encuentros consecutivos dejando su puerta a cero con dos empates y una victoria. Un 2-1 ante el Racing en la jornada 24 y un 1-0 al Espanyol en la 32 fueron sus únicos triunfos, aunque se quedarían a las puertas de alguno sonado, como en San Mamés, donde un gol de Urzaiz evitó la derrota de unos leones que serían subcampeones de liga.

El club sportinguista acabaría el año con cinco nuevas derrotas y un único empate, en la jornada 37, que al menos serviría para demostrar que hasta el final intentaron sumar el máximo de puntos posibles. Al final 13, quedando el Sporting comoel único club que por el momento no ha alcanzado la barrera de los veinte desde que existen los tres puntos por victoria. Aquella sería una agria despedida de todo un ídolo local como Ablanedo II.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *