Las diez mejores películas de cine bélico del siglo XXI

La irrupción de Dunkerque y sus buenas críticas nos hacen recordar lo mejor que el cine bélico ha dado en los últimos años. Desde que a finales del siglo XX Salvar al Soldado Ryan y La Delgada Línea Roja resucitaran el género, han sido muchos los films que se han realizado. He aquí la lista con los diez mejores del presente siglo.

10º Ciudad de Vida y Muerte (2009)

El décimo puesto siempre acaba siendo el más difícil de decidir. A las puertas se quedan cintas más reconocidos por el gran público como Banderas de Nuestros Padres, En Tierra Hostil o Hasta el Último Hombre y el escogido es este drama bélico ambientado en la guerra entre China y Japón en vísperas de la II Guerra Mundial, cuando los japoneses conquistaron gran parte de Asia.

Con un poderoso arranque, despiadado como pocos, el film se va adentrando cada vez más en la barbarie provocada por los nipones en aquellos fatídicos años, aplastando a los chinos en una de esos genocidios que la historia no recuerda o quiere recordar. Fue galardonada con el Premio a la Mejor Película en el Festival de Cine de San Sebastián, aunque posteriormente la carrera de su director, Lu Chuan, ha estado lejos de aquellas impresionantes expectativas.

9º Zero Dark Thirty (2012)

Quizás no sea cine bélico al uso, pero debemos matizar. Una película que nos narra una operación con alto contenido militar, y una secuencia final donde los Seals estadounidenses son protagonistas únicos de unas bellas secuencias nocturnas pueden dar motivos para incluir el film dentro del género. Además, sería injusto dejar a Kathryn Bigelow -ganadora del Oscar por la interesante En Tierra Hostil- sin recompensa en esta lista.

Con Jessica Chastain -que injustamente se quedó a las puertas del Oscar- en el papel principal. La Noche Más Oscura nos cuenta la operación por parte de EEUU para dar con Osama Bin Laden y ejecutarlo. Interesantísimo y por momentos brillante thriller que tiene un clímax final que no por espoileado resulta menos impactante.

8º Lazos de Guerra (2004)

Otro film asiático en la lista. Y es que en el siglo XXI el cine de Oriente ha subido enteros más allá de Japón, que desde la época de Kurosawa no tenía un cine reconocido. Lazos de Guerra es probablemente el mejor film hecho jamás sobre la guerra de Corea. Lógicamente tenían que ser los propios coreanos quienes efectuaran un film de este calibre.

Una historia entre hermanos que define perfectamente lo que son las guerras civiles. Dos surcoreanos obligados a alistarse en el ejército durante la Guerra de Corea (1950-53) y los devenires que traerá consigo cada decisión que tomen. El hermano mayor, que había prometido proteger al pequeño verá como la guerra, nada piadosa, les cambiará la vida.

Beasts of No Nation

7º Beasts of No Nation (2015)

La productoria Netflix aún no ha cogido el punto a sus films, muchos de los cuales no tienen la calidad suficiente para ser reconocidos. Sin embargo Cary Joji Fukunaga rompió los moldes con este film ambientado en África. El territorio africano no ha tenido películas de prestigio que recuerden lo que está sucediendo allí.

Sin embargo, Beast of No Nation da en el clavo. Sujetado por un sensacional Idris Elba, y con el gran descubrimiento de Abraham Attah, esta película no tiene piedad de nadie, como no lo tiene ninguna de las guerras, y mucho menos las africanas, donde se asaltan aldeas y los niños son obligados a combatir. Esta denuncia merecía mejor reconocimiento, pero la escasa tirada -al no ser un film estrenado en cines- le relegó hasta el punto de que Elba, ganador del Premio del Sindicato de Actores al Mejor Secundario no entró ni siquiera en la lista de nominados al Oscar, premio al que merecía, cuanto menos, haber aspirado.

6º BlackHawk Derribado

Otro film ambientado en África, concretamente en Somalia, pero con una ligera diferencia con respecto al anterior: en este film está presente el ejército norteamericano, facilitando que un proyecto así saliera adelante, a pesar de que es un homenaje a las 19 víctimas norteamericanas -por las casi 1000 somalíes-.

El punto fuerte de esta película para nada antibélica está en la recreación de Mogadiscio y de las batallas. Apenas habían pasado tres años de Salvar al Soldado Ryan pero Ridley Scott no dio tregua al espectador en ningún momento. Una vez comienza la batalla un sensacional montaje nos cuenta los hechos acontecidos y como sufrieron los soldados allí presentes en una historia, sobretodo, de compañerismo, que aunque estaba rodada antes del 11-S, se estrenaría posteriormente, dejando un mensaje claro. Ganaría 2 Oscars y lograría la nominación a Mejor Director para Scott.

Malditos Bastardos

5º Malditos Bastardos

Todo film de Quentin Tarantino es un proyecto esperado. Desde antes de rodar Kill Bill el cineasta había declaro su interés en hacer una película sobre la II Guerra Mundial. Costó lo suyo y el proyecto tardaría en llegar, pero Malditos Bastardos mereció la pena. Devolvería a su director al primer plano de los premios, con nominación a film, director y guión en los Oscars.

Eso sí, su único premio sería para Christoph Waltz, todo un descubrimiento que logró en Cannes el galardón a la mejor interpretación antes de hacer una carrera perfecta y alzarse con el Oscar de Mejor Secundario. A pesar de ser una de hazañas bélicas con el toque Tarantino, y no ser fiel en ningún momento a los acontecimientos históricos -ni pretendía serlo-, Malditos Bastardos es un notable ejercicio donde la banda sonora de Ennio Morricone -no original, hecha con partituras de otros films- la asemeja más a un western que al cine bélico.

4º El Hundimiento

Su director, Oliver Hirschbiegel se había dado a conocer tres años antes con el interesante thriller El Experimento cuando decidió hacer una obra sobre los días finales de la Alemania Nazi. Con numerosas caras conocidas del cine alemán en papeles importantes, y con el sensacional Bruno Ganz realizando el papel de Hitler, la película obtendría nominación al Oscar de Mejor Película de Habla No Inglesa.

Se trata de un excelente film, de lo mejor que ha dado el cine alemán en el género -junto a El Puente, Das Boot o Stalingrado-. Acongoja la frialdad con la que se ruedan las secuencias dentro del búnker de la muerte, donde los ahí presentes acababan con las vidas de sus familiares sin ningún tipo de vergüenza. La guerra estaba perdida pero fuera, los soldados aún combatían. Y dentro del búnker, Hitler aún se resistía a creer que su gran proyecto para la raza aria llegaba a su fin.

3º Cartas desde Iwo Jima (2006)

El dueto de films que rodó sobre Iwo Jima el sensacional actor y director Clint Eastwood, tuvo en Cartas desde Iwo Jima su punto álgido. Si el primer film, realizado desde el punto de vista norteamericano, ya era de carácter notable, en este directamente logró el sobresaliente. Por la belleza de algunas imágenes, su fotografía, y la crudeza con la que representó la contienda y al bando japonés, protagonista del film.

Abandonados a su suerte, con la guerra languideciendo, Japón no se rendía y su ejército, orgulloso como pocos, fiel como ninguno, siguió combatiendo por su país y su familia. En esta tesitura está la belleza de una película donde sus protagonistas van cavando poco a poco su fosa, perdiendo la esperanza, pero no por ello renunciando a ser lo que eran. Eastwood había dado un clásico del género con todas las letras.

Dunkerque Película

2º Dunkerque (2017)

Christopher Nolan entra pisando fuerte. Con la brisa marina aún reciente, con la arena de Dunkerque saltando por los aires, quizás no haya realizado la secuencia más sensacional de esa localidad francesa en el cine -el plano secuencia de Expiación merece una matrícula de honor- pero sí realiza un film redondo donde un montaje eléctrico nos sumerge de fondo en la desgracia de la guerra.

La fotografía y la banda sonora no quedan atrás del gran montaje. Y mucho menos la mano de su director para realizar otro clásico del cine bélico desde ya mismo. Para los premios aún tocará esperar qué depara el futuro. Pero por lo pronto, Nolan ha logrado una gran nota en su primera incursión en el cine bélico, con un film donde el suspense, la tensión y la agonía van de la mano para hacer pasar un mal trago a los espectadores.

1º Enemigo a las Puertas (2001)

Su condición de film europeo, con una batalla entre soviéticos y alemanes, la hizo no ser reconocida lo suficiente en Estados Unidos, y su condición de film de gran presupuesto (el más caro de la historia de un film europeo por entonces) dejó la sensación en Europa de que era un film americano. Las críticas fueron positivas, pero ninguna sobresaliente. Sin embargo el tiempo la dejará en su sitio como demuestra que más de 75,000 usuarios de Filmaffinity la hayan votado -no mucho cine bélico supera esas cifras- y le otorguen una nota de 7,6.

Todo eso, repito, para un film que parece olvidado por la crítica y la prensa por completo. Pero Jean Jacques AnnaudEl Nombre de la Rosa– realiza una dirección impecable. La dirección artística y los decorados nos trasladan de lleno a Stalingrado, a una ciudad en ruinas donde no te puedes fiar de nadie. Y en medio de todo ello un duelo, como los lejanos westerns de Sergio Leone. Jude Law y Ed Harris -soberbio y brillante papel como oficial nazi- nos deleitan con una película llena de tensión y suspense, un juego del gato y el ratón entre dos francotiradores en medio de una de las batallas más grandes y sangrientas de la historia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *